Pobre Meade, tan lejos de AMLO y tan cerca de Margarita

ComparteShare on Facebook7Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Postigo

José García Sánchez

Como si se tratara del alumno aplicado de dieces que acusa a su compañeros de alterar el orden del salón, José Antonio Meade afirma que el culpable del enfrentamiento entre grupos de choque del PRI -encabezados por el presidente municipal de San Pedro Mixtepec, Oaxaca, Fredy Gil Pineda Gopar, quien tiene fama de incitador- es nada menos que Andrés Manuel López Obrador.

En febrero 11 del año pasado fue responsabilizado Pineda Gopar por sus correligionarios del PRI de incitar a la confrontación con sus vecinos de Santa María Colotepec. Ahora hay videos donde aparece azuzando a sus huestes contra los profesores de la sección 22 del SNTE; sin embargo, Meade insiste en que fueron los maestros comandados por López Obrador quienes empezaron la reyerta.

Meade todavía no se entera que dentro del partido que lo postula hay una gran inconformidad por su nombramiento. Cree que el acarreo es muestra de espontaneidad y fortaleza.

Meade o cualquiera de sus bisoños ayudantes, que se autodenominan equipo, deben buscar los antecedentes de Fredy Pineda Gopar, que no son nada halagadores para su partido.

En febrero del año pasado militantes del PRI demandaron al fiscal general, Héctor Joaquín Carrillo Ruiz, de deslindar responsabilidades e iniciar una investigación contra Pineda Gopar.

Pero Meade considera, según su amplia preparación, que todo lo malo que sucede en el país es culpa de López Obrador. Afortunadamente el sismo del 19 de septiembre no ocurrió dentro del tiempo de campaña, de otra manera Meade hubiera responsabilizado a Andrés Manuel del movimiento telúrico, y con el manejo directo que tiene sobre la PGR, Morena ahorita tuviera a su candidato en la cárcel.

Meade por el simple hecho de competir por el cargo político más importante del país no puede señalar con tanta ligereza actos tan graves. Lo cierto es que su evento fue opacado por la bronca donde hasta armas de fuego salieron a relucir.

Este tipo de acusaciones obsesivas lleva al candidato del PRI al cuarto lugar en las intenciones del voto, sitio que parece superará Margarita Zavala muy pronto.

Pepe Toño adquiere el ridículo con tanta facilidad que preocupa hasta a sus contrincantes. Se sienten culpables de no competir con alguien que esté a su altura. Su gente no se informa, desconoce el marco legal de las argumentaciones del candidato, no sabe la historia de los lugares que pisa, no saben ni en qué estado de la República se encuentran. Es un caos el grupo de gente que rodea a Meade con una ignorancia supina que no puede menos que colocarlo en el abismo de la crítica hasta de sus propios correligionarios.

Los cuestionamientos que se le hacen al candidato del PRI son de nivel elemental, el propio Ricardo Anaya señaló casi burlón que a Meade debió darle vergüenza por haber sido el último en presentar su declaración patrimonial, fiscal y de conflicto de intereses, mejor conocida como 3 de 3.

“Le debería dar vergüenza haber presentado al último sus declaraciones y ahora pretende que todo el país le aplauda”, dijo el ex líder panista.

Meade sigue bajando en su popularidad, pareciera ubicarse en un salón de clases de primaria. Provocador, bravucón y protegido por las autoridades escolares.

(Visited 89 times, 1 visits today)
ComparteShare on Facebook7Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Written By Huellas 2