vilchis
MEADE DESTAPE

Meade continuidad infinita

Garcia JosePostigo

José García Sánchez

Consciente de que la necesidad de continuidad es superior a la urgencia de cambios reales, el candidato del PRI a la Presidencia, José Antonio Meade, no repara en afirmar que aprendió de Calderón y que Peña Nieto va por el camino correcto en materia de seguridad.

Es decir, que si alguien esperaba un cambio con los presidentes del PAN, de 2000 a 2012, era irrelevante pensar que se notaría el cambio de mando.

Es de esperarse que si gana Meade, tampoco se notará el cambio, ya que tiene como brújula y guía a quienes considera sus maestros: Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, para quienes ha trabajado con el mismo entusiasmo a pesar que la mayoría de los mexicanos consideran que había posibilidad de transformar el país con un presidente de partido distinto al PRI.

Calderón tuvo valor y talante contra el crimen, dijo Meade sin sonrojarse siquiera en una entrevista.

No contento como demostrar su cambio de estafeta pero no de política y listo para emprender la carrera de relevos, aseguró que ha aprendido del expresidente y del actual mandatario, Enrique Peña, quienes (junto con Calderón), enfrentaron a la delincuencia “como mejor pudieron”. De los dos aprendió. Para ambos hay gratitud de su parte.

Para quienes tienen intereses económicos México no debe cambiar, de hacerlo sus negocios peligran, porque ocupan lugares privilegiados, tales como no pagar impuestos, ellos pueden emplear trabajadores sin derechos laborales, pueden contaminar todo lo que quieran en nombre del progreso y el desarrollo, pueden despojar de tierras a indígenas, sacar las riquezas del país sólo pagando una propina a los altos funcionarios en turno, quienes se quieren repetir hasta el cansancio para acabar de vender el país al mejor postor, etc.

Meade sabe que hacer que todo siga igual tiene sus recompensas personales, aunque las satisfacciones sociales y su prestigio personal estén tan sucio como el de su antecesor.

El trabajo de Meade en esta campaña consiste en hacer creer que la continuidad beneficia a muchos o a casi todos y no, como en realidad sucede, sólo a unos cuantos. Es decir, quiere en el discurso de campaña engatusar a los ingenuos para hacerles creer que puede haber mejoría en la calidad de vida, pero no dice de la vida de quiénes. Ya de promesas de mejoría los votantes están conscientes, como cuando difundió por los cuatro vientos Peña Nieto los beneficios de la reforma energética, para que luego de esa aprobación aumentara el gas, la gasolina y el diesel. Lo mismo sucedió con la energía eléctrica.

Esas son las promesas de campaña que no se cumplieron y que sirvieron para que la aparente oposición firmara un pacto por México que esterilizó a la oposición partidista y traicionó la confianza de los mexicanos que votaron por Peña Nieto que no fue ni el 20 por ciento de los integrantes del padrón electoral del país.

Meade no puede adelantar mucho porque está atado por los mismos condicionantes que lo impusieron. En lugar de sentirse un ciudadano, como su condición lo dicta, en busca de la Presidencia de la República, lo que hace es aliarse con el PRI, como si fuera su partido político y darle la espalda a los mexicanos, luego de afirmar que como están las cosas están bien, sólo habrá que darle continuidad para que se consoliden y lo único que consolida son las grandes diferencias económicas entre los mexicanos.

Porque si algo debemos a Calderón y a Peña Nieto es que cada vez hay pobres más pobres y ricos más ricos en el país, y eso, según Meade, debe continuar.

Jamie_Rdz_El_bronco_voto_NL02

El Bronquito y el PRI

Garcia JosePostigo

José García Sánchez

La realidad del país está polarizada, a tal grado que la sentencia de “si no estás conmigo, estás contra mí” no sería ningún exceso o estridencia, sino una postura cotidiana de los ciudadanos y los políticos.

La develación de Javier Corral en Chihuahua, luego de la detención de Alejandro Gutiérrez, mueve a ese tipo de radicalismos. La acusación es tan grave que exige de una postura definida; sin embargo, un pintoresco personaje que entró a la política por su silvestre personalidad –para darle aire fresco a la rancia política neoleonesa, una especie de Fox norteño, y ahora no quiere renunciar a los privilegios-, dice que el acusador Javier Corral es el malo y Hacienda y el gobierno federal, los buenos.

Jaime Rodríguez Calderón, precandidatos independiente a la Presidencia de la República, muestra de qué lado está, postura que lo descalifica como candidato independiente y muestra la verdadera intención de muchos de los precandidatos independientes, que es la de apoyar al partido en el poder desde esa candidatura.

La polémica entre Corral y el gobierno federal, en general, y en particular con Hacienda, fue interrumpida por la intervención del gobernador  con licencia, quien da a conocer públicamente el gasto en comida que realiza con su “vieja” y su caballo, resultando éste más económico que su esposa.

En esa interrupción poco afortunada para El Bronco señaló que ningún gobernador batalla con el presupuesto federal, que proviene de la Secretaría de Hacienda, luego que Javier Corral denunciara que el gobierno federal castiga financieramente a su estado en represalia por las investigaciones de desvíos del PRI en la gestión de su antecesor, César Duarte.

Así, abiertamente del lado del gobierno, exigió que Corral Jurado pruebe su dicho, y arremetió contra el PAN y los panistas, casi de manera gratuita y, por demás ingrata, en una manera peculiar, pero sistemática, de denostar al contrincante, al afirmar que “A los políticos del PAN les gusta mucho declarar y hacer estridencia”.

Las sospechas de que la gran mayoría de los precandidatos independientes sólo llegan a la escena electoral para pulverizar el voto de los candidatos opositores se refuerza con estas declaraciones de ese pintoresco personaje cuyos atributos políticos son nulos y su sensibilidad social inexistente.

La aparición de los candidatos independientes viene a proteger el sistema de partidos, aunque aparente lo contrario, por lo menos en esas elecciones del 1 de julio, y refuerza y legitima la permanencia del partido en el poder.

Por su parte, Jaime Rodríguez debe pagar la factura con el poder que le sirvió de puente para la candidatura, porque en la legislación de su estado no hay licencias por seis meses, pero gracias al mayoriteo, del PAN y del PRI, pudo sacar adelante este proyecto que fortalece al PRI, en lo particular, pero al sistema de partidos en lo general.

Aquí, El Bronco, a pesar de deberle su licencia a los legisladores locales del PAN, arremete contra los panistas con el pretexto de que la conducta del gobernador de Chihuahua simplemente no le agradó por afectar los intereses de sus protectores, y esa será la postura de El Bronco de ahora en adelante, defender al sistema encabezado por el PRI.

Rodríguez sugirió que si Corral quiere más dinero tendría que ponerse a trabajar, y no pedírselo a la federación, además de cuestionar el manejo de los recursos por parte de los gobernadores panistas.

Es decir, El Bronco le paga el favor al PRI, al gobierno federal, al Presidente, incluso a Meade, pero no lo hace así con el PAN, cuyos 16 diputados hubieran podido echar abajo su permiso por seis meses, ya que son más legisladores locales del PAN que del PRI en el Congreso de Nuevo León.

Esto es una traición, pero sobre todo una muestra de que El Bronco no va solo, va con el apoyo de la estructura de gobierno y el PRI tiene en la candidatura de este silvestre sujeto un partido más en su coalición que no se atreve a decir su nombre.

 

Roberto Borge

Borge Angulo, con un pie en México

 

 

 

José SÁNCHEZ LÓPEZ

Quince años duró la depredadora carrera política de Roberto Borge Angulo, pero bastó sólo un quinquenio como gobernante para que causara mayor daño a su estado que todos sus antecesores, con desvíos superiores a los 20 mil millones de pesos.

Al término de su mandato, el 24 de septiembre de 2016, no acudió a la toma de protesta de su sucesor, Carlos Manuel Joaquín González, y por espacio de nueve meses se dedicó de lleno a disfrutar y a dilapidar su fortuna mal habida, hasta que el 31 de mayo de 2017 un juez federal giró orden de aprehensión en su contra y lo colocó en calidad de prófugo.

Sin embargo su confianza era tal que sólo se enteró que ya era un proscrito, hasta que el mediodía del domingo 4 de junio de ese mismo año, cuatro días después de haberse ordenado su captura, elementos de la Policía Internacional (Interpol) lo detuvieron cuando se disponía a abordar un avión en el aeropuerto de Tocumén, que lo llevaría a París, Francia, y de ahí a Madrid, España.

Fue encerrado inicialmente en el penal El Renacer, una de las cárceles panameñas, pero al conocerse su intención de fugarse, lo cambiaron a la prisión de la sede de la Policía Nacional de Panamá, donde el jueves 4 de enero llegaría una aeronave de la Procuraduría General de la República que lo regresará a México.

En cuanto al lugar donde pudiera ser llevado al llegar a México todavía no se define, debido a que podría ser al hangar de la PGR para de ahí trasladarlo hasta el Penal de Neza Bordo, donde se ubica la sede del juez federal que otorgó la orden de aprehensión por el delito de lavado de dinero, cuya pena corporal va de los cinco a los 15 años.

No obstante, la Fiscalía General de Quintana Roo solicitó y obtuvo tres órdenes de aprehensión en contra de Borge Angulo por los delitos de peculado, aprovechamiento ilícito y ejercicio indebido de la función pública, por lo que también podría ser llevado a dicha entidad.

 

Desviaron más de 20 mil mdp

Lo cierto es que ahora, de una u otra manera, es cuestión de horas para que el político cozumeleño enfrente a la justicia mexicana y con ello comience la cacería de decenas de cómplices, quienes, junto con él, desviaron más de 20 mil millones de pesos.

Como una jugarreta del destino, el día que cumplió 38 años de edad (viernes 29 de diciembre) fue notificado, dentro de la prisión de la sede de la Policía Nacional de Panamá, que el día 4 de enero de 2018 la PGR iría por él; paradójicamente, al día siguiente, el viernes 5, cuando ya esté en México, el actual gobernante de Quintana Roo, Carlos Manuel Joaquín González, quien es su principal acusador, festejará su natalicio número 58, como si la repatriación de Borge fuera su “regalo de Reyes”.

 

No tan escurridizo como González Canto

Roberto Borge si bien asimiló a la perfección las enseñanzas de su maestro, el también exgobernador Félix Arturo González Canto, para seguir saqueando a su estado, no aprendió a “blindarse” como su gurú y ahora paga las consecuencias, mientras que sus cómplices, cerca de una treintena, ya están en la mira de la PGR y de la Fiscalía General de Quintana Roo.

La red de complicidades que tejió Borge Angulo, entre familiares y amigos, jueces, notarios, miembros de su gabinete, servidores públicos

y empresarios, nacionales y extranjeros, incluso sus padres, fue para desviar, malversar y saquear las arcas estatales, causando un millonario quebranto a la entidad sin antecedentes, resultando más voraz que sus antecesores.

Dichos latrocinios originaron 17 denuncias presentadas ante la Fiscalía General de Quintana Roo y cuatro en la Procuraduría General de la República, lo que dio origen a igual número de carpetas de investigación; hasta la fecha solamente han sido detenidos cuatro excolaboradores del quintanarroense.

 

Los más buscados

Entre los fugitivos más importantes, y contra los que ya hay orden de aprehensión, figuran: Juan Pablo Guillermo Molina, exsecretario de Finanzas, y Eliézer Villanueva Lanz, exsubsecretario técnico hacendario; funcionarios de primer nivel en la administración borgista.

Juan Pablo Guillermo tiene varias denuncias penales y de juicio político en su contra, una de ellas por enriquecimiento ilícito por mil 464 millones de pesos, presentada por la misma institución que representaba en el gobierno de Borge.

Con la intención de evadir la ley, solicitó un amparo en mayo, pero el juez tercero de Distrito en Quintana Roo, el cual lleva su causa, le negó la suspensión definitiva, por lo que la orden de captura está vigente, aunque inexplicablemente y pese a estar ubicado en la ciudad de Mérida, no se ha cumplimentado.

En el caso de Villanueva Lanz, subsecretario de Finanzas, las autoridades de la actual administración estatal y las federales, lo consideraron el “cerebro” financiero de Roberto Borge y cuando estaba plenamente ubicado y pudo haber sido detenido, ya que desde marzo había orden de aprehensión en su contra, “se volvió humo”.

Las policías ministerial y federal “le perdieron la pista” y ahora versiones extraoficiales señalan que huyó de México y se encuentra en Líbano, donde se refugió junto con su esposa, Violette Eljure, oriunda de dicho país.

También figuran empresarios que actuaron como enlace o prestanombres de los negocios de Borge, entre ellos: Édgar Manuel Méndez Montoya; Santiago Samuel Jiménez Moreno, director de Corpogas, y los empresarios madrileños José Guillermo Martínez Cárdenas y Lorenzo Sánchez Hidalgo, ambos detenidos en España.

Varias de las denuncias se turnaron a la PGR por delitos como “venta ilegal de bienes públicos”, sobre todo en terrenos de reserva territorial que fueron vendidos de manera ilícita a precios por debajo de su valor real.

Mauricio Góngora Escalante, exalcalde de Solidaridad y candidato del Partido Revolucionario Institucional a la gubernatura, de acuerdo a la denuncia presentada por el Partido de la Revolución Democrática, es otro sobre quien pesa una orden de aprehensión solicitada por la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) y la Fiscalía General de Quintana Roo, por recibir 201 millones de pesos del erario para su campaña electoral.

Las solicitudes de captura por el mismo delito también involucran a José Gabriel Concepción Mendicutti Loria, exsecretario de Gobierno; Bibiano Villa Castillo, e titular de Seguridad Pública; Juan Pedro Mercader, también exsecretario de Seguridad Pública y extitular del desaparecido Instituto de Fomento a la Vivienda y Regularización de la Propiedad.

Otros exfuncionarios que también tienen orden de aprehensión, pero del fuero común, por el delito de desempeño irregular de la función pública, son: Gonzalo Abelardo Herrera, extitular de la Función Pública; Mario Castro, exdelegado de Diconsa; Ercé Barrón Barrera, extitular de la Administración Portuaria Integral; Luis Alberto González, extitular de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario y Rural; Román Quián, exsecretario de Gobierno, y Víctor Hugo Loyola, exprocurador fiscal.

La gigantesca cadena de estafas de Borge y su clan, en perjuicio, lo mismo de particulares que de las finanzas públicas de Quintana Roo, comenzó en el Instituto del Patrimonio Estatal, con la venta irregular a ridículos precios -entre el uno y seis por ciento del valor comercial real-, de 9 mil 500 hectáreas de reserva territorial, equivalentes a seis veces la totalidad de la zona hotelera de Cancún.

 

Quebranto a la cuenta pública

Selvas, manglares, pantanos, parajes, islotes, hoteles, comercios y demás tipos de negocios fueron arrebatados fraudulentamente, lo mismos al gobierno estatal que a empresarios.

Ello significó quebranto a la cuenta pública estimado en mil 99 millones 492 mil 370 pesos, además de otros desvíos de recursos públicos por 55 millones de apoyos al campo y falsas compras de maquinaria agrícola; otro más por 600 millones que debieron destinarse a la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado y a gasto corriente.

Otra ruta para la estafa fue la Naviera Barcos Caribe, cuyos principales accionistas y prestanombres de Borge fueron María de Lourdes Pinelo Nieto, secretaria de su padre Roberto Borge Martín y el abogado de la familia, César Celso González Hermosillo. Se estima que a través de dicha empresa llevaron a cabo el blanqueo de 4 millones 500 mil dólares americanos y 14 millones 290 mil dólares australianos.

 

Once investigaciones más en Fepade

Pero no nada más está implicado en el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita, por parte de la PGR, también cuenta con 11 carpetas más de investigación en su contra por parte de la Fepade; tan sólo en una de ellas hay un desvío de más de 200 millones de pesos, a través del financiamiento ilícito de campañas en 2016.

José Mauricio Góngora Escalante, excandidato a gobernador por el PRI, quien sería favorecido con transferencias del gobierno de Roberto Borge, es uno de los involucrados en una de dichas carpetas, al recibir 201 millones de pesos para financiar la campaña en la que fue derrotado por Carlos Manuel Joaquín González.

La investigación revela que hubo transferencias del gobierno de Quintana Roo en el 2016 a las campañas de un partido político, por lo que se configura el ilícito de financiamiento ilícito, cuya pena va de 15 a 20 años de prisión, sin embargo al no ser un delito grave no hay prisión preventiva y se puede  pagar una multa y enfrentar el proceso penal en libertad.

 

Santuario del narco de Canto y Borge

Los ex gobernadores priistas de Quintana Roo, Félix Arturo González Canto y Roberto Borge Angulo, son responsables del caos en que se encuentra la entidad, originado por el crimen organizado, al vender la plaza dos veces a organizaciones rivales.

Así lo revela el resultado de las indagatorias realizadas a raíz de la captura en Panamá de Borge Angulo, con lo que comenzó a destaparse la cloaca que se gestó desde que González Canto asumiera la gubernatura en abril de 2005, al entablar relaciones simultáneamente con el cártel de Sinaloa y el del Golfo, cuyos sicarios han mantenido una cruenta guerra durante más de dos sexenios por el control del territorio.

De esa manera, desde hace 12 años Quintana Roo se convirtió en santuario del narcotráfico, en centro de operaciones de bandas de narcotraficantes, de tráfico de personas, en refugio de capos de las drogas y en paraíso fiscal para el blanqueo de capitales, además de que sigue siendo la puerta de entrada para la droga que llega a territorio mexicano por la frontera sur por aire, mar y tierra.

Asimismo, el analista Guillermo Vázquez Handall, uno de los exasesores de Borge Angulo, aseguró que en los gobiernos pasados había una especie de acuerdo entre la autoridad estatal y municipal y los grupos delincuenciales para operar libremente.

joebotlle@gmail.com

José Antonio Meade

Violencia electoral en la SEP

Garcia JosePostigo

José García Sánchez

Algo pasa en el PRI que no saben qué hacer sus miembros con las precampañas. Todo les sale mal y algunos de sus candidatos reviven a cantantes de rock para ponerles la camiseta del  tricolor.

Esteban Ruiz, priista aspirante a la delegación Benito Juárez, alteró una fotografía con la imagen del cantante Freddy Mercury vistiendo una playera del PRI. Con ello intentó apoyar al precandidato presidencial, José Antonio Meade, y al remedo de precandidato al Gobierno capitalino, Mikel Arriola.

Los priistas se saben en el tercer lugar electoral, en las mejores posiciones a pesar que estos resultados los arrojan las encuestas que ellos mimos mandan a hacer.

Las descalificaciones que surgen desde la SEP contra el líder de Morena parecieran provenir de la esquina de un cuadrilátero de barrio o de un rincón oscuro de la Feria de San Marcos y no de la dependencia encargada de dignificar la educación del país. El exsecretario convertido ahora en la cabeza de la campaña inexistente de José Antonio Meade ya había adelantado juicios sobre la salud mental de Andrés Manuel López Obrador, lo cual muestra no sólo la evidencia de estar rebasados por la realidad electoral del país que creen gobernar, sino un verdadero peligro para el país, porque se sabe que después del discurso agresivo, beligerante, violento, vienen los hechos que desde ahora se multiplican a lo largo y ancho del país.

Asesinatos de periodistas, de mexicanos relacionados con la política, de hombres y mujeres que ante la falta de oportunidades de trabajo y de un salario digno se afilian al narcotráfico y mueren torturados, y con el tiro de gracia. Esta violencia que antecede a las elecciones, aunada al discurso de un desecho del salinismo más rancio como Otto Granados, adelanta violencia generalizada. Si a esto añadimos las declaraciones del presidente consejero del INE, Lorenzo Córdova, quien advirtió que ante la espiral de violencia que se presenta en el país, es necesario que las instituciones trabajen para evitar un brote de inseguridad que inhiba a los ciudadanos a ejercer su derecho al sufragio.

Comentario desafortunado que el diputado panista Jorge Ramos solicitó a Córdova Vianello no alarmar a la población con ese tipo de anuncios, impropios, a todas luces, de un coordinador de elecciones.

Pareciera que quien quiere inhibir el voto es precisamente el presidente consejero del INE, incondicional del PRI, para evitar que haya una gran confluencia en las urnas y puedan entonces manejar el abstencionismo, producto del miedo, a su antojo.

El PRI se ve derrotado desde ahora en las urnas. Hasta los más optimistas que rayan en la fantasía saben que con ese candidato a la Presidencia de la República no llegarán muy lejos y cambiarlo a estas alturas confirmaría que todo el sexenio fue de improvisación y palos de ciego. Sin decisión ni rumbo y con proyectos que nunca se llevaron a cabo porque nunca existieron realmente.

La continuidad administrativa, con cero política que ofrece Meade, no provoca ni a los priistas, quienes en diferentes estados han mostrado su desacuerdo con el nombramiento del exsecretario de Hacienda y se niegan a recibirlo, o por lo menos anuncian que será abucheado por los propios militantes de su partido.

Los encargados de la campaña, encabezados por el sargentito A. Nuño, sacaron a la esposa de Meade al supermercado, escogiendo los ingredientes de la cena de año nuevo, que resultó tan ridículo como la resurrección de Freddie Mercury y Michael Jackson con la camiseta del PRI.

Algo pasa en el PRI que no saben qué hacer con las campañas de sus precandidatos y quieren una gresca nacional para alterar los resultados que desde ahora no le favorecen.

ISSSTE

Un siglo de  mordaza

Garcia JosePostigo

José García Sánchez

El actual sexenio podría ser denominado el periodo anticultura, antilectura, antieducación, antihistoria.

Uno a uno de los actuales funcionarios públicos ha desfilado ante los mexicanos para mostrar su ignorancia supina a través de los medios que pareciera no saber cuidarlos lo suficiente a pesar de las carretadas de dinero que se les otorga.

Por ejemplo, el líder nacional del PRI, que a duras penas sabe hilar una frase con otra, sostuvo una premisa temeraria al decir que en su experiencia como funcionario público y como líder de un partido político, los medios de comunicación son críticos, abiertos y plurales, desde luego que en ese momento no precisó de qué país estaba hablando.

Además, tomando en cuenta su trayectoria, podría adivinarse que hablaba de México, al afirmar que “jamás he contribuido en recurso económico alguno en algún medio de comunicación, más allá de lo que se establece en el modelo de comunicación política que le corresponde a cada organización política por igual”.

Lo cierto es que aquellos que han dado un repaso a nuestra historia sabemos que la relación entre poder y medios no ha cambiado. Se han transformado las herramientas, pero el contenido sigue siendo el mismo.

La historia de México registra los “Viajes de rectificación” que realizaban involuntariamente los editores de periódicos y reporteros, con los gastos pagados por el gobierno de Venustiano Carranza, durante su breve gubernatura en Coahuila en 1911, después al ser nombrado encargado del Poder Ejecutivo de 1914 a 1917 y posteriormente como Presidente de la República de 1917 a 1920.

El viaje consistía en que se levantaba al reportero o editor y se le desaparecía mientras lo convencían bajo amenazas, golpes, torturas, etc. De que al regresar a la libertad debería desmentir todo lo que había dicho sobre el régimen carrancista. Si tomamos como inicio de esta práctica la llegada de Carranza a la Presidencia de la República, estamos hablando de un siglo de intimidación contra los miembros de la prensa que no se ajustan a los intereses del poder.

Mientras tanto, precisamente el 26 de diciembre, el líder nacional del PRI señaló sin sonrojo alguno: “Existe, por supuesto, la libertad de expresión en nuestro país y también existen en distintos medios diversas manifestaciones de la pluralidad democrática que vive México”.

Las técnicas de compra de espacios para condicionar el resto del contenido de los periódicos no han cambiado, la historia registra que Álvaro Obregón, desde que fuera secretario de Guerra y Marina, gustaba de hacerse entrevistas a él mismo, y si le gustaba cómo habían quedado, las enviaba a algún periódico, previo cañonazo de 50 mil pesos.

Había editores que se negaban, pero Obregón y sus hombres contaban con métodos adecuados para que aceptaran la publicación de esas autoentrevistas que tanto agradaban al Manco de Celaya.

Si tomamos como fecha de inicio de las entrevistas a modo, y declaramos como su fundador a Álvaro Obregón, podemos decir que éstas tienen 101 años de existencia.

Como estas anécdotas que dan cuenta de las restricciones a los medios están plagados los caudillos de la Revolución, movimiento que degenera en la creación de un partido que fortalece esta práctica de compra de medios hasta la fecha.

Los priistas deben conocer más sobre sus orígenes, deben perderle el miedo a los libros y entender que la cultura no es aburrida y que la educación de calidad no depende de la rebeldía de los profesores.

El PRI basa su sobrevivencia en la mala memoria de los mexicanos y su ignorancia, pero cuando ese olvido es propio de sus líderes y la ignorancia invade a sus funcionarios, estamos hablando de su inevitable agonía.

Meade

Meade, el místico

Garcia JosePostigo

José García Sánchez

Sin más propuesta que la continuidad, el candidato del PRI a la Presidencia dela República, José Antonio Meade, basa el discurso de campaña en descalificar las propuestas de sus contrincantes. La minimiza y considera que carecen de suficiente solidez como para competir con la continuidad que él representa.

A menos que se apellide Salinas, Slim, Azcárraga, Bailleres, el periodo de gobierno de Meade les podría ser benéfico, de otra manera, a pequeños y medianos empresarios, no.

Habrá que preguntarles cómo les fue en estos últimos cinco años.

José Antonio Meade no puede aportar nada sin cuestionar el sexenio cuya administración lo convirtió en candidato. Sus ideas propias no pueden plasmarse en un programa de gobierno, a menos que sean las mismas que rigen actualmente.

Si Meade aporta algo nuevo, puede interpretarse como que califica de vetusto lo actual. Si promete continuidad abiertamente, demuestra estancamiento. Si rememora viejas luchas, se vería anacrónico.

Si hace alianzas parece un plagio, si quiere independencia podría caer en el marasmo de los solitarios sin candidatura ni partido.

Poco puede decir Meade en sus discursos de campaña, tal vez por eso haya preferido convocar a las mujeres del Estado de México a encomendarse a Dios ante la ola creciente de feminicidios en la entidad.

No puede siquiera presionar a los responsables de la seguridad en ese estado, porque estaría debilitando la imagen de por sí endeble de otro priista que ganó la gubernatura con poca limpieza y muchas dudas, Alfredo del Mazo.

Es por ello que Meade prefirió en esta ocasión tomar un discurso mesiánico, religioso, místico, con pretexto de la Navidad y entonces dijo desde el estrado convertido en púlpito: “Hoy es el tercer domingo de adviento, es el día de la vela rosa y la vela rosa es sinónimo de alegría, el rosa es la alegría de las mujeres, el rosa es el entusiasmo de Nicolás Romero”, expresó.

Meade asistió al Estado de México de manera improvisada porque se canceló a última hora una gira por Jalisco, debido a la falta de quórum, pocos asistentes y muchas tortas y refrescos, pero ni así cuaja la candidatura de Meade en esa entidad.

A pesar de la prisión verbal y conceptual en la que se encuentra postrado el candidato del PRI a la Presidencia de la República alcanzó a balbucear que las alianzas de la oposición entre Morena y el PES, y la conformada por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, al considerar que una coalición entre dos extremos tan distintos terminará por dividir la militancia.

Aseguró que las propuestas del Partido Verde y con Nueva Alianza son consistentes, pero no dijo cuáles eran.

Meade Kuribreña no ocultó el temor a perder y prefirió descalificar a dar a conocer alguna de las propuestas sólidas de las que habló y recalcó que la experiencia con alianzas entre partidos diversos, resultan en gobiernos carentes de propuesta y de funcionalidad.

Total que desde los primeros días de precampaña puede verse a un Meade atado de pies y manos al momento de dar a conocer una ocurrencia, ya no idea, que identifique su estilo personal de candidatear, porque sabemos que no habrá estilo propio en su gobierno en caso de triunfar en las urnas. Se parecerá más a Peña Nieto que a sí mismo.

Soldados-Ejercito-Pajaritos-Coatzacoalcos-Mexico_LNCIMA20160421_0104_29

Ley represiva

Garcia JosePostigo

José García Sánchez

La Ley de Seguridad Interior nace de una incapacidad, las corporaciones policiacas prefirieron acercarse a los narcotraficantes que a sus jefes inmediatos, cuyos tratos despóticos y abusos los hicieron prácticamente huir o despreocuparse de sus funciones o bien utilizar el uniforme para alcanzar la impunidad en los hechos de complicidad con el crimen organizado.

El narcotráfico ofrece mejores salarios a los miembros de las corporaciones policiacas que en sus instituciones desgastadas por la corrupción, y no escamoteaban los recursos y prestaciones a la hora de indemnizar a los familiares si moría el policía cómplice.

Los policías incorporados a las filas del narcotráfico, ya sea que dejaran sus empleos originales o dobletearan actividades, tenían más certeza del empleo con los malos que con los buenos, porque en la línea vertical de los mandos policiacos están expuestos a encarcelamientos injustos, acuartelamientos de ficción, a labores que atentan contra la integridad de los ciudadanos, que muchas veces resultan ser sus familiares y amigos; en cambio, en las filas del narcotráfico iban contra enemigos reales, contra gente preparada igual que ellos. Sus enfrentamientos no son contra la sociedad inerme, sino contra personas en igualdad de circunstancias, armadas y entrenadas.

Los salarios y prestaciones de los policías mexicanos son de risa comparados con los de otros países. Lo mismo sucede con las prestaciones laborales de los soldados, pero éstos aguantan más el maltrato de los superiores porque son extraídos de la miseria rural, mientras que los policías son incorporados de la pobreza urbana.

Es decir, el origen de la ineficiencia de los miembros de las corporaciones policiacas que abrieron las calles a los militares es un problema de estructura de gobierno, de sobrevivencia, no de lealtad. Los policías que se integran a las filas del narcotráfico encuentran mejor trato, a pesar de todo, en las filas del narcotráfico que en los cuarteles de sus diferentes corporaciones, donde se les maltrata, discrimina, humilla, encarcela, tortura, etc.

Si quieren en realidad que la inseguridad desaparezca, deben cambiar radicalmente las estructuras de gobierno, pero toda la maquinaria de gobierno está ahora volcada para evitar que haya cambios en los resultados de las elecciones.

Esto quiere decir claramente que la Ley de Seguridad Interna no pretende erradicar el narcotráfico, mermar a la delincuencia común o proteger a la población de la delincuencia común u organizada, sino detener la inconformidad social que puede tomar forma y convertirse en masas que protesten en las calles al ver violentados sus derechos cada día.

Por su parte, los militares deben ser los primeros en aceptar que no están preparados para ser partícipes de una ley de seguridad interna debido a que todavía las tropas no están entrenadas para respetar los derechos humanos. De esto ha habido muchas pruebas. El caso muy sonado en 2007, cuando unos militares violaron hasta la muerte a una anciana en la sierra de Zongolica, los uniformados arrebataron videos y grabadoras a los periodistas con testimonios de su responsabilidad. Esto sucede en todo momento. Ahí está Tlatlaya, Palmarito, Ayotzinapa, etc.

No hay gremio más agresivo contra los periodistas, ni impedimento para realizar su trabajo, que los militares. Ante esta realidad no es posible que les regalen las calles para que ellos hagan lo que se les venga en gana.

Es una ley represiva que el propio Gustavo Díaz Ordaz vetaría.

INE

¿Y las instituciones?

Garcia JosePostigo

José García Sánchez

Cuando hablar de la responsabilidad original que le da vigencia a una responsabilidad pública es un motivo de orgullo, es que algo anda mal.

Las instituciones en este sexenio se convirtieron en una especie de culto a la personalidad, donde realizar las tareas por las que le pagan sus salarios es algo excepcional, y como muestra están las declaraciones de Lorenzo Córdova, quien anuncia que habrá elecciones legales e imparciales. Esto quiere decir que nunca las ha habido.

El INE, antes IFE, nace para que haya elecciones legales e imparciales, por eso les pagan sus muy altos salarios. No es una condición que deba anunciarse, sino una obligación implícita en su tarea cotidiana.

Pero como están acostumbrados en el INE a que su tarea siempre sea cuestionada, se les hace fácil decir algo que acusa culpa e irresponsabilidad, por decir lo menos.

Más aún, si estas palabras se pronuncian cuando es aprobada en comisiones del Senado la Ley de Seguridad Interior, que es una amenaza para libertad de los mexicanos y sobre todo una advertencia a manifestar ideas opuestas a las del gobierno.

El INE forma parte de una estructura de Estado que sin ser partido político se identifica con la derecha. Su formación administrativa es vertical, prácticamente dictatorial. Pero sus disposiciones y connivencias se realizan sobre un esquema de conservadurismo con el pretexto de las leyes electorales interpretadas por los propios consejeros electorales a modo, de tal suerte que los beneficiados sean por lo regular PRI, PAN y Verde, el resto son sancionados no sólo con mayor frecuencia, sino con más saña. Basta ver una relación de multas, amonestaciones y restricciones contra esos partidos.

Es sintomático que los únicos en este país que hablan de democracia sean los consejeros electorales, como si tuvieran la necesidad de justificar su cargo y explicar su salario.

Por ejemplo, Córdova Vianello afirmó que en el arranque de las precampañas, como debe ocurrir en democracia, el protagonismo recae en los actores políticos y no en las autoridades electorales.

Es decir, ellos cada día tienen salarios más altos, pero menos responsabilidades. A menos que tengan que ver con la injerencia de los castigos a los partidos políticos ante fallos del Tribunal Electoral, en los cuales han reducido, por decisión de los propios consejeros, montos y castigos.

Cómo creer que existen instituciones de Estado si sus titulares las convierten en sucursales de los partidos políticos, y no sólo es el caso del INE, sino de todas las secretarías de Estado, las que deben ser imparciales como la CNDH, el IFAI y otras aparentemente imparciales se inclinan a proteger al poder existente.

Es necesario leer los boletines de prensa de las dependencias de gobierno para darnos cuenta que vivimos en una aparente democracia, donde los encargados de Comunicación Social crean una especie de culto a la personalidad y su trabajo, obras, ideas y proyectos, simplemente son parte de esa gran deidad que es el titular, a quien se le debe honrar y respetar como un semidios.

Las instituciones actuales en México tienen vicios que crecen y se fortalecen en busca de una legitimidad que carecen desde el origen; sin embargo, no dudan en afirmar que hablan desde la modernidad de un gobierno que transpira agonía y para el cual el resto de las propuestas políticas son antiguas, pasadas de moda, falsas o simplemente pertenecen al pasado, de donde ellos todavía no ha salido.

De no haber una transformación de fondo en la estructura burocrática se va a hacer en pedazos y no necesitan ni disidencia ni enemigos externos. No resisten más tiempo esa inercia y en las declaraciones del consejero presidente del INE tenemos una clara advertencia sobre esa inevitable y evidente decadencia.

Zarco

Francisco Zarco, epicentro del periodismo

Es un honor recordar la vida y la obra de un hombre que cambió la tranquilidad de ser un simple editor, por la vocación de la verdad, que es el epicentro de nuestro oficio.

En cambio fue crítico, y en su postura se convierte en un defensor de la libertad de expresión, que lo lleva a la cárcel por decir lo que pensaba.

Si Francisco Zarco viviera, sería calificado, de activista. Sustantivo, convertido en adjetivo, para beneficio del poder. Ser activista justifica todo tipo de represión en un país donde la tortura todavía es una forma cotidiana de inventar culpas y esconder verdades.

Si un periodista muestra su simpatía por alguna causa, de inmediato se le denomina activista. Con este pretexto fueron asesinados, en este sexenio, más de un compañero. Ser activista acusa una razón más para exigir voz y ser escuchado y este compromiso en un comunicador implica un riesgo, sabemos que la esencia de nuestra palabra es la libertad de expresión.

Zarco debió callar para conservar la libertad y a veces para preservar la vida. La muerte acechaba y acecha, no nos hieren las balas perdidas, nos matan los tiros certeros del poder en cualquiera de sus expresiones.

En México los periodistas somos corresponsales de guerra. Una guerra que implica nuestro exterminio.

La impunidad en las investigaciones policiacas sobre los asesinatos de los compañeros así lo define.

Ahí están los amigos y compañeros que han sido silenciados, por la razón de la fuerza. Hay también quienes se callan por ratos voluntariamente, los que callan siempre contra su voluntad y los que son callados por causas ajenas, no siempre desconocidas.

La progresiva descomposición de la autoridad en nuestro país exige límites, el periodista es un dique que puede detener esos excesos y rechazar los extremos de un poder que se autodenomina impune en cada corruptela.

Los comunicadores no podemos crear o reformar leyes, pero sí exigir que se respeten. Porque los primeros en violar la legalidad son quienes velan su vigencia.

Pareciera que las leyes tienen la culpa de la injustica y surgen las reformas para crear hoyos negros que conducen a la impunidad de los poderosos y condenan a los débiles al miedo y a la miseria. Cadena perpetua en el silencio es sólo la primera advertencia, porque al morir un periodista no sólo se termina con una vida incómoda para los propietarios del país sino que se advierte para que demostrar que decir la verdad aquí, es un delito que se castiga con la muerte.

La pasividad empieza a romper el silencio de los mudos. Nosotros tenemos la voz y la usamos para ponderar lo intrascendente en no pocas ocasiones.

Tenemos que recordar que somos los interlocutores de la sociedad ante el poder y no los voceros de éste.

A los periodistas, guardianes de la verdad por naturaleza, nunca nos han dividido nuestros centros de trabajo, ni nuestras ideas diferentes, ni las diferencias en la interpretación de la realidad. Nos han dividido los silencios.

Callar voluntariamente no es un acto pasivo. Es el insumo del rumor y la especulación. Hay silencios que la discreción exige no comentar. También existen discreciones innecesarias y cargadas de intereses.

Somos puente y misil de la denuncia comprobada y la difusión de las noticias que pueden causar un infarto o la más grande alegría. Somos corresponsables de la buena salud de la conciencia de los ciudadanos.

Nuestra responsabilidad no es cambiar el mundo, es darlo a conocer como es, para que la sociedad lo transforme. Si presentamos un mundo que no existe el rumbo de la historia se extravía y la evolución se convierte en un retroceso que hace del tiempo un reloj sin manecillas.

El mejor homenaje que podemos hacer a Francisco Zarco es dejar que la locura defina la normalidad y hagamos de la verdad el tamiz de lo correcto.

Francisco Zarco sale de la cárcel, es libre pero su periódico, El Demócrata, calla para siempre. Ahí Francisco empezó a morir poco a poco.

Si queremos hacerle un regalo al compañero Zarco, en este día, veámonos como hermanos amigos, estoy seguro que nuestra suerte en lo personal, cambiará y la del país también.

Ivonne-Ortega

La rebeldía mediática de Ivonne

Garcia JosePostigo

José García Sánchez

Como se había comentado en este espacio la contratación de la agencia Cambridge hace previsible las acciones de quienes quieren inflar artificialmente la figura de José Antonio Meade, y pasan de la exaltación paroxística de su personalidad a la creación de un guión para lanzarlo al estrellato político.

La rebeldía de Ivonne Ortega fue tan repentina como efímera. A pesar de que sus argumentos en esos momentos podrían contener algo de solidez al exigir espacios para la mujer dentro de la candidatura del PRI, algo se escuchaba falso. Sonaba hueco, se sentía bofo.

Como si se tratara de la trama de una telenovela, desde antes se colocaron los papeles. Y se asignaron posturas duras, como la de Ivonne Ortega que posteriormente se reblandecieron ante la impactante figura de Meade, como el más panista de los priistas, o como el menos priista de los candidatos en la historia de ese partido.

Que una mujer fuera la disidente efímera tiene la intención de crear equilibrios en el interior del partido, pero al mismo tiempo mostrarla como una persona que se doblega ante la impactante personalidad el candidato.

Si esta puesta en escena es lamentable más aún las indecisiones de una priista que fue dirigente del partido, pero nunca pudo desligarse de la dinastía a la que pertenece en la península de Yucatán.

Nadie puede negar que Ivonne sabía el nombre del candidato del PRI a la Presidencia de la República. Ya para el día en que pidió un lugar en el espacio de la sucesión presidencial ya había ocurrido la diarrea de adjetivos del secretario de Relaciones Exteriores. Después se colocó el gran pretexto de las cuotas partidistas no pagadas durante un año, como un ejemplo que invitaba al resto de los militantes a ponerse al corriente con sus pagos.

La exgobernadora de Yucatán es paisana de gran elector de candidatos del PRI que ha trabajado detrás del trono con gran influencia sobre las decisiones presidenciales desde el sexenio de Miguel de la Madrid. Es decir, Ivonne no puede hablar de desconocimiento en las entrañas del poder ni del nombre del candidato de su partido.

Así, Ortega, después de una semana de silencio, manifestó su abierto apoyo a la candidatura a la Presidencia de la República de José Antonio Meade, tras destacar la importancia de mantener la unidad en el PRI. Es decir, que lo que antes debía transformarse ahora debe mantenerse unido, como si un cambio sustancial dentro del tricolor lo desmembrara.

Luego de realizar un video exigiendo justicia en el PRI para que pudiera llegar a ser candidata a la Presidencia de la República bastó con hablar con el presidente de la República para negociar, seguramente, un lugar en el espacio del próximo gabinete, en caso de ganar el PRI.

Desde luego que Ivonne Ortega recibió el agradecimiento del gran candidato que le hiciera cambiar de opinión ante una militancia que empezaba a entregarse para seguir las ideas de la ex gobernadora.

Sumarse de la amera en que lo expresó públicamente a la  campaña de Meade, habla de una bipolaridad ideológica extrema, donde los estatutos del PRI quedan en segundo término y la distracción que encarna Ortega gana espacios en los medios.

La indignación mostrada por Ivonne Ortega ante la imposibilidad de poder concursar por la candidatura acusaba una salida próxima del PRI, no fue así, simplemente se plegó a los designios del gran elector, con o sin guión previo para su protagónico telenovelero.

Meade

Ya perdió el PRI

Garcia JosePostigo

José García Sánchez

El nuevo PRI es más viejo que el anterior. Dentro de esa senectud fue rebasado por la decisión de unos cuantos que le hizo perder no sólo el tiempo de elaborar una convocatoria, que para algunos es una simple simulación, sino el ceremonial de un aparente proceso democrático.

Desde luego que hubo priístas que se lo creyeron y participaron con auténtico entusiasmo en lo que para la mayoría de los mexicanos fue una mascarada. Resulta que ante los tecnócratas el grupo selecto de funcionarios alrededor de Luis Videgaray hicieron que el PRI perdiera el primer round en esta contienda por la Presidencia de la República.

Simplemente el candidato no es priista. El método para elegirlo del partido fue un ridículo que quedó en el anecdotario de una organización que muestra su desgaste irreversible en el poder. El grupo en el poder, cada vez más alejado del partido, venció al PRI.

Es decir, José Antonio Meade no tiene partido, ningún partido lo tiene a él. El destino lo alcanzó antes de que pudiera afiliarse a alguna organización y esto que parece un acto premeditado para la cúpula del poder no deja de ser una sorpresa para el propio exsecretario de Hacienda, por lo menos su poca convicción expresada en cada acto así lo manifiesta.

El candidato que concursará por la Presidencia de la República el 1 de julio del próximo año, es el peor orador que ha tenido el tricolor en su historia. Es un buen remedio para el insomnio y esto es sólo parte de su falta de convicción por el triunfo y de vocación por una práctica política que debe ir más allá del escritorio.

El PRI perdió en su intento por disfrazar una decisión de grupo como una decisión democrática del partido. Seguramente seguirán la puesta en escena y hasta habrá un nerviosismo aparente a la hora de esperar el voto previsible de los 9,100 delegados sobre los que, según la convocatoria, recaerá la responsabilidad de lanzar al abanderado hacia la aventura de una contienda electoral en busca del voto.

La peregrinación de Meade por los tres sectores del partido simplemente se configura como una burla a los mexicanos, porque el sector campesino prácticamente no existe en el país; hay una burocracia que se dedica a hablar de los campesinos en actos como donde el exfuncionario de Felipe Calderón se presenta como abanderado priista para la contienda más difícil de su historia.

Los obreros han dejado de tener prestaciones sociales y apenas sobreviven con unos de los salarios más bajos del mundo. No hay quien los defienda y mucho menos en el PRI.

También visitó la CNOP, que aparentemente representa la clase media del país afiliada a ese partido en momentos en que este segmento de la población deteriora diariamente su poder adquisitivo, sus hijos se quedan sin estudios, sus empleos no son seguros, sus prestaciones menguan, etc.

Los tres sectores del PRI obedecen a una burocracia partidista que debió darle asco al propio Meade si es que todavía tiene sentido común. No sabemos qué sucedió, lo cierto es que el candidato del PRI a la Presidencia de la República empezó por desarticular al PRI, y por fingir que después de estar en cinco secretarías de Estado desconoce la realidad cotidiana de los campesinos, de los obreros y de la clase media. Simplemente sonríe.

 

MANCERA MARGARITA Y RAFA

Café para tres o “touchdown” de Luis Serna

Un encuentro inusual, poco común, fue el que sostuvieron Margarita Zavala -candidata independiente-, Miguel Ángel Mancera -jefe de Gobierno capitalino- y el otrora exgobernador poblano Rafael Moreno Valle.

El cónclave puso a temblar a más de uno, entre ellos al líder panista Ricardo Anaya, quien quiere ser el candidato presidencial por el Frente Ciudadano por México, integrado por PRD, PAN y Movimiento Ciudadano.

Nadie sabe y nadie supo cuál o cuáles fueron los tópicos a tratar, lo cierto es que con esta jugada política, Luis Serna vuelve a colocarse a la cabeza de la lista de quien sucederá a Mancera una vez que el jefe de Gobierno presente licencia al cargo para contender por la Presidencia de la República.

Cabe señalar que Luis Serna ha sido siempre la mano que mece la cuna en los amarres políticos que ha necesitado Miguel Ángel Mancera.

Luis Serna ha sido un hábil conciliador y necesario  interlocutor en las diversas decisiones políticas, internas y externas que han surgido en la administración mancerista y cuyas salidas políticas han permitido la gobernabilidad, siempre en la ruta de hacer el mejor trabajo para el Jefe de Gobierno.

La amplia agenda política, cultural, económica e incluso mediática que maneja Serna Chávez lo posicionan como uno de los pocos hombres que pueden ser capaces de continuar el proyecto de Mancera y llevarlo a buen puerto.

El encuentro en el Café Balmori no fue casual, pues el tema toral sin duda alguna fue el método para elegir al candidato presidencial.

Reunión por demás clara, con dedicatoria para algunas personas, entre ellas Ricardo Anaya.

Aunque ya lo dijo Miguel Ángel Mancera: “si hay dedazo o agandalle, no voy”, pues él prefiere un método más democrático de selección.

Por lo pronto, Margarita se aplicará y está dispuesta a ofrecer su capital político a Mancera, con tal de no ver a Anaya como candidato.

También se comenta que Moreno Valle está consciente que no puede llegar tan lejos, pero puede aportar su granito de arena y negociar a fin de permanecer en la jugada, aunque no sea como candidato.

Serna Chávez anotó touchdown, pues el encuentro, que se antojaba complicado, fue propiciado por el secretario particular del Jefe de Gobierno.

 

Gas

Reforma del engaño

Garcia JosePostigo

José García Sánchez 

Si la mentira fuera un delito en México, debería castigarse más severamente a los políticos que la utilizan como herramienta de prestigio y como arma para desacreditar a los contrincantes. En tiempos electorales se siembran las mentiras, se cosechan en las urnas y se echan a perder cuando llegan al poder.

La reforma energética entra a la campaña política del PRI a través del Buen Fin. Luego de tres semanas de que el gas LP, de consumo doméstico, aumentara de manera criminal, a pesar de los anuncios de hace un par de años sobre los beneficios de la reforma energética.

Los precios del Gas LP han aumentado más de 60 por ciento en los últimos 10 meses. Según la Comisión Reguladora de Energía, alrededor de 76 por ciento de los hogares en México utiliza gas Licuado de Petróleo como principal combustible para la elaboración de alimentos y calentamiento de agua, por lo que es un insumo obligatorio.

Las frases que acompañaron la justificación de los precios del combustible ahora se contradicen, porque si se basa en el precio del dólar como lo difundió el gobierno federal por todos los puntos cardinales del país, pues la Comisión Reguladora no puede tener injerencia electorera sobre el precio de la gasolina, sin embargo, informó que durante el Buen Fin, las gasolinas Magna y Premium disminuyeron dos centavos, mientras que el diésel mantiene su costo en relación con los precios del viernes.

El órgano regulador precisó que durante esos tres días el precio máximo de la gasolina Magna es de 16.72 pesos, el de la Premium 18.46 pesos, mientras el diésel se conserva en 17.67 pesos el litro.

En lo que se refiere a los precios mínimos, el costo más bajo de la gasolina Magna es de 15.46 pesos, el de la Premium 17.19 y el del diésel 16.42 pesos por litro.

Así, a unas semanas de cerrar el año, los precios de varios productos básicos y del gas LP han ido al alza, contra un salario mínimo fijado en 80.04 pesos, resulta una agresión que arrojará su reacción en las urnas.

La noticia del alza en el gas LP se oficializó a través de los letreros de los camiones repartidores de gas. En octubre el precio del kilo de gas oscilaba en promedio en 17.85 pesos, para el mes de noviembre ha subido a 18.5.

En octubre el cilindro de 10 kilos costaba 179 pesos, este mes ya tiene un precio de 185; el de 20 kilos pasó de 357 a 370, es decir, 13 pesos más; el de 30 kilos aumentó de 536 a 554 y el de 45 kilos incrementó su precio de 804 a 831 pesos.

Con este incremento varios productos básicos subieron de precio: la carne, el frijol y las verduras tienen precios muy por arriba de lo normal.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía informó que la tasa anual de inflación se ubicó en 6.73%, la cual fue influenciada, entre otros factores, por el constante incremento que ha registrado el precio del gas LP para los consumidores domésticos.

La reforma energética no fue lo que se había anunciado. Esto lo sabían los funcionarios públicos de la actual administración.

Si existe un producto en el mundo que cuente con pronósticos hasta de 10 años adelante es el petróleo. Uno de los muchos objetivos de la reforma energética era aumentar los precios por dos razones fundamentales: la primera, hacer atractiva la compra de Pemex y, segunda, obedecer las presiones del mercado internacional.

Por un lado la sumisión a los designios extranjeros, y por otro, la prepotencia y autoritarismo sobre la población hacen de la actual administración un grupo mentirosos.

Aún está en la memoria de los mexicanos las palabras del propio Enrique Peña Nieto anunciando la reducción en las tarifas de energéticos y de la energía eléctrica. En ambos casos han aumentado de precio sustancialmente. La reforma no tiene beneficios para los mexicanos, todo lo contrario.

IMSS

El Seguro no es seguro

Garcia JosePostigo

José García Sánchez

Una de las viejas consignas del PRI viejo, que ahora retoma el PRI en la senectud, es designar al Seguro Social como termómetro del éxito laboral de la administración que corresponde en ese momento.

Así, el Seguro Social afirma que el empleo crece, cuando en realidad lo que aumenta es el desempleo; medir las plazas laborables a través de una institución como el seguro sólo arroja confusión y sus cifras no pueden ser reales, hay patrones que retiran a sus empleados de esta prestación, incluso sin avisarles y los vuelven a dar de alta en el momento que quieren o necesitan.

El tiempo de gracia de servicios de salud es aprovechado por muchas empresas y en momentos de supervisión, sobre todo a fin de año, se incrementan. Es decir, las cifras de asegurados no pueden medir el empleo.

Pero ahora la complejidad de las dotes adivinatorias del IMSS superan sus hazañas anteriores al asegurar, desde la dirección general de ese instituto, que la mayoría de los empleos generados en la actual administración federal son permanentes, con un crecimiento de cinco puntos porcentuales en términos reales, producto de la reforma laboral implementada, subrayó el director general del IMSS, Mikel Arriola.

Es decir, desde la perspectiva del instituto encargado de la salud de los trabajadores y su familia, los empleos en México son permanentes, cuando la frase tradicional de trabajo seguro dejó de existir en el país desde hace 30 años, debido a las pocas prestaciones sociales y los nulos derechos laborales.

No cabe duda que son tiempo electorales y de creer que la población es ingenua, por decir lo menos.

El IMSS debe vigilar la salud, incluso prevenir enfermedades, pero no dar cifras sobre el empleo y su calidad, duración, certeza, etc.

Pero en esta ligereza de cifras el funcionario destacó que en octubre pasado se abrieron 194 mil 758 puestos laborales, lo que representó 13.5 por ciento más que en igual mes de 2016 y el aumento mensual más alto registrado en 2017, es decir, el IMSS aprieta a través de sus coyotes a algunas empresas para que reingresen a sus empleados a la filiación.

Son tiempos electorales y es tiempo de hacer  creer que se rompen récords en todo. Hay que armar una fantasía alrededor de la actual administración para seguir conservando el poder y azuzar a los medios para que den esta información no sólo como real, sino sin cuestionamientos.

El IMSS en tiempos electorales informa más sobre el empleo que la Secretaría del Trabajo, esta dependencia se diluye en la mediocridad de sus actividades y de sus titulares, agrado tal que pareciera no existir, y si existe carece de importancia, se ha convertido en un elefante blanco o en un despacho de abogados en favor de los empresarios.

El desempleo es una realidad en México, no existen razones de peso, concretas y lógicas, para pensar que el empleo puede aumentar en el país, y de ser así de nada sirve tener empleo si los salarios son de los más bajos del mundo.

El Seguro debe dejar la política y dedicarse a ser eficiente en todas y cada una de sus actividades originales.

INE

Pobre INE pobre

Garcia JosePostigo

José García Sánchez

Lorenzo Córdoba más que indignado por haberle reducido el presupuesto a su empresa particular, se sintió traicionado, utilizado. Si hay un factor que el PRI tiene como eje central de sus triunfos electorales se llama INE.

Las canonjías de la alta burocracia que conforman los consejeros electorales del INE son muchas, tan variadas como perversas y a pesar de ello el consejero presidente, Lorenzo Córdova, lamentó la decisión de los diputados de reducir su presupuesto para 2018, al restarle 800 millones de pesos.

No es justo restar derechos laborales a nadie, al contrario, es necesario que quienes tienen mayores prestaciones contribuyan para que el resto de los trabajadores la tengan.

En el INE, por ejemplo, se le otorgan al trabajador seis meses de salario al casarse y sucede que se apresuran a casarse entre ellos, aunque uno o los dos sean gays. Se divorcian a los pocos meses y obtuvieron dinero del instituto que contribuye a la felicidad de los contrayentes.

El escándalo de Luis Carlos Ugalde, cuando era consejero presidente,  con las casas que se sortearon del Fovissste es muy conocido, al quedarse él con una, en un sorteo que deja mucho que desear, y a pesar de las dudas, nunca se le ocurrió regresarla para limpiar su nombre.

Este año electoral hay comicios presidenciales, por ello los consejeros electorales consideraron que era “justo” que les aumentaran el presupuesto. O sea, que más allá de los porcentajes de la inflación, los consejeros saben que les toca aumento en los ingresos sistemáticamente.

El escándalo del despido de Santiago Nieto, titular de Fepade, dejó muchos puntos oscuros en el tema electoral y el gobierno se dio cuenta que la cúpula del INE no goza de las simpatías de la población, menos aún si se quiere que los resultados de las elecciones tengan credibilidad y los triunfadores legitimidad. Pero no la tendrán hasta que por lo menos la mitad de los 11 consejeros no formen parte del Consejo General, ni del INE ni como asesores ni como representantes ante el instituto de nadie.

Ante tal recorte, Lorenzo Córdova dejó entrever que las elecciones pueden ser un fracaso ante tal recorte, al señalar que el INE tiene en puerta la organización de “las elecciones más grandes en la historia de México. Pero se apresuró a decir que el proceso electoral no está en riesgo, destacó que el monto “rasurado” al INE “es equivalente a la instalación de 24 mil casillas donde emitirían voto 13 millones de ciudadanos”.

Pero la poca o nula credibilidad del INE es precisamente por el exceso presupuesto que se le otorga. Ahora, del monto total que había pedido el INE, sólo 18 mil 226 millones de pesos serían destinados al gasto operativo de la institución, pues los 6 mil 800 restantes son para las prerrogativas que recibirán los partidos políticos.

Córdova Vianello se quejó de que el recorte incide directamente en la operación del instituto y resaltó que “el monto que corresponde a los partidos políticos no fue tocado en ningún centavo”.

Córdova se siente usado por el poder, al que considera un ente ingrato, por decir lo menos, porque si a alguna institución el PRI le debe más de un arreglo electoral que lo lleve a la victoria es al INE.

monreal

Monreal, no real

Garcia JosePostigo

José García Sánchez

Ricardo Monreal pensó que su capital político en la Ciudad de México le alcanzaba para ser vedette y hasta le sobraba. Se equivocó. El tiempo que consideró que le serviría para engrandecerse sólo lo desgastó. Monreal ya no es el que era, mucho menos el que quiso ser. Su protagonismo terminó con su liderazgo.

De tener un liderazgo real en la Ciudad de México se convirtió en el elegido de sí mismo, cuando una de las consignas de Morena radica en darle prioridad a la comunidad, Monreal simplemente pensó como viejo priista y quiso hacer un espectáculo que sólo le benefició a los enemigos personales y, sobre todo, a los enemigos de Morena.

Monreal siempre estuvo consciente que al cuestionar los procedimientos para elegir candidatos desgastaba a Morena, pero pensó equivocadamente que esto le otorgaría a él la categoría de demócrata. No fue así, se le consideró dentro de la categoría de la traición.

Monreal creó expectativas a su alrededor en el momento que no fue electo coordinador de Morena en la Ciudad de México por dos motivos fundamentales:

El primero, era crear un liderazgo fuerte como individuo, no como militante de ninguna organización. No lo logró, simplemente se desgastó.

Le segundo, ganar tiempo para colocar dentro de las ternas de Morena a gente bajo su control. Eso sí lo logró. Ante la ingenuidad o buena voluntad de los integrantes de Morena, Monreal se sirvió con la cuchara grande en muchos de los espacios donde habrá que escoger en ternas, una vez que los dos primeros filtros de selección no fueron consensuados.

Es decir, lo que siempre quiso hacer con su posible candidatura a la gubernatura fue una encuesta “espejo”, que no está considerada dentro de las reglas de elección de su organización. Es decir, que haya encuestas paralelas y se comparen posteriormente para dar un resultado único, como si una cuadra de distancia modificara, en lo sustancial, los resultados.

Si se llega a la encuesta quiere decir que en el primer proceso de selección, el consenso, no hubo unanimidad. Y una vez que la encuesta es cuestionada o sustancialmente echada abajo, se pasa al formato de la terna. Es en esa terna en la que Monreal se ha preocupado por introducir a su gente, aunque a algunos de ellos deberían ser sujetos a examen antidoping antes de tomarlos en cuenta para concursar.

Así, si Monreal aceptara una candidatura en otro partido, también tendría injerencia en Morena, a través de sus incondicionales. Es claro que la tarea política de Monreal no es la de desarrollar una vocación política o ejercer una sensibilidad propia de servidor público, sino un proyecto personal, donde muchas veces ni siquiera sus actuales incondicionales están incluidos.

Esta disyuntiva presentaba públicamente Ricardo Monreal: considerar la posibilidad de militar en otro partido o ser su candidato externo; así, los ciudadanos pudieron darse cuenta de su indefinición ideológica y su imprecisión administrativa, que lo vuelven susceptible de caber en cualquier partido político del país. Es decir, lo mismo pudo haber llegado al Frente Ciudadano, con el PAN, el PRD y Movimiento Ciudadano y encajar perfectamente con su proyecto partidista.

Se habló de que podía regresar al PRI y a nadie le sorprendió, todos sabían que su forma de ser era compatible con ese partido, donde militó casi 15 años. Es decir, más que un militante, pareciera un mercenario de la política, cuya forma de gobierno puede caber en cualquier organización sin problema alguno. Lo cual lo hace poco confiable. Más aun, si tomamos en cuenta que luego de su gobierno triunfó el PRI en Zacatecas, encabezada por un candidato de segunda, Arturo Romo Gutiérrez, que ganó la gubernatura.

Aquí puede plantearse una disyuntiva: o hubo mal gobierno de Monreal o éste negoció para que el PRI regresara a Zacatecas.

Así, la alegría de que permanezca en Morena no debe ser auténtica, puede ser una salida diplomática, política eminentemente, pero no real.

ERUVIEL-AVILA-VILLEGAS

El PRI se muerde las uñas

Garcia Jose

Postigo

José García Sánchez

Las circunstancias empujan al secretario de Turismo a aparecer en los medios, es una comparsa entre los posibles candidatos del PRI a la Presidencia de la República, pero también como un posible candidato a la gubernatura de la Ciudad de México, donde el tricolor lo colocaría sólo como mero requisito electoral.

En la Ciudad de México el PRI está en cuarto lugar y no podrá avanzar a menos que los votos del Frente Ciudadano se sumen como un solo partido y sólo entonces estará en un tercer lugar.

Quien compita por el PRI en la Ciudad de México deberá ser un candidato de quinta, está destinado a la derrota. La falta de cuadros en el PRI, producto de las dinastías y los grupos como Atlacomulco que parecen designar a sus candidatos desde la cuna, ha impedido una auténtica formación de líderes en su organización.

Lo único que viene a hacer Eruviel Ávila a la Ciudad de México es una estrategia para alterar los resultados en las urnas, tal y como lo hiciera en el Estado de México el pasado 4 de junio.

Los líderes en el PRI se han desgastado en el poder o diluido en la espera de candidaturas. Así, si quiere aparentar estar interesado en rescatar la Ciudad de México de las garras de Morena, es mentira, tratará de arrebatar el triunfo a través de triquiñuelas, que lo mismo servirán para favorecer a sus candidatos a la Ciudad de México como a la Presidencia de la República.

Ahora obligan a Enrique de la Madrid a aparentar que puede llegar a una candidatura de altos vuelos, cuando en realidad es al revés. Ni siquiera los abanderados para puestos de altos vuelos son auténticos candidatos de un partido en el poder que se digne serlo.

El secretario de Turismo cuestionó más a fuerza que por convicción las alertas de viaje a México que hace el gobierno de Estados Unidos, por la inseguridad y las calificó de injustas. Argumentó como en una composición de primaria lo que todos esperaban escuchar al asegurar que en nuestro país no hay tiroteos ni terrorismo como en Estados Unidos y Europa.

Lo cual no podemos asegurar por mucho tiempo, porque si el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, sigue disparando al aire para agredir a países como Corea del Norte, Venezuela, Cataluña, esa seguridad que tanto pondera De la Madrid Cordero puede desaparecer por ponerse gratuitamente en la línea de fuego.

Videgaray tiene los hilos de más de un candidato del PRI.

Lo que todavía no se ha dado cuenta es que debe soltar los hilos y permitir que Meade o Miguel Ángel Osorio Chong compitan por la Ciudad de México.

La Presidencia no puede ganarla con candidatos de segunda división. Y no es que no quiera colocar a sus cartas fuertes, simplemente no las tiene.

Comparados con otros precandidatos de su partido, en estas fechas previas a la elección presidencial, el PRI tendría dos cuadros fuertes por lo menos. Ahora no hay consistencia política en uno solo. En realidad se trata de candidatos para una vicepresidencia, nivel que viene ocupando en la política nacional la gubernatura de la Ciudad de México.

Pero las pocas alternativas con las que cuenta el tricolor muestran su peor momento con candidatos de segunda para la Presidencia de la República, y un proyecto de megafraude electoral en la Cuidad de México, elaborado en los laboratorios del PRI-DF, en la Avenida Puente de Alvarado.

Desde luego que el PRI tiene un plan B en caso de perder la Presidencia de la República: la complicidad de los tribunales electorales y el INE.

El Plan C es desde ahora maquinado de manera legaloide en el laboratorio de Insurgentes Norte 57, un golpe de Estado como el que le impusieron a Dilma Rousseff en Brasil o lo que intentó hacer la derecha en Venezuela. Porque habrá que reiterarlo, el PRI es de derecha.

 

Margarita

Independiente, sequía de firmas

PostigoGarcia Jose

José García Sánchez

En las trampas de las redes sociales los cazadores a menudo caen. Las nuevas herramientas publicitarias y de propaganda en estos días son boomerang que abruman a quienes las arrojan al espacio.

Por lo tanto, las personas que tienen “seguidores” piensan que están en el sentido más amplio del término. No es así.

Los usuarios de Facebook muestran una cantidad exorbitante de amigos, pero tampoco lo es.

Twitter y Facebook carecen de lealtad y no todos los que se registran son fidelidad, sacrificando aún menos su privacidad. Aunque en su infinita ingenuidad han percibido más de un candidato independiente para diferentes posiciones de elección popular.

Para algunos concursantes con aparente independencia, los seguidores en Twitter y sus amigos en Facebook garantizaron una buena parte de las firmas para convertirse en candidatos, y en el caso de aquellos que buscan el postulado independiente para la Presidencia de la República.

Hasta el lunes 30 de octubre, por ejemplo, Margarita Zavala había reunido 35 mil firmas de ciudadanos, menos de 5% de las 866 mil 593 requeridas para obtener el registro como candidato presidencial sin partido. La fecha límite es el 12 de febrero de 2018. Es decir, tiene menos de 100 días para reunir 831.593 firmas, equivalentes al uno por ciento de la lista nominal del INE, sin tomar en cuenta a los mexicanos en el extranjero con derecho al sufragio.

Lo malo es que, en el caso de Margarita, la más popular entre las independientes tienen tiempo suficiente, pero el universo de firmantes ya está terminado, lo que puede aplicarse a la candidatura. La desesperación en el equipo de campaña de la exprimera dama, compuesta solo por parientes, llevó al expresidente Felipe Calderón a convocar a firmar, a través de las redes sociales, para ella. Lejos de firmar, las recriminaciones contra el expresidente se multiplicaron. Margarita terminó dándose cuenta que su esposo no es un buen compañero de campaña, sino un lastre real.

Esta situación ocurrió con más de la mitad de los presuntos candidatos independientes a puestos de elección popular que pensaban que los seguidores y los amigos eran realmente, es decir, de carne y hueso. Es decir, si Margarita Zavala, menos de 100 días del periodo completo, no cumple con el 5 por ciento, ¿qué pasará con otros oportunistas, como Ríos Piter, Ferriz de Con o El Bronco?

Las redes sociales no son universales ni infalibles. Esta herramienta debe restaurar la calidad de su objeto y no su contenido. Sus limitaciones no solo existen, sino que deben ser analizadas por aquellos que han creado de su ejercicio una especie de religión, donde los santos y las deidades no pueden verse, pero deben estar en algún lugar del universo.

Si las virtudes y los defectos de las redes se tomaron en su dimensión exacta, se pudo ver un claro engaño por parte del INE hacia el ingenio de casi 100 personas que lo creyeron, a pesar de no ser nuevos en política y considerar la independencia. Una buena ocurrencia para nutrir su currículo.

La sobrevaloración de una herramienta confundida como un fin en sí mismo conducirá a más de un candidato independiente a la frustración y la derrota de su propia esperanza. Pero, sobre todo, fortalecerá el poder que quiere pretender que algo cambia en materia electoral, cuando en realidad nada se mueve, ni México se mueve.

Maargarita Zavala

Margarita ¿la independiente?

José Santos Navarro

Segura de que en Los Pinos toca turno a las mujeres, Margarita Zavala, con dos pesadas cruces a la espalda, comenzó su viacrucis electoral e independiente. Deja las filas del PAN, partido que –durante 12 años- tuvo en sus manos el auténtico cambio de este país y no lo hicieron.

Con la transición fallida, con esas dos cruces en cada uno de sus hombros, la esposa del ex presidente Felipe Calderón renuncia al partido, cuya única misión era quitar al PRI del poder y acabar con la corrupción. Lo quitaron sí, pero imitió sus malas mañas. El PAN fue más de lo mismo: corrupción, pobreza, desempleo, inseguridad, impunidad, narco, desigualdad.

Margarita independiente. Nunca será una mujer política independiente porque viene de un partido político envenenado de dos sexenios inútiles; hoy dividido, pulverizado, fracturado por la ambición de poder y de dinero. Ella quiere, busca, convertirse en la primera mujer presidenta de México, pero le ganaron los sismos del 7 y 19 de septiembre, nuevas tragedias que despertaron y unieron a los mexicanos. Hoy, los sepultados, los que están abajo y nadie los va a rescatar y nadie les dará la mano son los partidos políticos.

Margarita ya fue primera Dama de México y no hizo nada. No destacó en nada. Nunca dijo nada. No se distinguió, fue una más de esas primeras damas acartonadas que se toman la foto con los niños del DIF, acompañante de su esposo Felipe Calderón en giras internacionales. Ama de casa. No hay un solo hecho notable que la haya distinguido o hermanado con el pueblo.

Hoy quiere el poder no para cambiar a México, sino para asegurar y consolidar los beneficios y logros personales y de grupo que obtuvieron ella, su esposo, sus familiares y los amigos del poder panista en su tiempo.

Perdieron el país por ineptos y corruptos. Perdieron el control de su partido, el PAN y, hoy, seguramente, perderán la calma si en esta aventura electoral llega a Los Pinos alguien que no sea amigo.  Margarita, la independiente que depende de su esposo, el ex presidente Felipe Calderón, será noticia y sopa de todos los días durante los próximos meses. Se le augura fracaso, pues no tiene pueblo que la siga.

pan prd

PRD a la derecha

PostigoGarcia Jose
José García Sánchez 
Los híbridos políticos colocan a los factores que se funden en una mezcla de intereses y necesidades que arrojan verdaderos monstruos.
En los primeros días del Frente Ciudadano podemos ver que el PRD conforma y confirma la derecha de esa asociación; en cambio, el PAN, es la izquierda ante una realidad nacional que cambia también radicalmente de posición.
El despido laboral es, desde siempre, una medida antipopular, de derecha, fascista; sin embargo, la dirigente nacional de esa organización habla de liquidación de trabajadores con una ligereza que parecería que sólo está anunciando su candidatura a la gubernatura de la Ciudad de México.
La cúpula del PRD anunció que donará 25 millones de pesos para los damnificados por los sismos del 7 y 19 de septiembre pasados. Alejandra Barrales explicó que el monto será obtenido a través de ahorros, despidos y del cambio de oficinas centrales.
Barrales informó que harán lo propio el PAN y Movimiento Ciudadano, con el objetivo común de la reconstrucción nacional.
Algo extraño está sucediendo en el PRD que carece de brújula ideológica y de beneficios sociales que se convirtieron en parte sustancial de su historia, como es el derecho de la mujer a decidir sobre su embarazo, contra el que votaron los diputados perredistas locales en Veracruz.
El PRD reducirá más de 60 por ciento su planta de colaboradores, dejando una estructura mínima de operación. Es decir, habrá despidos de trabajadores sindicalizados del partido, como si se tratara de una empresa transnacional despiadada contra las que el PRD luchaba todavía hace un par de años, por lo menos en las declaraciones de sus líderes.
Se trata de borrar, de un plumazo, logros laborales que tardaron en  alcanzarse muchos años, porque el PRD es el único cuya plantilla laboral está sindicalizada; ahora vemos cómo ese sindicato se convierte en parte de la estructura patronal al solicitar verbalmente que si va a haber despido de trabajadores, las liquidaciones se realicen conforme a la ley.
El desempleo es uno de los graves problemas sociales, el PRD pareciera desconocerlo al mandar a la calle a la mayor parte de sus trabajadores, que verán cómo el Frente Ciudadano la echa, al compactar oficinas y comprimir responsabilidades, en momentos en que ese partido debe aferrarse a sus logros sociales y sus alcances ideológicos para no extraviar su conciencia viva que deberá ser un contrapeso ante las divagantes ocurrencias de un PAN en decadencia, al que sólo le preocupa ganar elecciones sin consolidar una postura que le identifique ante el electorado.
El PAN tiene entre sus posibles candidatos a la Presidencia de la República a lo más variado de sus expresiones, pero que no llega a convertirse en cuadros propiamente dichos sino en tendencias políticas que no alcanzan a definirse como tales y provocan la división al interior del blanquiazul.
El PRD diluye su pensamiento político para mostrar disposición clara en la fusión con el PAN. Así, los perredistas saben que es la única manera de salvar su registro en la ciudad de México, donde se dicen la segunda fuerza electoral; sin embargo, el partido se encuentra desmembrado completamente en las bases y enfrentado en su cúpula.
Los perredistas advierten sobre las consecuencias de votar por ellos con un despido del personal de su propia estructura. La ligereza en la que incurre Alejandra Barrales adelanta una forma antipopular de gobierno, que seguirá borrando los derechos laborales de los trabajadores, tal y como lo han hecho los gobiernos federales del PAN y del PRI desde 2000.
Se sabe desde ahora, que en 2018 el gran perdedor será el abstencionismo, por lo que el PRD dejará de ser la segunda fuerza electoral que hace un par de años era.
La copiosa votación que habrá en la Ciudad de México podría dejar a más de un partido sin registro a menos que encuentre otros con los cuales aliarse o crear frentes o coaliciones electorales.
Menu Title