El índice de morosidad en créditos al consumo se redujo y se ubicó en su menor nivel desde febrero de 2020

noviembre 16, 2021 By

El índice de morosidad en créditos al consumo se redujo y se ubicó en su menor nivel desde febrero de 2020

Comparte
  •  
  • 10
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    10
    Shares

El más reciente informe elaborado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) arrojó datos muy alentadores en cuanto al cumplimiento de las obligaciones adquiridas por los ciudadanos por créditos al consumo.

El imora (índice de morosidad ajustado) mide la tasa de incumplimiento de préstamos otorgados por bancos, incluyendo aquellos que fueron vendidos a empresas de cobranza, fue en agosto pasado del 12,08%, contra los 12,15% de igual mes del 2020.

Si bien esta reducción puede resultar baja, lo cierto es que es un indicador importante de cara a analizar el contexto económico tras la pandemia. La última vez que se habían registrado estos números, fue en febrero de 2020, es decir, antes de que comenzaran a sentirse sus efectos.

Señales de recuperación

Para Jorge Sánchez Tello, de la Fundación de Estudios Financieros (FUNDEF), considera que esta reducción en los índices de morosidad está asociada a la recuperación de la economía tras lo que fue la crisis por el Covid, y creé que más puntualmente, esta relacionada con un crecimiento en el empleo.

Profundizando en esto, Sánchez Tello destacó que los números del Imora están casi iguales que antes de la pandemia, lo cual sucede por la reapertura de la economía y el crecimiento del empleo formal.

Más aun, el departamento de análisis del Banco Banorte, cree que la estabilización en la tendencia de los créditos y el mejoramiento de las condiciones para regularizar pagos atrasados, son también factores que contribuyen a que los índices de morosidad se reduzcan.

Para hacer un análisis completo sobre la recuperación económica, sin dudas estos datos nos ayudan a tener un mejor panorama global de la situación. Está claro que este es un proceso que llevará tiempo en concretarse, pero si sumamos estos datos a los arrojados por el crecimiento del Producto Interno Bruto y a los del aumento del empleo, hay razones para pensar que México está retomando la senda del crecimiento. De cara a un 2022 en el que el Gobierno deberá consolidar estos indicadores para continuar por el buen camino.

La situación de cada tipo de créditos

Si nos ponemos a analizar de forma desglosada el índice de morosidad, encontramos que los créditos de nómina tuvieron una reducción de impago del 9,80% al 9,12% en un año, lo cual representa los números más bajos desde febrero del 2013.

De igual modo, los créditos personales también tuvieron una reducción. Pasando del 16,36% al 15,83%. Volviendo a niveles pre-pandémicos de enero de 2020.

Sin embargo, los préstamos para la compra de automóviles vieron un aumento en cuanto a su tasa de incumplimiento, que alcanzó el 7,23% en septiembre de este 2021, contra el 5,18% de igual mes del año anterior.

Otro rubro de créditos que empeoró su rendimiento es el de los destinados a la adquisición de bienes de consumo duradero, denominados ABCD, cuyo índice de morosidad pasó del 6,23% en 2020 a 7,90% este año.


Comparte
  •  
  • 10
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    10
    Shares

COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *