Explosión Electoral

Por José Santos Navarro

Una nueva y mortal explosión de pirotécnica en Tultepec, estado de México, lo marcan como un estado polvorín electoral, pero, se oyen voces que predicen que la peor explosión será el próximo domingo 1 de julio, cuando truene el PRI en la elección presidencial, entonces, el gobernador Alfredo del Mazo sabrá que está damnificado, que se quedará huérfano de poder y de cobijo, cuando este domingo entregue malas cuantas a sus creadores.

Ahora fue en barrio La Saucera, otra vez Tultepec, donde estalló un taller de pirotecnia y murió un artesano. En lo que va del año suman 13 muertos y 20 lesionados. Las explosiones tienen rostro, los muertos y heridos nombre y apellido y, en el lugar predomina el olor a corrupción. La tarjeta rosa no alcanza para darle crédito al voto y las condolencias oficiales ya no ayudan en nada.

En este municipio de muerte los fabricantes de cohetes, palomas, varitas, chinampinas, toritos, volcanes… tienen permisos del gobierno mexiquense y el Ejército Mexicano otorga licencias a artesanos pirotécnicos para trabajar con pólvora y otros productos químicos explosivos, nadie ve que en medio de esa presunta legalidad hay infinidad de talleres y almacenes clandestinos, donde, incluso, hay pirotecnia china –de contrabando- que nadie ve por donde llega, pero que todos, la oyen tronar.

Por lo pronto, ya se anuncia otra gran explosión en el estado de México, pero ahora en las urnas electorales. La mecha es corta y está prendida en los 125 municipios mexiquenses, donde, los números que no mienten y la corrupción que florece en manos de los caciques de siempre, todo indica que el gobernador Alfredo del Mazo será la única víctima de este estallido electoral.

De hecho su triunfo electoral fue muy cuestionado, hubo dudas, no fue claro y la diferencia con el segundo lugar, con la maestra Delfina Gómez –de Morena-, fue mínima, tanto, que en el ambiente social quedó flotando el aroma de fraude electoral. Pero, en esta elección presidencial, Del Mazo sabrá que los principales municipios, los más poblados, los de mayor poder económico e industrial, no están con él.

Como siempre, es el tiempo y la razón, quienes ponen las cosas en su lugar. Del Mazo quedará huérfano políticamente hablando. No tendrá apoyo del nuevo gobierno que llegue y, tendrá que pagar muchas facturas pendientes.

Written By José Santos Navarro Monroy