marzo 9, 2014 By

ESPLENDOR JAROCHO

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

IMG_5082

Por JORGE CEBALLOS

¿Quién sostiene a Roberto López Santoyo? ¿Por qué se le permiten tantas tropelías y abusos de autoridad con su personal? Desde su llegada a la dirección general de Tránsito y posteriormente la adhesión de Transporte Público, el funcionario se ha conducido como virrey sin que nadie le ponga un alto a sus excesos, los cuales son demasiados.

Vociferando que es enemigo de la corrupción y que su compromiso es limpiar la corporación, López Santoyo es incongruente en lo que dice y hace; un claro ejemplo, está en el sur del estado, para ser preciso, en Coatzacoalcos, en donde mantiene como delegado de Tránsito y Transporte Público a Pedro Eliseo Quiroz García, un personaje que en el pasado ocupó la delegación de Transporte en la misma ciudad, y en donde fue acusado de beneficiar a los pulpos del sector a cambio de la entrega de miles de pesos, también la entrega de dinero en efectivo y especie de empresas de carga.

¿Con ese tipo de personajes creerá Roberto López Santoyo que limpiará la corporación? Sin lugar a dudas se equivoca, en Coatzacoalcos, es vox populi entre los agentes que el delegado Pedro Quiroz García los pone a extorsionar a los automovilistas, debido a que según él, tiene que reportarle el moche al director general.

A pesar de la galopante corrupción que existe en la delegación de Coatzacoalcos, también la hay en otros municipios por ejemplo en Acayucan, Jaltipan, Minatitlán entre otros, en donde los agentes sufren vejaciones por parte de sus jefes, quienes les exigen una cuota diaria para juntar el gasto del director López Santoyo.

Pero no solo los agentes de los municipios han sido objeto de vejaciones, la última gracia de Roberto López Santoyo, fue ordenar que agentes de Xalapa acudieran a apoyar en los días del Carnaval de Veracruz, a esos servidores públicos, se les entregó cien pesos para cuatro días de trabajo. ¿Comerá cuatro días Roberto López Santoyo con esa cantidad?

También el personal que fue a Veracruz, fue enviado a dormir a un albergue, en donde se violaron sus garantías mínimas de privacidad, servidores públicos que denunciaron estos hechos y que pidieron guardar el anonimato, aseguran que en los baños del albergue, no había puertas, por lo que ante la mirada de sus compañeros tenían que realizar sus necesidades.

También denunciaron que la alimentación únicamente se la proporcionaron un día y una sola ocasión.

Roberto López Santoyo tiene en su haber, el despido de personas que entregaron su vida al servicio de la corporación, a quienes al interior de su oficina ha amenazado, con tal de que le firmen la renuncia y así perder cualquier derecho que hayan podido obtener.

¿Estará enterado Arturo Bermúdez Zurita de las acciones que realiza Roberto López Santoyo? ¿O bien el Secretario de Seguridad Pública será cómplice del director de Tránsito? ¿Será cierto lo que vocifera a los cuatro vientos López Santoyo de que por ser cuñado de Arturo Bermúdez es intocable?

Esas interrogantes están en el aire, nadie puede darles respuesta, por lo pronto los veracruzanos automovilistas, transportistas y agentes de la Dirección General de Tránsito y Transporte Público, son víctimas de las locuras de Roberto López Santoyo, a quien por lo visto no hay quien lo pare.

 


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *