Documentan nuevo engaño de Pfizer, murieron más vacunados de los que reconocieron en su ensayo clínico

noviembre 16, 2021 By

Documentan nuevo engaño de Pfizer, murieron más vacunados de los que reconocieron en su ensayo clínico

Comparte
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

  • Pfizer dijo al mundo a mediados de marzo que 15 personas que recibieron la vacuna en su ensayo habían muerto. Resulta que la cifra real era entonces de 21, es decir, 4 más, que las 17 muertes de personas que no habían sido vacunadas.

El 28 de julio, Pfizer y su socio BioNTech publicaron una actualización de los datos de su ensayo clínico clave de seis meses de la vacuna Covid, el mismo que llevó a los reguladores de todo el mundo a aprobar la inyección.

En un momento en el que aumentaban las dudas sobre la eficacia de la vacuna, el informe recibió la atención mundial. Pfizer dijo que la eficacia de la vacuna seguía siendo relativamente fuerte, con un 84% después de seis meses.

También informó que 15 de las aproximadamente 22 mil personas que recibieron la vacuna en el ensayo habían muerto, en comparación con 14 de las 22 mil personas que recibieron el placebo (una inyección salina que no contenía la vacuna).

No se trataba solo de muertes por Covid. De hecho, la mayoría de ellas no se debieron a Covid. Solo tres de las personas del ensayo murieron por enfermedades relacionadas con Covid: una que recibió la vacuna y dos que recibieron la inyección salina. Los demás fallecimientos se debieron a otras enfermedades y dolencias, en su mayoría cardiovasculares.

Los investigadores llaman a este dato «mortalidad por todas las causas». Pfizer apenas lo mencionó, metiendo los detalles de las muertes en un apéndice del informe.

Pero la mortalidad por todas las causas es, sin duda, la medida MÁS importante para cualquier fármaco o vacuna, sobre todo si se administra de forma profiláctica a un gran número de personas sanas, como es el caso de las vacunas.

(FUENTE: Apéndice de «Six Month Safety and Efficacy of the BNT162b2 mRNA COVID-19 Vaccine», disponible en https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2021.07.28.21261159v1.supplementary-material)

Aunque los investigadores publicaron su actualización en julio, los datos ya tenían más de cuatro meses. Habían dejado de recoger información sobre las muertes a partir del 13 de marzo, el «corte de datos».

Pero incluso en ese momento, sus cifras eran algo preocupantes.

En su informe inicial de seguridad a la FDA, que contenía datos hasta noviembre de 2020, los investigadores habían dicho que cuatro receptores de placebo y dos receptores de la vacuna murieron, uno después de la primera dosis y otro después de la segunda. La actualización de julio invirtió esa tendencia. Entre noviembre de 2020 y marzo de 2021, 13 receptores de la vacuna murieron, en comparación con solo 10 sujetos de placebo.

Además, nueve receptores de la vacuna murieron por eventos cardiovasculares como infartos de miocardio o accidentes cerebrovasculares, en comparación con seis receptores del placebo que murieron por esas causas. El desequilibrio era pequeño pero notable, teniendo en cuenta que los reguladores de todo el mundo habían descubierto que las vacunas de ARNm de Pfizer y Moderna estaban relacionadas con la inflamación del corazón en hombres jóvenes.

(Alex Berenson informó con precisión sobre este estudio en Twitter el 29 de julio, y al día siguiente Twitter lo suspendió durante una semana por hacerlo).

En el mejor de los casos, los resultados sugerían que la vacuna de Pfizer/BioNTech -que ahora se está imponiendo a casi mil millones de personas en todo el mundo con un costo de decenas de miles de millones de dólares y unas restricciones de las libertades civiles cada vez más ruinosas- no reducía en absoluto las muertes en general.

Peor aún, Pfizer y BioNTech habían vacunado a casi todos los receptores de placebo en el ensayo poco después de que la Administración de Alimentos y Medicamentos aprobara la vacuna para su uso de emergencia el 11 de diciembre de 2020.

Como resultado, habían destruido nuestra mejor oportunidad de comparar la salud a largo plazo de un gran número de receptores de la vacuna con un grupo científicamente equilibrado de personas que no habían recibido el medicamento. El informe del 28 de julio parecía ser la última actualización limpia de datos de seguridad que tendríamos.

Pero ahora la FDA nos ha dado una más.

El 8 de noviembre, la agencia publicó su «Resumen de Bases para la Acción Regulatoria», una nota de 30 páginas que explica por qué el 23 de agosto concedió la aprobación completa a la vacuna de Pfizer, reemplazando la autorización de emergencia de diciembre de 2020.

 


FUENTE: https://www.fda.gov/media/151733/download

Y enterrada en la página 23 del informe se encuentra esta impresionante frase:

«Desde la dosis 1 hasta la fecha de corte de datos del 13 de marzo de 2021, hubo un total de 38 muertes, 21 en el grupo COMIRNATY [vacuna Pfizer] y 17 en el grupo placebo».

Pfizer dijo públicamente en julio que había encontrado 15 muertes entre los receptores de la vacuna a mediados de marzo. Pero la FDA reconoce que había 21, en la misma fecha de cierre de los datos, el 13 de marzo.

Sí, 21, no 15.

La cifra de muertes en el grupo placebo en el ensayo también era errónea. Pfizer registró 17 muertes entre los receptores del placebo, no 14. Nueve muertes extra en total, seis entre los receptores de la vacuna.

¿Podría la discrepancia ser el resultado de algún extraño retraso en los datos? Tal vez, pero el libro informativo de la FDA también contiene el número de casos de Covid que Pfizer encontró en los receptores de la vacuna en el ensayo. Esas cifras son EXACTAMENTE las mismas que Pfizer publicó en julio.

Sin embargo, los recuentos de muertes eran diferentes.

De alguna manera, Pfizer contó mal -o informó mal públicamente, o ambas cosas- el número de muertes en uno de los ensayos clínicos más importantes de la historia de la medicina.

Y las cifras de la FDA plantean un panorama notablemente más preocupante de la vacuna que las cifras públicas de julio. Aunque las cifras absolutas son pequeñas, el número total de muertes fue un 24% mayor entre los receptores de la vacuna.

La actualización también muestra que 19 receptores de la vacuna murieron entre noviembre y marzo, en comparación con 13 receptores de placebo, una diferencia de casi el 50%.

¿Estaban las muertes adicionales relacionadas con el corazón? Es imposible saberlo. La FDA no informó de ningún detalle adicional sobre las muertes, diciendo solo que ninguna «se consideraba relacionada con la vacunación».

Pero con decenas de miles de muertes post-vacunas ahora reportadas en los Estados Unidos y Europa – y las tasas de mortalidad general no-Covid ahora corriendo muy por encima de lo normal en muchos países – una nueva mirada a esa vaga tranquilidad no puede ocurrir lo suficientemente pronto.

 

Por Alex Berenson


Comparte
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *