El Frente copia y pega

frente_ciudadano_mexico
ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone
Garcia JosePostigo
José García Sánchez
No cabe duda que estamos en el sexenio de los plagios, de la imitación, de la carencia absoluta de ideas.
Es la administración pública del corta y pega. Nos referimos también al Frente Ciudadano, que de ciudadano nada tiene, encontramos que la idea generadora de la creación del frente es vencer al que, parece invensible, si no se unen en su contra. Pero estos tres partidos todavía no superan sus graves divisiones internas.
El enemigo a vencer del Frente es Morena, partido o movimiento al que esta coalición no puede acusar de carecer de ideas o estar equivocada en sus propuestas porque es el primero en copiarlas.
Así, el Frente Ciudadano por México propuso eliminar el cien por ciento del financiamiento público a partidos, así como adoptar medidas adicionales, pues aseguran que el dinero destinado a los partidos representa menos del uno por ciento del presupuesto federal. Y sí entregarlo en beneficio de los damnificados y la reconstrucción de las áreas dañadas.
El Frente Ciudadano es un grupo de partidos que no han logrado ponerse de acuerdo en su interior, donde lejos de haber coincidencias para caminar con propuestas propias se notan las profundas diferencias entre ellos y en sus filas correspondientes.
Como no se puede cortar sin pegar, pues el Frente Ciudadano aprovecha la mínima oportunidad para pegarle y cuestionar a Morena, a pesar que es su fuente de inspiración, además de ser el motivo de su existencia.
La unificación de criterios, que es una labor tardada y minuciosa, crea vacíos al Frente a la hora de proponer. Ante este problema plagian ideas de otros partidos y la proposición de que los partidos reduzcan sus gastos provoca otros problemas, por lo menos dos inmediatos: el primero, a pesar que los partidos en México han tenido un comportamiento antipopular, es la única vía que tenemos los ciudadanos para realizar transformaciones, lo otro es la pasividad total y la resignación o tomar las armas y sus consecuencias.
Otro problema, que seguramente ya consideraron candidatos y partidos, pero el INE se hace el desentendido, es que ante la carencia de prerrogativas para salarios o para campañas, el origen de los dineros, millones, recibidos por particulares pueda tener una reglamentación más laxa o frágil o simplemente inexistente.
Si se dona todo el presupuesto el pretexto será mayor. Si se regalara sólo una parte se hacen campañas austeras y con propuestas.
Pero como la costumbre de las últimas décadas son campañas sin propuestas y que sólo descalifican al contrincante, eso implica más dinero, porque se trata de una permanente guerra sucia, esas no son campañas, y no de un muestreo de proyectos para transformar el país.
Ante esta panorámica el narco está a la caza de oportunidades para tener en la bolsa y con el pie en la cabeza más de un candidato que pueda convertirse en parte del poder en los tres niveles de gobierno.
La administración pública, conformada por personajes de filiación partidista sin excepción, han permitido que el narco se infiltre en toda la estructura de poder, principalmente en las corporaciones policiacas y no puede descartarse a estas alturas el Ejército.
El Frente, a pesar de estar conformado por tres partidos políticos y sus ideologías e intereses, necesita un candidato o candidatos no sólo jóvenes, como anuncia, sino sin trayectoria partidista, es decir, independientes. Debe sacudirse cualquier connotación partidista debido al gran rechazo de la población hacia los partidos.
El Frente copia proyectos de otros, hasta de sus enemigos y les pega para poder sobresalir. Ya bastante temor demuestran al estar unidos como para que ahora, además que le quiere echar montón a Morena, requieren de robar ideas y plagiar proyectos.
Es necesario que el frente empiece a tomarse en serio a sí mismo, que abandone los reflectores y no se sobreexponga tanto en los medios, que evite las cámaras y se ponga a trabajar en una verdadera unidad de partidos. Si se toma en serio el trabajo de unidad le hará un bien a México, porque el país requiere de asociaciones sólidas, sin importar quién es su enemigo o enemigos.
ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Written By Max Vite

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *