PRD a la derecha

pan prd
ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone
PostigoGarcia Jose
José García Sánchez 
Los híbridos políticos colocan a los factores que se funden en una mezcla de intereses y necesidades que arrojan verdaderos monstruos.
En los primeros días del Frente Ciudadano podemos ver que el PRD conforma y confirma la derecha de esa asociación; en cambio, el PAN, es la izquierda ante una realidad nacional que cambia también radicalmente de posición.
El despido laboral es, desde siempre, una medida antipopular, de derecha, fascista; sin embargo, la dirigente nacional de esa organización habla de liquidación de trabajadores con una ligereza que parecería que sólo está anunciando su candidatura a la gubernatura de la Ciudad de México.
La cúpula del PRD anunció que donará 25 millones de pesos para los damnificados por los sismos del 7 y 19 de septiembre pasados. Alejandra Barrales explicó que el monto será obtenido a través de ahorros, despidos y del cambio de oficinas centrales.
Barrales informó que harán lo propio el PAN y Movimiento Ciudadano, con el objetivo común de la reconstrucción nacional.
Algo extraño está sucediendo en el PRD que carece de brújula ideológica y de beneficios sociales que se convirtieron en parte sustancial de su historia, como es el derecho de la mujer a decidir sobre su embarazo, contra el que votaron los diputados perredistas locales en Veracruz.
El PRD reducirá más de 60 por ciento su planta de colaboradores, dejando una estructura mínima de operación. Es decir, habrá despidos de trabajadores sindicalizados del partido, como si se tratara de una empresa transnacional despiadada contra las que el PRD luchaba todavía hace un par de años, por lo menos en las declaraciones de sus líderes.
Se trata de borrar, de un plumazo, logros laborales que tardaron en  alcanzarse muchos años, porque el PRD es el único cuya plantilla laboral está sindicalizada; ahora vemos cómo ese sindicato se convierte en parte de la estructura patronal al solicitar verbalmente que si va a haber despido de trabajadores, las liquidaciones se realicen conforme a la ley.
El desempleo es uno de los graves problemas sociales, el PRD pareciera desconocerlo al mandar a la calle a la mayor parte de sus trabajadores, que verán cómo el Frente Ciudadano la echa, al compactar oficinas y comprimir responsabilidades, en momentos en que ese partido debe aferrarse a sus logros sociales y sus alcances ideológicos para no extraviar su conciencia viva que deberá ser un contrapeso ante las divagantes ocurrencias de un PAN en decadencia, al que sólo le preocupa ganar elecciones sin consolidar una postura que le identifique ante el electorado.
El PAN tiene entre sus posibles candidatos a la Presidencia de la República a lo más variado de sus expresiones, pero que no llega a convertirse en cuadros propiamente dichos sino en tendencias políticas que no alcanzan a definirse como tales y provocan la división al interior del blanquiazul.
El PRD diluye su pensamiento político para mostrar disposición clara en la fusión con el PAN. Así, los perredistas saben que es la única manera de salvar su registro en la ciudad de México, donde se dicen la segunda fuerza electoral; sin embargo, el partido se encuentra desmembrado completamente en las bases y enfrentado en su cúpula.
Los perredistas advierten sobre las consecuencias de votar por ellos con un despido del personal de su propia estructura. La ligereza en la que incurre Alejandra Barrales adelanta una forma antipopular de gobierno, que seguirá borrando los derechos laborales de los trabajadores, tal y como lo han hecho los gobiernos federales del PAN y del PRI desde 2000.
Se sabe desde ahora, que en 2018 el gran perdedor será el abstencionismo, por lo que el PRD dejará de ser la segunda fuerza electoral que hace un par de años era.
La copiosa votación que habrá en la Ciudad de México podría dejar a más de un partido sin registro a menos que encuentre otros con los cuales aliarse o crear frentes o coaliciones electorales.
ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Written By Max Vite

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *