Duarte despierta gusto colectivo por su detención

Duarte dos
Espera la sociedad más detenciones de ex gobernadores acusados de enriquecimiento ilegítimo; siguen Borge, Duarte y Moreira
ComparteShare on Facebook4Tweet about this on Twitter1Share on Google+0Email this to someone

ENRIQUE SÁNCHEZ MÁRQUEZ

Solo, con su destino de convicto frente a sí, sin mayor protección, sin documentos oficiales que lo colocan como un indocumentado en territorio guatemalteco y sin los placeres de la cuantiosa riqueza que acumuló de manera ilegal durante su mandato, Javier Duarte de Ochoa, ex gobernador de Veracruz, fue esposado y detenido la noche del sábado en el vecino país del sur, sin que opusiera la menor resistencia.

En busca de una nueva identidad con la que se haría pasar como  “Alejandro” y Karime, su esposa como “Andrea”, el protagonista de un desfalco por más de 35 mil millones de pesos que podría ascender hasta los 60 mil millones de pesos, fue capturado cuando intentaba registrarse como huésped en el Hotel Rivera de Panajachel, departamento de Sololá, en Guatemala.

Sin el gesto chistoso con el que solía mostrarse en público durante su mandato, más delgado, con rostro serio, pero no demacrado, relajado y sin bajar la mirada que acusara su derrota, Duarte y su esposa, con un look distinto, cabello corto y también sin el glamour y elegancia de la que hacía gala, llegaron cuatro horas antes a una zona de la Ciudad Tecún Umán, donde pretendían conseguir nuevas identificaciones.

A ambos se le venían siguiendo pistas en Costa Rica, Belice, Chiapas y Guatemala, lugares donde, según las autoridades, se habría escondido el ex funcionario.

Con anterioridad, el 18 de noviembre, un joven con pasaportes falsos y con fotografías del ex gobernador prófugo y Karime Macías Tubilla fue detenido en el Aeropuerto Internacional de Tapachula, Chiapas. Y luego liberado.

Según las fuentes, la persona detenida dijo que los pasaportes apócrifos iban a ser entregados a Duarte y a su esposa.

En las imágenes recogidas por medios locales se ve al ex mandatario con un bigote y traje. Mientras que la foto de Macías Tubilla se le ve con el cabello corto.

En diciembre, una vez girada la ficha roja emitida por la Interpol, se especuló que Javier Duarte, a quien el PRI le retiró sus derechos partidistas, estaba en Costa Rica, pues el gobierno de ese país advirtió sin titubear que en caso que el ex gobernador prófugo fuera ubicado sería arrestado y extraditado.

Este sábado, en una intervención fuera de programación en Foro TV, el periodista Carlos Loret de Mola informó que, de acuerdo con información de inteligencia del gobierno federal, la supuesta visita de los tres hijos del ex gobernador habría llevado a las autoridades a descubrir el paradero de Duarte.

Javier Duarte, de 43 años, está acusado de delincuencia organizada y de operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Su persecución y posterior captura que abre la puerta para conocer más detalles de una historia de corrupción y desfalco en Veracruz causó regocijo en redes sociales, donde se insistía en la necesidad de aplicar un severo castigo al funcionario que se convirtió en el protagonista del mayor desfalco de la historia contemporánea.

 

Duarte y Yarrington, sospechosa coincidencia

Aunque también surgieron dudas de sospechosas coincidencias con la detención de Tomás Yarrington en una misma semana, ligando ambos casos al proceso electoral de junio próximo, donde el Partido Revolucionario Institucional (PRI), en una apretada contienda pretende adjudicarse el triunfo con su candidato a la gubernatura del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza.

“Ojalá y sea también el anuncio de la detención de otros ex gobernadores, como el de Chihuahua y de Quintana Roo”, fue otro de los comentarios que corrió en redes.

De entre los sectores que mayor regocijo mostraron fue la Procuraduría General de la República la que en un boletín oficial resaltó:

Duarte de Ochoa

“Hemos detenido a Javier Duarte con el apoyo de la República de Guatemala”, dijo a través de su cuenta de Twitter, en un intento por borrar todos los señalamientos de inmovilidad que durante meses dio la impresión de estar observando.

El exgobernador de Veracruz llevaba desaparecido desde el 12 de octubre del año pasado, cuando solicitó licencia a su puesto para enfrentar cargos de delincuencia organizada, lavado de dinero y defraudación fiscal.

Antes, años atrás, cuando la avaricia no tocaba sus fibras más íntimas, el Duarte que se fugó a finales de octubre pasado, antes de haber concluido su administración, fue puesto como ejemplo de una “nueva generación de políticos” emanados del PRI por el presidente Enrique Peña Nieto, cuando era candidato a dirigir el país.

En enero pasado, la Interpol emitió una orden de búsqueda en 192 países contra el ex gobernador priista de Veracruz. El arresto de Duarte de Ochoa se da en la misma semana en que fue detenido, en Italia, Tomás Yarrington, otro ex gobernador del PRI acusado de lavado de dinero y narcotráfico.

La detención del ex mandatario, no así la de su esposa, era esperada con un ánimo radiante por parte de amplios sectores de la población, sobre todo a raíz de la frivolidad y la ambición desmedida con la que el matrimonio había manejado su alta responsabilidad en el gobierno jarocho.

Para muestra se citan los hallazgos de la esposa de Javier Duarte en una bodega en Veracruz, entre cuyos objetos había diarios y libretas donde presuntamente Macías anotó números de cuentas bancarias y referencias sobre propiedades en México y el extranjero.

Ya el pasado 20 de febrero el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes, había informado sobre el aseguramiento de una bodega con pertenencias del exmandatario Javier Duarte y su esposa, Karime Macías.

javier duarte

Además, se encontró una relación de familiares, funcionarios públicos, socios y diversas personas con quienes tenían negocios.

Otro detalle que despertó una auténtica furia colectiva fue el conocimiento de medicamentos apócrifos con los que supuestamente se pretendía combatir el cáncer que invadió el cuerpo de decenas de niños y los que finalmente murieron.

A ello se suma la información del citado rancho en Valle de Bravo, Estado de México, con 25 caballerizas, que a diferencia de los infantes fallecidos, los equinos si contaban con todos los servicios médicos para su atención.

El caso se hizo aún más estridente después de las elecciones estatales del 5 de junio, cuando el candidato vencedor, Yunes Linares, amplió la denuncia contra Duarte luego que una investigación periodística revelara la probable desaparición de por lo menos 645 millones de pesos en empresas fantasma.

Apenas la semana pasada, el diario Reforma dio a conocer que la PGR indaga a Karime Macías Tubilla, esposa del ex gobernador, por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero.

De acuerdo con documentos consultados por dicho diario, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) indaga, desde agosto de 2016, en instituciones bancarias de México las cuentas del matrimonio Macías Tubilla.

Asimismo, María Virginia Yazmín Tubilla, suegra del ahora detenido, es considerada prestanombres de propiedades de Javier Duarte en Estados Unidos.

 

QUE REGRESE LO QUE SE ROBÓ: PRI

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) expresó su reconocimiento y respaldo al trabajo realizado por la Procuraduría General de la República, quien en coordinación con diversas autoridades del Estado mexicano y de la República de Guatemala lograron la detención del exgobernador Javier Duarte.

A través de un comunicado, el PRI exigió que se realicen todas las indagatorias correspondientes y respetando el debido proceso se sancione ejemplarmente al exgobernador, así como a quienes se compruebe hayan formado parte de su red delictiva.

Asimismo, exigen a las autoridades federales correspondientes que se recupere el dinero y los bienes producto de actividades ilícitas y se reintegre en su totalidad al pueblo de Veracruz.

El ex gobernador de Veracruz Javier Duarte, fue suspendido del PRI el 26 de septiembre de 2016 y a solicitud de la dirigencia nacional de ese instituto político, la Comisión de Justicia Partidaria, expulsó a Javier Duarte el 25 de octubre de 2016.

Duarte 3

RED DE CÓMPLICES

Entre los funcionarios cercanos a Duarte, el exgobernador interino de Veracruz, Flavino Ríos Alvarado, fue detenido en marzo pasado en Xalapa, acusado de tráfico de influencias y abuso de autoridad por encubrir y ayudar a escapar al exgobernador Javier Duarte.

Sin embargo, el pasado 11 de abril, Miguel Ángel Yunes Linares, gobernador de Veracruz, informó que el procesado continuará su proceso penal en prisión domiciliaria, por indicaciones de las autoridades médicas.

Entre las detenciones por el caso Duarte también está Francisco Valencia García, exsecretario de Comunicaciones y exdirector de la Comisión del Agua de Veracruz.

En 2016 se le señaló de cometer irregularidades en la Comisión del Agua Estatal durante el ejercicio de 2014, por una cantidad de 25 millones de pesos. En marzo pasado se le detuvo en la carretera Xalapa-Perote.

Mauricio Martín Audirac Murillo, exsecretario de Finanzas y Planeación durante la administración de Duarte, fue detenido en Puebla el miércoles 29 de marzo, por el delito de coalición de servidores públicos.

 

EL DAÑOS SUPERIOR A LOS 60 MMDP

Con una cadena de ilícitos que poco a poco fue alejando de la realidad al ex mandatario, hasta llegar a pensar que nunca enfrentaría a la justicia, fue acumulando ilícitos que actualmente suman 60 las denuncias penales por un daño patrimonial que, de comprobarse, superaría los 60 mil millones de pesos.

Como parte de la investigación contra el ex gobernador de Veracruz, con licencia, Javier Duarte, la PGR descubrió la mecánica con la que se desviaron 500 millones de pesos de recursos provenientes del gobierno del estado a 35 empresas “fantasma”.

Él y sus secretarios son acusados de haberse robado el presupuesto de casi todas las dependencias y se les sigue un proceso en la Fiscalía estatal y en la Procuraduría Federal.

 

Así operó la red criminal que desvío dichos recursos:

 

-Durante varios meses, diferentes dependencias del gobierno de Veracruz otorgaron, mediante contratos, recursos económicos a 35 empresas “fantasma”.

-Estas 35 empresas, inexistentes, según la autoridad, estaban vinculadas con la prestación de diferentes servicios que no realizaron.

-Las 35 desviaron los recursos que les dio el gobierno de Veracruz hacia otras dos empresas, distintas entre sí.

-Los dueños de estas dos empresas descubiertas en la investigación adquirieron, con esos recursos, tierras ejidales en Veracruz a precio sobrevaluado.

 

 

 

 

 

ComparteShare on Facebook4Tweet about this on Twitter1Share on Google+0Email this to someone

Written By Max Vite

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *