enero 3, 2014 By

PRI sincero

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

José García Sánchez

 

El nuevo PRI ha decidido no mentir más. Todo hace suponer que han reconocido los destinos del país luego de sus reformas estructurales.

La dirigencia nacional del PRI aseguró que este mismo año los mexicanos “empezarán a sentir en sus bolsillos la transformación de México”, que “se abre a nueva era” después que en el pasado 2013 se tomaron decisiones “difíciles, complicadas y valientes”.

Nada más real que esto, desde el primer día de 2014, quienes estaban de vacaciones debieron pagar 16 por ciento más por su pasaje de regreso a su lugar de origen.

Quienes tienen mascotas empezaron a pensar en la manera de alimentarlas de manera más barata, en detrimento de la salud de los animales que tienen en casa.

Los conductores deben pagar más por la gasolina que consumen para ir a su trabajo y todos los transportistas deberán apretarse el cinturón para no aumentar los precios de sus servicios a pesar de que gastarán más en el combustible de sus vehículos.

Quienes tienen en el refresco el único alimento del día, porque les da calorías y pueden tener energía para concluir el largo turno laboral, deberán pagar más para sobrevivir con energía en sus trabajos.

Los bolsillos de los mexicanos tuvieron cambios drásticos y negativos desde que el 1 de enero cuando fueron a la gasolinería, al supermercado o a la tienda, donde pudieron advertir la impunidad de empresas como Bimbo, que ofrece menor calidad en sus productos con un precio que aumentó injustificadamente y con el pretexto de los impuestos, desde días antes de la entrada de 2014. Una empresa que cuenta, desde siempre, con facilidades fiscales y, en muchos casos, con evasiones permitidas por las autoridades hacendarias, así como sucede con Cemex, Coca Cola y otras empresas.

Desde luego que también habrá transformaciones en los bolsillos de Lorenzo Servitje y de Lorenzo Zambrano, gracias a las reformas del PRI.

En un video de casi seis minutos varios integrantes del Comité Ejecutivo Nacional del PRI aseguran que las reformas estructurales impulsadas por el presidente Enrique Peña “cambiarán el rostro a México”. Nadie los contradice, seremos más pobres todos, la clase media se desmorona y las diferencias sociales son cada vez más abismales.

Beatriz Pagés, secretaria de Cultura, señaló que de nueva cuenta un gobierno emanado del PRI “volvió a encabezar la más importante transformación institucional del país”. En 2014 inicia una nueva era, dijo. Tiene mucha razón, quien debiera estar del lado de quienes conforman con veracidad, está de parte del partido político con el que se fortaleció su empresa económicamente.

Ivonne Ortega, secretaria general de la dirigencia nacional priista, es quien asegura que las decisiones que se tomaron este año, en torno a las reformas estructurales impulsadas por el Presidente y aprobadas en el Congreso, fueron difíciles, complicadas, pero valientes. Claro, como para dejar en la miseria a más mexicanos.

“En 2014 va a ser el producto de esas decisiones, y donde los mexicanos empiecen a sentir en sus bolsillos la transformación de México; eso es lo que esperamos para el 2014”. Nadie se los niega. Estamos de acuerdo con los priístas que han transformado la mentira en cinismo y la sinceridad en mal augurio.

Si esto lo hubieran anunciado desde la campaña muchos más hubieran engrosado las filas del abstencionismo o simplemente hubieran dado su voto a otro candidato.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *