A cada quien su Colosio

ComparteShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Postigo

José García Sánchez

Luis Donaldo Colosio no tuvo tiempo de realizar un ideario. No sabemos si lo hubiera creado sobre la marcha y de ahí poder interpretarlo, pero el culto a la muerte de los mexicanos, sobre todo los priistas, quieren convertirlo en una especie de ícono de la democracia y la transformación para que, en el fondo, todo siga igual.

El candidato a la Presidencia de la República por el PRI, José Antonio Meade, recordó a Luis Donaldo Colosio como un político surgido de la cultura del esfuerzo y no del privilegio.

Lo cual contrasta con la condición y situación del grupo en el poder del cual proviene el propio Meade, quien quiere retomar sus ideas para llevarlas a la práctica, por lo pronto ya el origen humilde no pudo ser similar, sino opuesto radicalmente.

Las ideas de Colosio sólo pueden encontrarse en sus discursos, principalmente el pronunciado en el Monumento a la Revolución el 6 de marzo de 1994, donde cuestionaba el neoliberalismo, religión de los actuales funcionarios en el poder y, desde luego, del propio José Antonio Meade.

El candidato del PRI añadió: “A 24 años de su partida, recordamos a Luis Donaldo Colosio, un político producto de la cultura del esfuerzo y no del privilegio. Retomo su ideal: la tarea del crecimiento con estabilidad será de todos los mexicanos”.

¿Cómo retomar una idea de alguien que piensa diferente? La contradicción fundamental de Meade es desconocer la política del país y desde luego la historia de México. Si la conociera se daría cuenta que es mejor elaborar una idea clara de lo que se hace en política que tratar de asemejarse a un personaje que no por haber sido asesinado puede tener atributos que nunca mostró.

Pero no hay tiempo de pensar, las ideas no surgen cuando la desesperación de la derrota próxima acecha y se adueña de la mente. Entonces algunos quieren hacer de un discurso un ideario y de un personaje un paladín, sin siquiera saber si lo sería.

Pero que el paso de Colosio por la Secretaría de Desarrollo Social no arrojó pensamiento político y administrativo alguno. No escribió, como sucedió con Camacho y Salinas de Gortari, en esa misma posición, artículos para la revista Nexos ni para otra publicación. no tenía siquiera un espacio en algún medio, donde podría haber quedado plasmada su idea política, su proyecto de nación, su aportación a la historia.

Lo cierto es que la herencia de Colosio la pelean varios entes políticos que al final de cuenteas carecen de argumentos sólidos para sostener una figura como Colosio ideológicamente. No es fácil, luego de haber sido asesinado a los 44 años.

Ahora Meade surge como heredero de las ideas de Colosio desde el PRI, pero su hijo Luis Donaldo, también lo adopta como bandera desde Movimiento Ciudadano, donde es candidato a un puesto de elección popular, junto con el PAN y el PRD.

Pero hay asociaciones con el nombre de Luis Donaldo Colosio, incluso en el PRI, cuyas actividades son cada vez menos conocidas y hay intentos de partidos políticos que aseguran ser herederos directos de las ideas políticas del candidato sacrificado en Lomas Taurinas. Existe una asociación Política Nacional denominada Pueblo Republicano Colosista que dice abanderar la palabra de Colosio.

Meade habla de un Colosio que no se parece a él; trata de imitar a un personaje lejano, no sólo en el tiempo, sino en las intenciones políticas.

Colosio murió hace 24 años. México no ha cambiado, lo que cambian son sus imitadores y seguidores, tanto que lejos de serlo parecen sus contrincantes.

(Visited 24 times, 1 visits today)
ComparteShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Written By Huellas 2