De mujer a mujer, Barrales ganó

JOSE SANTOS NAVARRO.

Precisa, clara y contundente, con más idea de gobierno, Alejandra Barrales se mostró superior a su adversaria a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum; demostró tener oficio político para gobernar esta gran capital, a la cual, dijo habrá de devolverle la seguridad y garantizar el estado de Derecho: “He entregado buenas cuentas en todos los lugares donde he trabajado”, enfatizó.

Entre ella y yo, hay una gran diferencia, dijo Barrales. Yo he aprendido a servir y ella, solo a obedecer.

Ante los ataques de sus adversarios, Barrales demostró temple y tener tablas en la política; es guerrera y tiene los pantalones bien puestos, pero sobre todo mano firme y dura para dar el manotazo justo en la mesa cuando tenga que cumplir su promesa de mejorar la seguridad, combatir el narco y hacer realidad su visión metropolitana bajo una nueva relación entre ciudadanos y gobierno.

La ex presidenta del PRD, dejó en claro que no tiene nada que esconder, que tiene sus cuentas personales muy claras, ante notario público certificado y en su presentación de la 3 de 3, en donde demuestra que sus gastos van acorde con sus ingresos. Negó ser “líder del cartel inmobiliario como la llamó el candidato del PRI, Mikel Arriola.

Alejandra Barrales, sostuvo que las delegaciones que hoy gobierna Morena abrieron la puerta al narcotráfico: Tlalpan, Cuauhtémoc, Tláhuac, Xochimilco y Atzacoptzalco, por lo que dijo tener un programa de cero impunidad, mejorar la policía, combatir el narco y crear un sistema de monitoreo de transporte público, para que haya seguridad en el transporte, en las calles y en todos los rincones de la ciudad de México.

Echó en cara la responsabilidad que tuvo Claudia Sheinbaum, en la tragedia del colegio Rébsamen e Ibero en el pasado terremoto del 19 de septiembre de 2017, cuando en la delegación de Tlalpan había reportes de ciertas irregularidades en ambas construcciones y actuó de manera irresponsable y corrupta, además “de que en esta contienda la mandó su jefe como parte de su proyecto personal”, insistió.

La candidata a la Ciudad de México por el Frente Por México (PRD-PAN-MC) pidió a los ciudadanos que revisen el comportamiento de Claudia Sheinbaum, mientras que ella sostuvo estar dispuesta a “morirse en la raya” para gobernar esta gran ciudad.

Margarita ¿la independiente?

José Santos Navarro

Segura de que en Los Pinos toca turno a las mujeres, Margarita Zavala, con dos pesadas cruces a la espalda, comenzó su viacrucis electoral e independiente. Deja las filas del PAN, partido que –durante 12 años- tuvo en sus manos el auténtico cambio de este país y no lo hicieron.

Con la transición fallida, con esas dos cruces en cada uno de sus hombros, la esposa del ex presidente Felipe Calderón renuncia al partido, cuya única misión era quitar al PRI del poder y acabar con la corrupción. Lo quitaron sí, pero imitió sus malas mañas. El PAN fue más de lo mismo: corrupción, pobreza, desempleo, inseguridad, impunidad, narco, desigualdad.

Margarita independiente. Nunca será una mujer política independiente porque viene de un partido político envenenado de dos sexenios inútiles; hoy dividido, pulverizado, fracturado por la ambición de poder y de dinero. Ella quiere, busca, convertirse en la primera mujer presidenta de México, pero le ganaron los sismos del 7 y 19 de septiembre, nuevas tragedias que despertaron y unieron a los mexicanos. Hoy, los sepultados, los que están abajo y nadie los va a rescatar y nadie les dará la mano son los partidos políticos.

Margarita ya fue primera Dama de México y no hizo nada. No destacó en nada. Nunca dijo nada. No se distinguió, fue una más de esas primeras damas acartonadas que se toman la foto con los niños del DIF, acompañante de su esposo Felipe Calderón en giras internacionales. Ama de casa. No hay un solo hecho notable que la haya distinguido o hermanado con el pueblo.

Hoy quiere el poder no para cambiar a México, sino para asegurar y consolidar los beneficios y logros personales y de grupo que obtuvieron ella, su esposo, sus familiares y los amigos del poder panista en su tiempo.

Perdieron el país por ineptos y corruptos. Perdieron el control de su partido, el PAN y, hoy, seguramente, perderán la calma si en esta aventura electoral llega a Los Pinos alguien que no sea amigo.  Margarita, la independiente que depende de su esposo, el ex presidente Felipe Calderón, será noticia y sopa de todos los días durante los próximos meses. Se le augura fracaso, pues no tiene pueblo que la siga.

Hamburguesa  vs torta

Por José Santos Navarro

En una auténtica guerra de palabras cayó la nueva relación México-Estados Unidos. Donald Trump, próximo presidente de Estados Unidos, insistió en la construcción “¡Ya!” del muro -no de una valla- y, además, refrendó su intención de que los mexicanos de una u otra forma lo van a pagar. Ante la insistente amenaza, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, aceptó ponerse los guantes y subir al ring y desde ahí mostrar su mejor guardia: “No lo pagaremos y defenderemos los intereses de México y a los mexicanos en EU”, sentenció ante embajadores y cónsules nacionales.

Cuando apenas los mexicanos salían de una de las peores semanas negras de la historia económica -el gasolinazo-, el presidente electo del país vecino del norte citó a su primera conferencia de prensa como presidente electo, ahí mostró su auténtico rostro, intolerante y vanidoso como el dinero. Enseñó su largo colmillo de empresario, pero también demostró ser un pobre político, quien tiene en mente convertir a la Unión Americana no en una gran nación, sino en una gran empresa, con mayores inversiones y generadora de empleos, pero no para migrantes, mojados o indocumentados.

El miércoles 11 de enero de 2017, Donald Trump dio su primera conferencia de prensa como presidente electo. El ambiente era tenso, principalmente por su actitud en contra de medios de noticias latinos o de todos aquellos que no están con él, que no piensan como él o no se subordinan a él. De manera grosera y prepotente negó la palabra a los medios que no son afines a sus intereses o que en la campaña presidencial no creyeron en él. Con su inequívoco rostro de indolencia, señalaba con su índice, quien podía hacerle preguntas e ignoraba a los periodistas de medios no amigos.

Pronto demostró que la relación México-EU no será nada tersa, ni de amigos ni de socios ni de vecinos. Con su mirada de lumbre y voz de azufre, el magnate sostuvo que México se ha aprovechado de Estados Unidos y advirtió que no esperará a terminar negociaciones con el gobierno mexicano, sino que de inmediato comenzará la construcción de muro entre ambos países y que el costo de éste, de alguna forma, lo pagará o reembolsará el gobierno de México.

“No quiero esperar un año. México en muchas maneras nos va a reembolsar el costo de ese muro, eso va a ocurrir mediante un pago o un impuesto, pero va a suceder”, dijo con su innegable tono sarcástico y color de advertencia. Sin cambiar su actitud, confió que “México se va a portar muy bien”. Luego, de dientes para fuera, dijo que “respeta y ama al pueblo de México”, pero insistió que éste se ha aprovechado de Estados Unidos, lamentando que gobiernos anteriores de su país lo hayan permitido.

Donald Trump fue más a fondo, cuando también advirtió que cobrará altos impuestos a las empresas que muden sus fábricas a México, debido a que existen 96 millones de estadounidenses sin empleo y ellos tendrán prioridad en estas fábricas, precisó. “Si usted quiere mudar su fábrica y quiere construirla en México y va hacer sus vehículos y aires acondicionados en México y van a intentar cruzar la frontera, “usted va a pagar un impuesto muy alto de aduanas”, así de clarito, lo dijo y para alimentar su ego apuntó: “Como presidente de Estados Unidos seré el mayor productor de empleos que Dios creó”.

 

Dinero y política

 

Ante las claras, contundentes y hasta bélicas declaraciones de Donald Trump, el presidente de México reiteró en torno a la construcción del muro: “Por supuesto, México no pagará el muro”, declaró durante una reunión con el cuerpo de embajadores y cancilleres mexicanos, quienes se reunieron en Palacio Nacional, donde sin duda se planeó la estrategia a seguir a partir del día 20 de enero de 2017, cuando Donald Trump asuma la presidencia.

Ante el tono de amenaza y chantaje que utilizó Trump para sostener que México pagará el muro de una u otra forma. El Ejecutivo mexicano sostuvo que la soberanía, el interés nacional y la protección a los mexicanos “no es negociable”.

Aseguró que cualquier negociación deberá ser corresponsable, principalmente para detener el tráfico ilegal de armas y dinero que llega a grupos criminales, además que es con tecnología como se puede mantener un mejor control en la frontera de ambas naciones.

“Impulsaremos una negociación abierta y completa. Todos los temas que definen nuestra relación bilateral están sobre la mesa, incluyendo seguridad, migración y comercio, en ningún momento aceptaremos nada en contra de la dignidad de nuestro país, ni de la dignidad como mexicanos”. Su postura fue aplaudida por los cancilleres.

En el histórico salón de la Tesorería, en Palacio Nacional, Peña Nieto dio respuesta a la postura y actitud de quien será presidente del vecino país del norte: “Es evidente que tenemos algunas diferencias con el próximo gobierno de Estados Unidos, pero no son negociables los principios básicos, como nuestra soberanía, el interés nacional y la protección a nuestros connacionales”. Respecto al tema del muro, sentenció: “Por supuesto que México no lo pagará”.

Finalmente, sostuvo que su gobierno va a defender las inversiones nacionales y extranjeras, y subrayó: “Vamos a asegurarnos de que México siga siendo un destino confiable y atractivo para la inversión” y rechazó cualquier intento de influir en las decisiones de inversión de las empresas con base en el miedo o la amenaza.

Mientras se mantuvo esta guerra de palabras, de dimes y diretes, en lo que ya de por sí se construye desde ahora un auténtico muro de palabras entre ambas naciones, el peso mexicano se vio muy afectado. El tipo de cambio llegó el 11 de enero a su histórico máximo de 22 pesos por dólar. El 20 de enero, fecha en que tome posesión Donald Trump como el presidente número 45 de Estados Unidos, sin duda que el Muro volverá a ser parte del discurso, sin duda será un futuro atrapado entre el dinero y la política.

La mentada más cara del mundo

Por José Santos Navarro

Con la vara que midas serás medido… Como peleoneros de barrio y en pandilla los senadores del PRD declararon la guerra al país más poderoso del mundo; salieron a golpear con gran entusiasmo y enorme palo una piñata con la figura del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump a quien saludaron con una mentada de madre y el grito de “¡Eeeeeeeeh! ¡Puuuuuto!”.

Y, como también se dice en el barrio: “El que se lleva se aguanta”. Ya antes se habían declarado expertos en ofender y ridiculizar la imagen presidencial en México, desde que el diputado perredista Marco Rascón se colocó en la cabeza una máscara de hule, de puerco, reclamando al presidente Ernesto Zedillo la difícil situación económica y el conflicto armado en Chiapas, al inicio de su gobierno. O sea, también se lo zumbaron a palos.

Pero una cosa es “pegar” e insultar a un paisano y, otra muy diferente es que políticos mexicanos de un partido político como lo es el PRD, que ve la paja en el ojo ajeno pero no la viga en el propio, coja un palo y salga al patio a romper una piñata con la figura de quien en breves días será presidente del país del norte. Uno de los más ricos y poderosos del mundo.

PRD-TRUMP (1)

La respuesta del empresario y presidente de Estados Unidos no será igual, sino peor; no sólo nos cojera a palos, sino que nos mentará la madre cuantas veces quiera y nos dirá “¡Eeeeeeeeea! ¡Puuuuutos! Los empresarios gringos, envenenados por el dinero y borrachos de poder, suelen ser catastróficos y, no sólo nos verán como una piñata, sino como un país, débil; un vecino corrupto que tiene precio; y una clase política dividida y broncuda; y a quienes sabe por dónde se les pueden pisar los callos.

¿Será la mentada de madre más cara del mundo? Todo parece indicar que sí. Incluso, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, no sabe qué hacer: si pedir disculpas, dar alguna explicación, lavarse las manos o, quizá también se meta al baño de la residencia oficial de Los Pinos y desde ahí, a todo pulmón también le miente la madre a Trump y remate con el ya clásico: “¡Eeeeeeeeeeh! ¡Puuuuuuto! Y, si su equipo lo cree conveniente, quizá salga algún comunicado de prensa explicando esta ofensa para que el temido Donald Trump sepa lo que los mexicanos pensamos de él y lo mucho que lo detestamos.

Lo real, es que no será así. Si ya de por sí la deuda externa anda por los cielos, seguramente, los intereses que habremos de pagar los mexicanos por esa mentada de madre –cuando menos la del PRD-, serán muy, pero muy caros, incluso, quizá hasta el muro –quien quite- y nos salga más barato. En fin, como decía Juan Gabriel (q.e.p.d.): “Pero qué necesidad, para qué tanto problema…”.   Todo por el espíritu navideño de los perredistas… Pero, también cabe pensar que cómo los mexicanos nos burlábamos de Trump al compararlo con Paquita La del Barrio, seguramente, el ya próximo presidente de los Estados Unidos nos cante esa otra de: “Me saludas a la tuya…”.

 

Alebrijes invaden Centro Histórico

Por José Santos Navarro

Con un veneno sano de alegres colores los alebrijes invadieron el
Centro Histórico de la ciudad de México. Allí estaban todos, eran poco más de 200 y daban una tranquilidad espantosa con sus ojos de diabólico alborozo, sus garras, colmillos y sus formas temerosas
pero amigas-, daban más confianza que un político en tribuna.

Ante el asombro de miles de personas, los modernos Quetzalcóatl,
Netzahualcóyotl y Tláloc, no sólo anunciaban con sus polvos de
arcoíris prehispánicos la llegada de una nueva época, ni las lluvias; la presencia de estos seres venidos del mundo de la imaginación de los artesanos mexicanos, causaban asombro y fantasía, generaban arte y cultura de un pueblo que también se alimenta de los colores de la pobreza, desigualdad y las promesas.

Los alebrijes, monstruos amigos llegados de galaxias cercanas, de
mentes inventoras y creativas aterrizaron en el Zócalo ante la
conmoción y júbilo de miles de personas, de todas las edades, de
familias, de turistas nacionales y extranjeros, de desplazados,
desempleados, ilegales, de policías y granaderos quienes contenían e
ansía de sus garrotes, pero, aquí la orden era cuidar a los monstruos.

Ahí estaban todos, comenzaron a desfilar en quebrantado orden.

Los había enormes de más de cinco metros de altura, otros eran
pequeños, del tamaño de los humanos, otros de sueños medianos y
colores enteros parecían mirar a la gente con sus ojos saltones de
moscas gigantes; jaguares mitad felino, mitad dragón: El Gallo
Cocodrilo, serpientes rosas, enormes, largas que se enroscaban en el
aire y amenazaban con envenenar a la tristeza.

El asombro de los niños y la certificación de los viejos eran moneda de cambio. Los monstruos, los alebrijes seguían caminando rumbo a
Reforma y así llegaron hasta la fuente de la Diana Cazadora, ésta sí
real, hermosa con su carne de bronce señalando con su inexistente
flecha la ruta de los colores infinitos.

Leopardos con lengüetas de serpiente, monstruos alados con otro
desfile de colores sobre su piel de cartón, sobre su alma de papel:
figuras abortadas por manos artesanas, de mexicanos y mexicanas
que hacen y dan forma a los miedos y temores cotidianos que vive la
gente que a pesar de los muchos males que vive el país, sabe camina
con alegría, peregrinar en los santuarios de los colores y las formas de la fantasía, aunque luego vengan otros monstruos peores, los de todo los días: inseguridad, con sus mil cabezas; pobreza con su boca de hambre y ojos de espanto; corrupción con sus brazos de pulpo y
corbata blanca; impunidad, mitad Justicia, mitad conflicto de interés…

Los partidos políticos son otro tipo de alebrijes, también están llenos de colores, también son monstruosos, insaciables; tienen garras, pico, lengüetas, alas, pero, no son amigos de la gente, no son de cartón. En fin, los alebrijes de verdad, los que no hacen daño y llenan la vida de colores, están en exhibición desde este sábado 17 de octubre hasta el 1 de noviembre sobre ambas banquetas de paseo de la Reforma; la próxima semana se dará a conocer el nombre de los ganadores, mientras tanto, autoridades del gobierno capitalino informaron que éste será la catorceavo desfile, el cual, han disfrutado más de 18 millones de personas.

Nayeli, la Degolladora

Por José Santos Navarro

A la distancia, Nayeli se percató que había varios automóviles desconocidos con gente adentro, afuera de la casa de su abuela. Decidió rodear y entrar por la calle de atrás; pidió permiso a doña Amparito –su vecina- para subir a su azotea y brincar a su casa, dando como excusa haber perdido las llaves.

Amparito sabía de rumores, dudo, dijo que la escalera estaba rota, descompuesta y no podría subir…

Días antes, el 13 de septiembre inició lo que en cuatro días sería una sicosis colectiva en los barrios bajos del municipio de Chimalhuacán, una de las zonas más pobres y abandonadas al oriente del estado de México.

El pánico se apoderó de la población. De boca en boca se sabía en los barrios Curtidores, Ebanistas, Artesanos, Pescadores y Labradores de que una joven mujer, delgada, pelo largo, negro y lacio, ágil, atacaba a sus víctimas; las sorprendía por la espalda y, el ataque, con una navaja era directo a la yugular.

La noticia corrió como reguero de pólvora a nivel nacional. La noche del 13 de septiembre de este 2015. José Alberto Pichardo, de 36 años, hojalatero de oficio caminaba rumbo a su domicilio cuando en la oscuridad de la noche fue sorprendido por la espalda. En el forcejeó se percató que su agresora era una mujer joven quien lo hirió en el cuello con una navaja. Logró separarse y alejarse de su agresora, pero sangrando llegó a su domicilio donde fue auxiliado por sus familiares quienes lo trasladaron a un hospital donde logró salvar la vida.

El 15 de septiembre en las primeras horas de la madrugada, la asesina volvió al ataque y en esta ocasión la víctima fue Antonio Soto, de 43 años de edad, quien declaró que al caminar por una calle oscura rumbo a su trabajo, también fue sorprendido por la espalda. Coincidió en que su agresora era una mujer joven. Se defendió pero en la lucha recibió un navajazo que le provocó una herida en el cuello de casi 15 centímetros, pero, sin lograr afectar la yugular.

Al filo de las 19:00 horas del mismo 15 de septiembre la policía conoció que a bordo de un autobús de los llamados Chimecos, marcado con el número económico 059, una mujer de nombre Rosario Laureano, de 30 años de edad, fue agredida por la misma joven asesina de quien se dijo, era mujer, joven, ágil, vestía bien y usaba tenis.

Según testigos fue una acción sorpresiva y por la espalda, la asesina sorprendió a Rosario a quien la sujetó por el cuello y de inmediato le hizo tres heridas en la cara del lado derecho, al defenderse la víctima, sólo provocó la furia de su asesina quien dio el tajo certero en el cuello, en la pelea Rosario murió desangrada, en su afán de defensa casi pierde un dedo de su mano derecha. La joven asesina logró huir.

Mientras tanto a bordo del camión el chofer Carlos Alberto González Leónides, trató de auxiliar a la víctima; pidió el apoyo de la policía y en cuestión de minutos llegó la unidad 339 de la policía municipal, la cual escoltó el autobús hasta el hospital “90 Camas”, pero, desafortunadamente, Rosario había fallecido.

La misma noche del 15 de septiembre, cuando en todas las casas se celebra el Grito de Independencia, se conoció del cuarto ataque de la joven asesina, para entonces, ya en los barrios se hablaba de “La Degolladora”, para muchos, era sólo un mito, un distractor del gobierno, un invento de los medios de comunicación; para otros, una realidad, ¡Viva México! Era el grito esa noche, fiesta alcohol, cohetones, el cielo se iluminaba y en el ambiente había un olor a pólvora de infiernillos. Mientras, en algunas calles de Chimalhuacán corría sangre y reinaba la muerte.

Una nueva víctima de la Degolladora fue la señora Rosa María Jiménez Martínez, de 69 años de edad, cuando el 16 de septiembre al filo de las ocho de noche caminaba por otro de los barrios, cuando fue sorprendida por la asesina en serie, bajo el mismo patrón de ataque: por la espalda con nava en mano. Ambas mujeres forcejearon, cayeron al suelo, afortunadamente Rosa María pudo controlar a su agresora, quien de todos modos logró asestarle varias heridas, pero, ninguna de ellas grave. Llegó a su casa y contó lo ocurrido, de inmediato los vecinos se organizaron con silbatos y palos, con miedo, pero salieron a las calles a buscar a “La Degolladora” de Chimalhuacán, quien en sólo unas horas ya se había hecho famosa y ya preocupaba.

De todos estos ataques se comenzó a hablar de La Degolladora, el agente del ministerio público de Chimalhuacán y la policía sabían la verdad, que había una asesina serial en las calles. La voz de alerta llegó hasta Toluca, al gobernador Eruviel Ávila Villegas y al procurador mexiquense Alejandro Jaime Gómez Sánchez quienes comenzaron a poner manos en el asunto.

CONTRATACA LA ASESINA

El pánico ya era colectivo. El mismo día 16 de septiembre a la media noche se registró otro ataque de “La Degolladora”, donde ahora la víctima fue la señora Yolanda Beltrán, de 45 años de edad, quien gracias a dos oportunas transfusiones de sangre, logró salvar la vida, pero, la asesina serial, también logró huir.

Nayeli el día de su captura
Nayeli el día de su captura

El 17 de septiembre a plena luz del día Brenda Chantal Mondragón Martínez, de 17 años de edad, estudiante de preparatoria, caminaba por el tianguis ubicado en la calle Sindicalismo, en el barrio Curtidores acompañada de su hermana Evelyn Casandra, cuando Brenda fue sorprendida por “La Degolladora” quien le provocó una herida en el cuello, justo en la yugular. Grave fue trasladada a un hospital donde falleció.

Pese a ser un lugar público, nadie de los testigos hizo nada por detener a la asesina en serie que para entonces, ya se sabía que era despiadada y sedienta de sangre, por lo que, mejor la dejaron escapar.

OTRO ATAQUE MÁS

“La Degolladora” ya era famosa, ya tenía su leyenda en sólo unas horas, pues la asesina en serie estaba en boca de toda la población, la cual, al ver que la policía no actuaba, ni se le veía, decidieron organizarse y con silbatos y palos comenzaron a patrullar algunas calles. Incluso, fue necesario que el procurador mexiquense Alejandro Jaime Gómez Sánchez hiciera un llamado a la población para evitar caer en una acción de linchamiento por error, por lo que, pidió calma.

Pese a la cacería humana, “La Degolladora” atacó de nueva cuenta el 18 de septiembre a plena luz del día a la señora Luisa Soto, de 40 años. De esta agresión no hubo testigos en la calle. “La Degolladora” falló el golpe mortal y huyó. Pero, la presunta víctima herida solicitó ayuda de vecinos y el pánico para entonces ya era general por los cinco barrios bajos de Chimalhuacán, donde el miedo era una realidad y no percepción como decía la policía.

El 30 de septiembre -15 días después de los atentados- el procurador Gómez Sánchez reconoció que se tenía identificada a la presunta agresora de al menos siete personas, dos de las cuales habían perdido la vida-. Dijo que un hombre –quien fue pareja sentimental de la presunta asesina- declaró que él también fue atacado con una navaja tres meses antes y que, además, coincidía con la media filiación de la asesina, por lo que, decidió denunciarla y proporcionar información sobre de ella: Itzel Nayeli García Montaño era su nombre, adicta a los inhalantes y proporcionó una foto y direcciones en dónde podría estar oculta.

Ahora sí, con dos mujeres muertas y cinco víctimas más que sufrieron graves lesiones, la policía ministerial, estatal y municipal se pusieron a trabajar, a patrullar las calles y vigilar el domicilio de la asesina serial. El jueves 8 de octubre a las 10:30 horas de la mañana, Nayeli –como era conocida en el vecindario- próxima a llegar a la casa de su abuela, a la distancia observó varios automóviles desconocidos con gente adentro, decidió rodear y en la esquina de Mexica y Cehuán pidió permiso a doña Amparo para subir a su azotea y brincar a casa de su abuela porque no había nadie y no tenía llaves.

Doña Amparo que para entonces bien enterada estaba de las noticias, negó el paso, arguyendo que la escalera estaba rota. En esos momentos, salió uno de los hijos de doña Amparito y reconoció a Nayeli, la ligó de inmediato con la media filiación de La Degolladora, sin que ésta se diera cuenta, el joven habló a la policía. Por radio, sólo las patrullas que vigilaban ya el domicilio a donde podría llegar Nayeli, llegó pero la joven asesina intuyó algo y corrió, trato de huir pero fue aprehendida calles adelante en el barrio Cesteros donde terminó la breve pero sangrienta leyenda de La Degolladora. Nayeli está presa en el penal de Neza-Bordo, donde también, seguramente intentará cortarle el cuello al tiempo.

De Suprema, podría pasar a carpa la SCJN

Por José Santos Navarro
Ciudad de México, 12 de oct.- La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) podría dejar de ser Suprema para convertirse en “LaTremenda Corte” –de los amigos de Tres Patines- para los próximos 15 años, luego de que este 30 de noviembre concluyen sus cargos los ministros Olga Sánchez Cordero y Juan N. Silva Meza.

Pena, risa e indignación provocarían sus resoluciones si el máximo tribunal de justicia en México acepta y se contamina con la alcurnia política, pues fluye ya en el ambiente el veneno partidista; las víboras de cuello blanco y logotipo registrado en el INE andan sueltas y debajo de las piedras suenan los nombres del priísta Raúl Cervantes Andrade y el panista Germán Martínez Cázares.

Es evidente la jugada política. Los políticos saben que en los próximos años habrá decenas de denuncias, de casos difíciles donde estará inmiscuida la estirpe política, por ello, desde ahora, ante la coyuntura de que habrá dos vacantes en la SCJN, los políticos de los dos partidos que han gobernado el país en los últimos 15 años, saben que un próximo Presidente Independiente de México, podría traer muchos problemas judiciales.

Por ello es mejor comenzar a protegerse desde ahora y la estrategia es colocar gente amiga, a modo, abogados políticos comprometidos con el poder y no con el pueblo, con la corrupción y no con las leyes, con la impunidad y no con la justicia. La contaminación política en la SCJN es inminente, pero, la mejor y más eficaz vacuna para mantener su autonomía y el calificativo de SUPREMA la tienen los propios ministros quienes deben alzar la voz y enfrentarse de Poder a Poder a la clase política.

El reciente arribo del abogado panista Eduardo Medina Mora a la SCJN, fue el primer brote de salpullido partidista que manchó la piel del derecho y la justicia en México. La equidad quedó desbalanceada porque se dio preferencia a un político y no a un abogado especialista y experto en el amparo y el derecho constitucional. Medina Mora no es bien visto por los hombres y mujeres de toga y birrete, pero, fue aceptado.

Medina Mora aparece en la escena política mexicana en el gobierno panista de Vicente Fox, se desempeñó -del 2000 al 2005 como director del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) y, tras el accidente aéreo en el que perdió la vida el Secretario de Seguridad Pública, Ramón Martín Huerta, Medina Mora asume el cargo.

En el 2006 ya en el gobierno del panista Felipe Calderón, Medina Mora es nombrado procurador General de la República, cargo al que renuncia en septiembre de 2009. En este mismo año, es nombrado embajador de México en el Reino Unido, cargo que desempeña hasta enero de 2013; días después fue ratificado como embajador de México en Estados Unidos.

Posteriormente el 10 de marzo de 2015, aún como embajador fue ratificado por el Senado como Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Así se abrió la puerta de la SCJN a la clase política, la cual, ahora ve grandes posibilidades de inyectar y contaminar con otros dos soldados de la política a una de las pocas instituciones autónomas que aún quedan: la otra es la UNAM. Pero, como decían las abuelitas: “Esa es otra historia”.

Largo túnel de sucesiones

Por José Santos Navarro

Tras la fuga de Joaquín El Chapo Guzmán, el país cae en otro largo túnel de sucesiones, de fugas, de cambios hacia el futuro. Las dirigencias nacionales del PRI, PAN, PRD, la rectoría de la UNAM y hasta la selección Mexicana de futbol busca nuevo líder.

Por lo pronto el partido tricolor tomó la delantera en estos escabrosos tiempos políticos que quedaron marcados en la pasada elección federal del 7 de junio, donde por primera vez en la historia de México, un candidato independiente –Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco- ganó una gubernatura: Nuevo León.

Por ello los priístas se pusieron manos a la obra para el 2018 y, por lo pronto, ya tiene un buen gallo con largos espolones. Manlio Fabio Beltrones Rivera, será el próximo líder nacional del PRI y, desde esa trinchera no sólo podrá catapultar al partido, sino que también sus aspiraciones presidenciales.

Aunque se cumplieron los tiempos políticos, la convocatoria, la inscripción y decisión, todo México sabe que el experimentado político sonorense –quien se hizo a un lado en 2012 para que Peña Nieto fuera candidato del PRI-, tiene muchas probabilidades de ser el próximo candidato, sólo que antes, debe ganar 14 elecciones gubernamentales en los próximos dos años.

El diputado Beltrones anunció que el próximo viernes 14 de agosto solicitará licencia en el Congreso para dedicarse en tiempo y alma a consolidar el nombramiento de presidente del PRI, llevando como compañera de fórmula a la mexiquense Carolina Monroy del Mazo.

Respecto al relevo en la presidencia nacional del PAN, también la suerte está echada. Los signos azules del zodiaco político indican que será Ricardo Anaya, joven con muchas tablas pero carente de colmillo político y, cuyo único adversario Javier Corral, parece que éste se quedará en el camino, pues la caballada está de lado de Anaya, alfil del actual dirigente nacional, Gustavo Madero.

Tan ocupados están los panistas en arreglar y limpiar la casa que ni siquiera tuvieron tiempo para responder a Manlio Fabio el golpe certero que tiró el sonorense en un evento con la CNOP, donde el próximo líder nacional del PRI, dijo que hay partidos que no se modernizan y no duran más de doce años en el gobierno, mientras que el PRI se mantuvo 80 años.

Por otra parte, totalmente fuera de su calendario político y sucesión de liderazgo, el PRD se metió solito al carnaval de la sucesión, luego de que su dirigente nacional Carlos Navarrete aventara la toalla para gritar fuerte y clarito sobre los grandes y graves riesgo que corre el apagado partido del Sol Azteca si éste no cambia. Los perredistas le tomaron la palabra y todo indica que habrá una jornada de maquillaje en el desvencijado partido negro amarillo.
En cambio la sucesión para elegir nuevo rector en la UNAM, está muy educadita, pero comienzan a correr fuertes vientos de hombres y mujeres que aspiran a dicho cargo. El actual rector, José Narro Robles, apuntó que hay que esperar los tiempos de sucesión, pero, reconoció que quienes tienen aspiraciones: que hablen.

Finalmente, no merece comentario mayor la selección nacional de futbol, llegue quien llegue, el problema está en que los futbolistas no saben meter goles, pese a los sueldazos que ganan por representar a un país donde la gran mayoría del pueblo está metido en el futbol y no en la política.