marzo 24, 2014 By Huellas de México

Nace Cd. De México; Desaparece DF

Comparte
  •  
  • 7
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Shares

ENRIQUE SÁNCHEZ MÁRQUEZ
Nacido para albergar los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, en noviembre de 1824, el Congreso decidió crear al Distrito Federal, una entidad distinta a los demás estados, territorio que no perteneciera a ninguna entidad en particular y así evitar la influencia excesiva de un estado sobre los demás, sino a todos por igual, ahora es un hecho que volverá a desaparecer para convertirse en un estado más de la República y nacerá con el nombre de Ciudad de México.
Esta no es la primera ocasión en que desaparecería el nombre de Distrito Federal, ya que el 20 de febrero de 1837, al cambiar a un gobierno central, el Distrito Federal como tal desapareció; pero en 1846 la Constitución federal fue restablecida y con ello reapareció el Distrito Federal, sin embargo, ahora la circunstancias son totalmente distintas y se perfila firmemente ese cambio para que nazca la Ciudad de México.
Sin embargo, aún hay resistencias mezquinas, las cuales no visualizan los cambios y necesidades de la sociedad y en especial la que habita en la capital de la República y que ésta se convierta en una entidad libre y soberana, sostiene en entrevista el diputado local Manuel Alejandro Robles Gómez.
“Hoy los opositores se quejan por la gran cantidad de marchas que ocurren en calles del Distrito Federal y que ocho de cada 10 manifestaciones son porque estamos en la sede de los Poderes e incluso la han llamado la ciudad de las marchas, pero si no estuviera aquí la residencia presidencial o las secretarías, no habría ese fenómeno”, precisa el asambleísta.
Añade el joven legislador representante del XXX Distrito Electoral, que la ciudad como depositaria de los Poderes de la Unión no debe significar que nos afecte negativamente, sino por el contrario, debe entenderse como un plus habitar aquí, esto por la cantidad de servicios de toda índole que se concentran, como las universidades o el transporte, entre otros factores.
               Consulte la versión impresa en Huellas de México 454
 3so_AOQjdINVx9RAA6hVy7pDJc690I2Mwy8tHQOhoy0,Lb2CRj20xg-iuod_WWkOScCYIf9wfXj5-fm5ybriYjk

Comparte
  •  
  • 7
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    7
    Shares

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *