[hoy]

abril 3, 2014 By

ESPLENDOR JAROCHO

 

IMG_5082

Por JORGE CEBALLOS

El secretario de Educación a nivel federal Emilio Chuayffet Chemor ha puesto el cascabel al gato. Al dar a conocer las cifras en torno a que cerca de 71 mil docentes se encuentran comisionados o no ubicados, seguramente, eso generará el descontento de las agrupaciones sindicales llámese SNTE o CNTE.

En Veracruz quien debe tener la cifra exacta de cuantos profesores se encuentran “comisionados” o para ser claros, cuantos solo acuden a cobrar puntualmente su quincena se llama Juan Nicolás Callejas Arroyo, sí, el presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado, quien junto a su hijo, controlan el SNTE.

De entrada habría que saber ¿Desde cuándo Juan Nicolás Callejas Arroyo se encuentra comisionado? El señor que le cuesta más de 150 mil pesos mensuales a los veracruzanos, tiene años que no se para en un aula, pero eso sí, controla al sindicato que aglutina a la mayoría de maestros veracruzanos.

Callejas Arroyo ha sido legislador en cinco ocasiones, cuando no es local es federal, pero el hombre que maneja la sección 32 tiene años que se encuentra “comisionado” y a él nadie le dice nada.

Sería bueno saber ¿Desde cuándo Juan Nicolás Callejas Arroyo no imparte una clase? pero también el veracruzano tiene derecho a saber ¿desde cuando no cobra su salario como profesor?

Seguramente esas interrogantes jamás serán respondidas, porque con eso se estaría tocando el poder fáctico que representa quien ha sido calificado como líder charro, como un dinosaurio que amparado a las siglas del SNTE ha logrado fortuna como para cinco generaciones.

Solo para que el lector se entere, la fortuna personal de Juan Nicolás Callejas Arroyo –dicen- rebasa los 300 millones de pesos, con propiedades en varios municipios del Estado, es desde hace dos décadas quien manda en el magisterio veracruzano.

Su caciquismo el tanto que al frente de la sección 32 mantiene a su hijo Juan Nicolás Callejas Roldan, quien le cuida el rancho mientras que él se “fatiga” en el manejo de más de 541 millones de pesos y pastorea a los diputados priistas.

Por eso es seguro que si hay alguien que sabe a la perfección y con exactitud, cuantos de sus agremiados disfrutan de una pista clandestina de aterrizaje, ese se llama Juan Nicolás Callejas Arroyo, y si no, pues lo puede saber su junior quien ahora está al frente de ese gran rancho que su padre le dio a administrar y que se llama SNTE, el cual les ha dado fortuna y poder.

Quizá el anuncio de Emilio Chuayffet Chemor en Veracruz a quien más incomodó fue a Juan Nicolás Callejas, porque el secretario de Educación se está metiendo en sus terrenos y los de su hijo.

Pero el buen juez por su casa empieza, y el presidente de la Junta de Coordinación Política como buen dirigente magisterial, ya debió a ver dado a conocer cuántos maestros cobran sin hacer nada, pero eso es claro que jamás lo hará, porque el señor no está acostumbrado a la rendición de cuentas, esas son letras muertas en su vocabulario.

¿Habría que saber de donde salieron los recursos para pagar la fiesta que se realizó en Las Choapas Juan Nicolás Callejas Roldan con motivo de su cumpleaños número 47? De lo que estamos seguros es que de su bolsa no fue. En dicha fiesta, estuvieron muchos políticos de alto nivel pero ese será tema de otra entrega.

 

COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.