Matrimonios infantiles forzados en India

niñas%20casadas2
ComparteShare on Facebook2Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Muchas niñas menores de edad fueron supuestamente casadas por sus familiares en el municipio de Chittorgarh, Rajastán (India), informa India Today. Los acontecimientos tuvieron lugar a pesar de la Ley de prohibición del matrimonio infantil de 2006, según la cual el matrimonio infantil es ilegal en el país. ‘Mirror” precisa que seis bodas con menores formaron parte de un evento de casamientos masivos con motivo de la celebración del Akshaya Tritiya, un festival hindú conocido por ser auspicioso para los matrimonios de niños en las zonas rurales de la India.

Un video grabado en la boda se puede observar cómo las niñas, guiadas por mayores y con vestidos de novia, se ven obligadas a casarse a pesar de las lágrimas. Dos de las menores, de unos cinco y diez años respectivamente, lloran, pero los adultos las fuerzan a llevar a cabo un ritual hindú de matrimonio, realizando siete vueltas alrededor del fuego.

Autoridades locales piensan luchar contra este fenómeno ilegal. El juez del municipio Ved Prakash afirmó: “Cuando nos enteramos de estos hechos enviamos equipos para buscar a los culpables […] Una vez que sean capturados, los matrimonios de sus hijos serán anulados y el tribunal impondrá medidas estrictas contra ellos”. Según el juez, muchas personas de la región no reportan sobre este tipo de hechos a la policía por miedo a la presión social.

India es el país del mundo con el mayor número de niñas casadas, a pesar de que el matrimonio infantil es técnicamente ilegal. Según datos de Unicef, un tercio de las niñas en todo el mundo que fueron casadas antes de cumplir los 18 años, reside en este país. Según la organización, el matrimonio infantil es una violación a los derechos del niño y resulta en un impacto negativo en el crecimiento de los menores.

ComparteShare on Facebook2Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Written By José Santos Navarro Monroy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *