El INE se rescata

Postigo

José García Sánchez

Arturo Elías Beltrán, procurador interino de la PGR, deberá aclarar si actuó contra Ricardo Anaya por órdenes de su jefe o por su propia voluntad, en ambos casos debe renunciar.

Legitimado sólo por la Ley Orgánica de la PGR, no puede estar más tiempo en ese cargo, porque vicia el proceso electoral.

Así como el INE entra en año electoral meses antes de la jornada, también dependencias como la PGR debe tomar distancia en lo referente a todo lo que tenga que ver con el proceso electoral. Desde luego que el hecho de ser un candidato a un puesto de elección popular no implica un fuero, deben ser juzgados los culpables, pero esta vez no ha y culpable, no hay delito y sí mucha mala voluntad por parte del gobierno federal.

El INE tomó medidas en favor del aspirante presidencial por la difusión de un vídeo de circuito cerrado el 28 de febrero, con esta disposición pinta su raya con el gobierno federal, en lo general, y con Peña Nieto, en lo particular.

La Comisión de Quejas y Denuncias del INE ordenó a la PGR retirar de su portal y de todas las redes sociales que operen los comunicados y el video referente al precandidato de Por México al Frente, Ricardo Anaya.

El INE necesita rescatar su credibilidad no sólo para darle validez a las elecciones del 1 de julio, sino para estar acorde con los resultados electorales donde se duda mucho que pueda ganar, a pesar de que han llegado varias quejas a medios y a las propias oficinas del INE que en Naucalpan y otros municipios mexiquenses los priistas ya comenzaron a repartir despensas a cambio de una fotocopia de la credencial de elector.

El INE necesita armonizar con quien gane la elección, no con el que pierda, de ahí que definió no sólo la interferencia de la PGR en asuntos meramente electorales, sino que demostró que hay mano negra de la actual administración en el proceso electoral.

El INE con esto se despide del actual gobierno federal golpeándolo para hacerlo evidente y se dedicará ahora sí, a darle validez a su trabajo para recuperar la credibilidad y rescatar la certeza que le dieron origen a la institución.

El video mostraba a Ricardo Anaya y sus colaboradores en una de las oficinas de la Fiscalía, a la que acudió el candidato voluntariamente para exigir a la PGR que explicara con claridad si es investigado en un caso de lavado de dinero.

Con esto el INE deja sin credibilidad a la PGR, pero deja a salvo la propia. Ya lo dijo el presidente consejero: Si la autoridad electoral no hace su trabajo, si los gobiernos no mantienen el respeto al principio de imparcialidad al que están obligados y si los partidos políticos y sus candidatos no cumplen con las reglas “la elección se puede echar a perder”.

Las manos del gobierno federal estaban adentro del proceso. Y en una administración tan autoritaria como la actual, seguramente estaba enterado el jefe del Ejecutivo si es que él mismo pudiera haber dado la orden.

Así, el PAN comentó que la resolución del órgano electoral se trató de un acto de justicia y dijo que con ello se pudo demostrar que el gobierno busca perjudicar a Anaya Cortés en el actual proceso electoral.

El gobierno federal seguirá intentando interferir en el proceso electoral, tiene la estructura del poder a su favor, pero la intención del voto contra su candidato. Por lo pronto, el INE ve hacia el futuro, mientras el gobierno federal, el PRI y su candidato a la Presidencia, quieren que el pasado se repita una y otra vez en un homenaje al pasado que tratan de disfrazar de modernidad.

 

Written By Huellas 2