octubre 2, 2013 By

60-40, mujeres al poder

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Max Vite G.

Parece que después de 60 años la mujer vuelve a despertar y mira hacia otro de sus derechos humanos: la igualdad de género.

La sana aspiración de las féminas se sustenta en sus deseos de ir a la par que su contraparte: el hombre. No quiere ser plato de segunda mesa, como dicen incluso las mismas mujeres, pero si anhelan tener las mismas oportunidades para desarrollarse en el ámbito político, económico y social.

En entrevista con Huellas de México, la senadora Rosa Adriana Díaz considera que 2013 es un año histórico, un tanto por la conmemoración del 60 aniversario del voto femenino en México y, por otro, que se plasme en la Constitución la igualdad de género en el ámbito político.

“Hoy en día tenemos la oportunidad en el Senado de la República de redoblar esfuerzos para que exista plena equidad entre géneros, queremos plasmarla específicamente en la Constitución, que se dé en las Cámaras de Diputados como de Senadores, después bajarlo a los Congresos locales, que también puede haber equidad entre 60 y 40 por ciento en su conformación de géneros”, afirma la integrante de las comisiones de Igualdad de Género, de Derechos Humanos y de Desarrollo Social.

Legisladora por Yucatán, Díaz Lizama habla de la participación de la mujer en su estado al lograr el voto femenino hace seis décadas, pero también pone el dedo en la llaga: en el plano nacional no podemos decir que existe equidad, estamos distantes de esta palabra y significado.

Amena, con el acento del sureste mexicano, la también integrante de Promoción Política de la Mujer (PPM) panista no ve difícil su objetivo, pues a pesar de que la cultura es difícil, “creo que la equidad se construye con la participación nuestra, pero sobre todo con la decisión. Porque podemos seguir en casa y podemos trabajar y ahí es donde vamos ocupando espacios, ahí es donde vamos exigiendo nuestros derechos, que es la parte fundamental para que exista equidad de género; tenemos que exigir derechos, lo puede hacer tanto la ama de casa como la senadora, o podría ser en un caso la Presidenta de la República cuando se dé en nuestro país”.

 

Cargos públicos

Seguidora incansable de otras tantas mujeres, nuestra entrevistada no habla de logros pasados, pero esta consciente que han perdido terreno como mujeres, por lo cual aclara: “Plasmar en la ley que haya equidad entre géneros en los espacios públicos, ya no solamente en los partidos políticos, en las candidaturas, es mi mayor reto y si lo logramos vamos a hacer historia. Precisamente será la equidad de género en los cargos públicos”.

Y saca a colación un punto importante: Los dos gobiernos que le han dado impulso al tema de mujeres son los de Vicente Fox y Felipe Calderón. Con el primero se crea el Instituto Nacional de las Mujeres, el cual no existía, y a raíz de ello los estados lo han replicado y actualmente existen el Instituto de las Mujeres en los estados, pero también los Centros de Atención contra la Violencia. Con Calderón se le dio seguimiento a este trabajo y se demostró al contar con mujeres en varias secretarías de Estado, así como delegadas y funcionarias de primer nivel en el gobierno.”

Es entonces cuando recuerda el susto que les dio Enrique Peña al pretender incorporar Inmujeres a Sedesol. “Ahí creímos que se iba a perder el fin último de esta dependencia y logramos que no fuera así, agradezco por un lado la visión del gobierno que no haya acabado con el Inmujeres, pero creo que le falta al gobierno federal tener a su lado a más mujeres.

 

Buscamos equidad

Y si hace 60 años se empezó a escuchar a las mujeres, hoy no quieren ser relegadas y acalladas, tampoco toleran una actitud prepotente, a lo cual insiste: “Hemos logrado avances en temas de mujeres, pero buscando siempre la equidad. Aquí no se trata sólo de hablar de protección a la mujer, sino de proteger al hombre y a la mujer. Una de las grandes reformas que tuve la oportunidad de aprobar en Cámara de Diputados fue el artículo primero Constitucional, donde las garantías individuales ahora sí se hacen respetar y fue una gran reforma en derechos humanos que hoy en día no sólo beneficia al hombre, sino también a la mujer”.

“Falta mucho, la igualdad de género no garantiza la igualdad social, lo que va a hacer es que las decisiones no van a estar en manos del 80 por ciento de los hombres, las decisiones van a estar tomadas con dos visiones: una con la visión protectora de la familia, el de la mujer, y otra con esa firmeza que caracteriza al hombre y que se caracteriza por proteger a la familia en lo material y económico.

 

Tema de reflexión

Por último, la legisladora por Yucatán señala que desde hace meses trabajan para conmemorar tan importante fecha y comenta que tienen en agenda la elaboración de un busto, así como premiaciones a las mujeres relevantes, la edición de un libro de legisladoras, donde se cuente la historia de cada una de ellas hasta llegar a la actual legislatura.

Por parte de las legisladoras del PAN también estamos organizando una serie de eventos a nivel nacional, donde vamos a estar en cada estado, más que conmemorando, reflexionando junto con nuestras mujeres panistas del país y lo que nos toca vivir en esta época.

 


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *