febrero 26, 2014 By

ESPLENDOR JAROCHO

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

IMG_5082

Por JORGE CEBALLOS

El gobernador Javier Duarte de Ochoa dio un golpe de timón con los últimos cambios realizados la semana anterior en su gabinete. Llegaron a ocupar cargo claves personajes de la entera confianza del mandatario, gente que es parte de su círculo cercano, pero, eso no es una patente de corso para no cumplir con su encomienda.

Muchos critican que los gobernantes invitan a sus amigos a participar en su gabinete, pero, desde nuestra óptica, es imposible que emprendas un proyecto con alguien a quien no le tienes confianza, es de ahí, que los amigos de cualquier gobernador, alcalde y de cualquier funcionario, siempre estarán en los puestos claves.

Vayamos por parte, el nuevo procurador de Justicia Luis Ángel Bravo Contreras, es un hombre cercano a Javier Duarte, además de ser amigos, ambos son de Córdoba, ese paisanaje aunado a la preparación del hoy abogado de los veracruzanos, influyó para que el Ejecutivo lo propusiera y por ende el Congreso lo aprobara.

Mucho se habló que a la posición de Procurador de Justicia, llegaría Flavino Ríos Alvarado, un hombre preparado que ya fue secretario de Gobierno, sin embargo, no pertenece a la generación del gobernador. En el equipo de Javier Duarte hay muchos jóvenes, por eso precisamente se optó por una persona no mayor, pero sobre todo preparado.

Otra de las áreas donde se nota el cambio, es en la coordinación de Comunicación Social y Relaciones Públicas, ahí donde desde hace una semana Alberto Silva Ramos está en funciones. El nuevo funcionario, viene a realizar una cirugía muy fina en la relación con los medios de comunicación, debido al alejamiento que había con su antecesora Gina Domínguez Colio y el gremio, al que por cierto ella pertenece.

Silva Ramos exalcalde de Tuxpan, es mencionado como uno de los prospectos a la candidatura a la gubernatura, la posición que ahora mantiene, lo tendrá con los reflectores encima, viene –aunque digan que no- a realizar lo que sabe, operar políticamente para que el gobierno de Javier Duarte, mantenga una buena relación con los medios.

Con estos ajustes en el gabinete, Javier Duarte de Ochoa manda un mensaje claro de que en Veracruz se requiere mantener el rumbo.

Fulgores

Lamentable lo que sucede al presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado. Resulta que Juan Nicolás Callejas Arroyo, mantiene una política de alejamiento con las personas que acuden a tratar de hablar con él.

Quienes tienen la desgracia de querer plantear algún tema con el flamante líder cameral, deben tener mucho hígado para poder esperar durante largas horas en la antesala del bunker que el priista tiene como oficinas.

Tiene muy buenos tapa puertas que orgullosamente podrían ir a la portería de la selección mexicana, los ciudadanos que buscan al líder del Congreso, repetimos tienen que esperar por varias horas, para que se les informe que “el maestro” ya salió. Así se la gastan sus asistentes.

 


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *