IMSS encubrió convulsiones de doctora tras vacuna; 1er caso mundial de encefalitis

enero 2, 2021 By Raúl Flores Durán

IMSS encubrió convulsiones de doctora tras vacuna; 1er caso mundial de encefalitis

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

2 de enero 2020 (huellas.mx).- Una médica internista del Hospital General de Zona número 7 de Monclova, Coahuila se encuentra grave y en terapia intensiva tras haber sufrido una enfelatis, producto de la vacuna mRNA de Pfizer-Biontech contra el Covid-19.

Así lo confirmó la Secretaría de Salud, quien subrayó que se trataría del primer caso mundial de este tipo de inflamación en el cerebro, producto de la vacuna de Pfizer, ya que ni siquiera en los estudios clínicos se tenía identificada a esta como una de las posibles reacciones adversas.

La joven doctora de nombre Karla, recibió la vacuna el pasado 30 de diciembre, y a los 30 minutos de recibirla, empezó a sufrir de convulsiones reiteradas y parálisis cada vez más intensa.

Así lo denunciaron familiares horas después en redes sociales, a través de una misiva donde pedían llamar la atención de las autoridades federales del IMSS, y que su paciente pudiera tener todas las facilidades para ser intervenida de emergencia, ante la gravedad de los efectos adversos.

“Pido por este medio que el doctor Zoé Robledo director general del IMSS realice una intervención para que sea atendida URGENTEMENTE la médico internista Karla …, ya que el día de hoy a las 9:30 h. Se le aplicó la vacuna Pfizer México COVID 19, la cual le causó una reacción adversa que evolucionó a una mielitis transversa valorada por un neurólogo del hospital de Monclova que sugiere envío a terapia intensiva de tercer nivel … Por favor ella se encuentra grave, estuvo brindando ayuda en esta pandemia, no podemos dejarla sola, necesita ayuda, difundan”.

Varios medios locales, como Vanguardia y Zócalo, comenzaron a dar cuenta de lo sucedido, añadiendo también el testimonio de otra trabajadora de la salud, que reportó también otro caso de efectos adversos graves y se quejó abiertamente, afirmando que habían sido obligados a ponerse la vacuna.

“Se me hace una estupidez que a nosotros como personal de salud nos hayan obligado a ponernos una vacuna de la cual se dice mucho, pero nada de eso nos deja claro la verdadera consecuencia, yo traigo síntomas a consecuencia de la vacuna y hay otros compañeros que de igual manera están presentando síntomas, exijo que se haga algo contra esto, no somos animales, tenemos familia que esperan nuestro regreso, no somos ningunas ratas de laboratorio para que estén experimentando con nosotros, si yo hubiera podido elegir, sinceramente yo no me hubiera aplicado nada, exijo que se nos dé una extensa explicación sobre la mentada vacuna”, señaló la enfermera de nombre Miriam en su cuenta de Facebook.

El medio Latinus también entrevistó a la prima de la doctora Karla de Monclova, quien aportó más detalles de la gravedad de la reacción adversa:

“Aproximadamente a las 5 de la tarde, ella ya había sufrido cuatro convulsiones y seguía completamente paralizada. Fue internada en donde ella trabaja. Un neurólogo le diagnosticó mielitis transversa que es una reacción adversa a la vacuna. El neurólogo sugirió que fuera enviada a un centro de terapia intensiva en tercer nivel de atención … Minutos antes de empezar a prepararla para el traslado, Karla tuvo una convulsión de nuevo, y quedó inconsciente. No respondía, la sedaron, la trasladaron y al llegar a Monterrey volvió a convulsionar (…) Ella era completamente sana, es joven, 31 años”, señaló su familiar.

Posteriormente, el día 31 de enero la representación en Coahuila del IMSS intentó demeritar a través de un comunicado de prensa, la gravedad de los hechos, afirmando que las versiones que circulaban en redes sociales no tenían sustento, y aludiendo que de las más de mil 600 vacunas aplicadas, solo se habían registrado «dos casos leves», pero que no había registro de alguna consecuencia grave.

«De estas mil 609 personas, únicamente dos han presentado reacciones alérgicas leves (…) El segundo corresponde a una trabajadora del HGZ No. 7 de Monclova, quien por razones de seguridad fue canalizada a una UMAE de Nuevo León. Su estado de salud es bueno y el traslado correspondió al protocolo de seguimiento y atención en tercer nivel», señaló la dependencia de salud.

No obstante que horas más tarde, la Secretaría de Salud federal, fue quien finalmente confirmó que sí se tiene registro de al menos una paciente con una reacción adversa grave, y que representa un nuevo precedente a nivel mundial.

«Con la evidencia científica disponible de los ensayos clínicos de la vacuna Pfizer-BioNTech BNT162b2 contra el virus SARS-CoV-2, ninguna persona había presentado antes encefalitis luego de la aplicación de la vacuna», detalló la dependencia federal, al precisar también el diagnóstico oficial.

De acuerdo a lo informado por la secretaría, la mujer que recibió la vacuna tenía un antecedente alérgico y estaría en tratamiento con el objetivo de evitar algún tipo de secuela permanente.

«(La doctorá está en) tratamiento por parte de especialistas en medicina crítica para disminuir la inflamación cerebral presentada. Se continuará tratamiento especializado intensivo con base en esteroides y anticonvulsivos para disminuir el riesgo de que presente secuelas».

Se trata de una afección, que aunque ha llegado a presentarse con otras vacunas, aún no se tenía antecedente con la de Pfizer, un padecimiento que podría volverse mortal, y generar graves daños en el organismo.

«Los casos moderados pueden no presentar síntomas o presentar síntomas seudogripales moderados. Los casos graves pueden ser mortales. Se requiere atención médica inmediata para tratar los síntomas como confusión, alucinaciones, convulsiones, debilidad y pérdida de la sensibilidad», señala la definición de Mayo Clinic.

A pesar de que instancias de salud como la OMS, la FDA y la Cofepris, han respaldado el proyecto de vacuna de Pfizer, afirmando que es seguro para su aplicación en el marco de la pandemia del Covid-19; también cientos de científicos han expresado su preocupación y desacuerdo por la aplicación acelerada de un tratamiento experimental del cual se desconocen muchas de sus implicaciones al mediano y largo plazo.

 

Raúl Flores Durán. Huellas.mx


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *