AMLO, igual que Peña Nieto, calla ante atentado a Maduro

Foto: Xinhua
ComparteShare on Facebook2Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

5 de agosto 2018.- Ni la Secretaría de Relaciones Exteriores, ni el poder ejecutivo del gobierno de México, han emitido comentario alguno ante el atentado que sufrió el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, lo cual ha causado cierta controversia, y coincide también con la aparente tendencia del próximo gobierno encabezado por López Obrador, quien, junto con su virtual canciller electo, Marcelo Ebrard, se han inclinado por permanecer en el mismo sentido.

Países del mundo como Rusia, Cuba, Turquía, Ecuador, Irán, Bolivia, entre otros, han expresado su condena por el ataque a Maduro, y no solo cercanos a su gobierno, también países más neutrales y demócratas como Uruguay, condenaron de forma tajante los hechos, aunque también hay muchos países del continente que han permanecido en silencio, sin aplaudir, ni condenar los hechos.

Ni Videgaray, ni Ebrard han emitido comentario al respecto, a pesar de que otros políticos, periodistas e intelectuales mexicanos, sí han expresado de manera amplia un enérgico rechazo al intento de magnicidio.

En contraparte, causaron controversia posturas como la de ex primera dama y ex candidata al gobierno de México, Margarita Zavala, quien realizó nuevas críticas al gobierno de Maduro, lo que provocó la condena de analistas como Alfredo Jalife, quien la acusó de estar violando el principio de no intervención.

El silencio … ¿cómplice?

“¿Por qué guardan silencio esos demócratas que no condenan el intento de magnicidio contra Nicolás Maduro?”, se cuestionaba la “Rayuela” de este domingo en La Jornada; y es que a pesar de que en torno a la democracia y la civilidad pareciera haber un compromiso inalienable, de forma un tanto extraña, esta parece no importar, cuando se trata de un político con planteamientos adversos a los propios, lo que pudiera representar también un peligroso mensaje.

Que en América Latina no se tenga de forma tajante la condena a un intento de homicidio a un jefe de estado, describe mucho de la fragmentación política que está llegando a niveles extremos, y que también refleja claras tendencias de sumisión a occidente.

Y aunque el virtual gobierno electo de México, ya había adelantado que implementaría una política de no intervencionismo, su silencio ante este tipo de actos, también comienza a reflejar una tendencia similar a la misma que viene encabezando Enrique Peña Nieto y compañía, pues no se trata de una cuestión meramente interna de Venezuela, sino un intento de homicidio contra un jefe de estado, algo que al parecer, ya no es suficiente para emitir una condena.

Es cierto que aún no está el equipo de Obrador en funciones, pero también es cierto que esto no es impedimento para expresarse en contra de actos que disparan contra la democracia latinoamericana, y que no son cosa menor; otras figuras de la política, como el ex presidente de Ecuador, Rafael Correa, sin cargo alguno, han expresado también una postura al respecto, algo de lo cual aún carece el próximo gobierno de México.

 

Raúl Flores Durán. Huellas.mx

(Visited 1 times, 1 visits today)
ComparteShare on Facebook2Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Written By Raúl Flores Durán