junio 17, 2014 By Jorge Ceballos

ESPLENDOR JAROCHO

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por JORGE CEBALLOS
El aun dirigente estatal del PRD, Sergio Rodríguez Cortés a quien la mayoría de perredistas veracruzanos aborrece y tildan de empleado del gobierno del estado, salió de su madriguera como muy pocas veces lo hace, para dar a conocer la propuesta que el partido al que regentea en Veracruz presentará al Congreso del Estado.
La propuesta que con seguridad no pasará el filtro del poder Legislativo, tiene como principal objetivo que en Veracruz haya un gobierno de transición que dure dos años, pero propone que sea el Congreso quien nombre a quien fungiría como gobernador de 2016 a 2018.
La locuaz propuesta del ex alcalde de Ciudad Mendoza, desde cualquier punto donde se le vea, es un disparate, vaya usted lector a ver de dónde se le ocurrió tal idea; o Sergio Rodríguez Cortés está mal asesorado o de plano le dieron a leer algo que no dimensionó.
Vamos por partes; si el Congreso local se erigiera en colegio electoral, la mayoría la tiene en estos momentos la bancada del PRI coordinada por Juan Nicolás Callejas Arroyo, la oposición a la que representa Sergio Rodríguez no existe.
Es más que obvio que la mayoría priista, nombraría a un personaje ligado al PRI, si eso sucediera ¿dónde quedaría la democracia que el PRD tanto ha arengado? Millones de veracruzanos tendrían que aguantar una imposición, no habría la libertad ciudadana de elegir a un gobernante.
Alguien con sus cinco sentidos en completa normalidad, no podría salir a decir tantos disparates como lo hizo Sergio Rodríguez, los veracruzanos tendrían que aguantar una imposición dictatorial, una persona que no tendría ningún compromiso con los electores sino con quien lo imponga.
Pues esas grandes ocurrencias suceden o le dan a leer a alguien que dirige al PRD, partido que a nivel nacional es la segunda fuerza política, pero que en Veracruz ni pinta ni da color, porque su flamante líder es rechazado por la militancia.
PRD, PAN, Movimiento Ciudadano, y demás partidos políticos se quedarían sin la oportunidad de enviar candidatos al 2016, pero insistimos, seguramente la locuaz idea de Sergio Rodríguez Cortés, no pasará o se le aplicará el artículo cesto.
Hablar de una gubernatura de coalición es más que una locura, sería un retroceso en el espíritu democrático que prevalece en todo el país, vaya clase de políticos con que cuenta Veracruz.
Fulgor
Quien ya sacó la escoba es Gustavo Madero el recién reelecto líder nacional del PAN, se opuso a que se ampliara el periodo estatutario de Enrique Cambranis Torres como dirigente en Veracruz de ese partido.
Hay que recordar que Cambranis Torres le jugó las contras a Madero Muñoz apoyando a Ernesto Cordero Arroyo, eso no se lo perdona y a partir de la victoria los días del veracruzano estaban contados.
Al interior del PAN se comenta que será Miguel Ángel Yunes Linares quien moverá las piezas del ajedrez político en Veracruz, hay muchos que no quieren al ex director del ISSSTE pero tiene su patente de corso otorgada por Gustavo Madero, pues hay que recordar que el candidato perdedor en 2010, apostó todas sus canicas a su favor.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *