[hoy]

marzo 24, 2014 By

ESPLENDOR JAROCHO

 

 

IMG_5082

Por JORGE CEBALLOS

La semana pasada en el Congreso del Estado se dio un debate álgido entre diputados del PAN y del PRI. Todo originado por los cambios que se dieron en el gabinete de Javier Duarte en la semana que concluyó, a los panistas encabezados por Julen Rementeria del Puerto, no les queda claro porque no se inicia una averiguación en contra de Gabriel Deantes  y de Edgar Espinoso, quienes habrían fallado a la confianza del gobernador desde la subsecretaria de Finanzas y la Oficialía Mayor de la Secretaría de Educación.

El coordinador de los diputados panistas, mediante un punto de acuerdo, solicitó la comparecencia de Fernando Charleston y Adolfo Mota, titulares de Finanzas y Educación respectivamente; lo que más molestó a los priistas, fue el hecho que Julen Rementeria les llamara subordinados del gobernador.

Esa palabra generó un debate en el que el panista se desplayó pidiendo la comparecencia de los funcionarios que fueron jefes de los cesados, como era de esperarse, su petición no rindió frutos por la mayoría priista.

Ayer, en su recién creada rueda de prensa semanal, Javier Duarte de Ochoa dejó en claro, que la salida tanto de Gabriel Deantes como de Edgar Espinoso, obedece a la culminación de un ciclo dentro de su gobierno.

El mandatario descartó que los dos exfuncionarios les hayan fallado, y más allá, afirmó que no hay investigación en contra de ninguno de los dos cesados, renunciados o “cansados” exservidores públicos, estén siendo investigados, lo que hay de acuerdo a Javier Duarte es un proceso de entrega recepción. ¿Así o más claro?

Es más que sabido en Veracruz que entre Gabriel Deantes y Javier Duarte hay una amistad de muchos años, por eso era impensable que tras su salida lo pudieran investigar.

Hay un dato. Algunos allá en la zona de Córdoba y Orizaba, aseguran que quien trabajará las campañas del próximo año será precisamente Gabriel Deantes, será él –dicen- quien palomeará a los candidatos a diputados federales.

¿El por qué? Fácil, el PRI intentará rescatar el distrito XVI con cabecera en Córdoba y el cual ganó la panista Leticia López Landero, mientras que en el XV con sede en Orizaba, la figura de Alejandro Zairick les quita el sueño a los tricolores.

Todo indica que Gabriel Deantes seguirá más que vivo en la administración duartista y que no lo tocarán ni con el pétalo de una rosa. Son las ventajas de ser amigo del gobernador. Ojalá que con esto Julen Rementeria se de cuenta porque su punto de acuerdo no paso.

Fulgores

Como comunicador de muchos años, su servidor no entiende la actitud lambiscona de algunos reporteros, quienes tienen síndrome de alfombra, cuando alguien cuestiona al gobernador en su rueda de prensa, si a los compañeros les parece que la pregunta no tiene razón de ser, comienzan con su escandalito barato y silbidos que provocan la risa de los funcionarios y del propio Javier Duarte de Ochoa.

Esos lambiscones deberían de entender que quienes nos dedicamos a esto, arengamos respeto a la libertad de expresión, por ello, les parezca o no, deberían de respetar a quien cuestiona, finalmente no es a ellos a quienes se les pregunta.

Alguien en debería poner orden en Comunicación Social. O de plano, invitar únicamente a esos que se sienten alfombras y quieren preguntar sobre lo bonito que amaneció.

 

COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.