Eliel Flores, el ideal para ser el nuevo dirigente petrolero

noviembre 24, 2020 By mg sh

Eliel Flores, el ideal para ser el nuevo dirigente petrolero

Comparte
  •  
  • 151
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
    152
    Shares

A unas horas de darse a conocer el nombre del líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, quien se perfila con mucha fuerza es Flores, el que garantizará el bienestar de los empleados, el de mayor perfil con la Cuarta Transformación

POR JOSÉ VIEYRA

Se avizoran nuevos aires en la dirigencia del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) y así dar por concluido el emporio que construyó Carlos Romero Deschamps, manchado por la serie de acusaciones de corrupción y nepotismo durante su liderazgo.

A unas horas de darse a conocer el nombre del líder del STPRM, la persona que se perfila con mucha fuerza es Eliel Flores, pues garantiza el bienestar de los empleados por ser el de mayor perfil acorde con la Cuarta Transformación.

De la decena de aspirantes al cargo sobresale Flores al ser considerado como el candidato ideal para ser el nuevo dirigente petrolero.

Con Eliel, líder del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Empresas Productivas del Estado Petróleos Mexicanos, Subsidiarias y Filiales (SNTEPEPMSY), se avizora una etapa largamente esperada de beneficios para los trabajadores, pues es por todos conocido que antes sólo hubo saqueo, explotación y terrorismo laboral.

Es de resaltar que Flores es una figura en la lucha sindical por más de 40 años, trae bajo el brazo un nuevo modelo sindical, en donde considera que las cuotas no deben ser botín de la dirigencia, sino la suma de un capital que se ponga a trabajar como activo en Petróleos Mexicanos (Pemex) para que los agremiados se sientan orgullosos y satisfechos al ver elevados sus ingresos de esta manera.

ELECTOS POR VOTO UNIVERSAL Y SECRETO

Acorde con el lineamiento del T-MEC, los líderes sindicales deben ser electos mediante el voto universal y secreto, pero desde la salida de Romero Deschamps, ya las secretarías de Gobernación (Segob) y del Trabajo y Previsión Social (STPS) buscan al líder que vaya acorde a la ideología de la Cuarta Transformación, con quien puedan tener mayor comunicación.

Ricardo Peralta, quien fue subsecretario de Gobernación, elaboró un documento para analizar los perfiles que eran más convenientes para el gobierno morenista, dando por descontado la salida del hoy dirigente interino del STPRM, Manuel Limón, pues es por todos sabido que es un incondicional de Carlos Romero.

CINCO CANDIDATURAS FUERTES

Se menciona entre los pasillos de las oficinas de Pemex que son cinco las personas con más posibilidades, pero también se menciona a la senadora Cecilia Sánchez, respaldada en este momento por la secretaria de Energía, Rocío Nahle; y a Yolanda Morales, de Petromex, quien está apadrinada por Cuauhtémoc Cárdenas.

Según ese análisis político, los liderazgos sindicales más fuertes son:

José Lorenzo Valenzuela, presidente de la Comisión de Vigilancia, Honor y Justicia del propio STPRM.

Eliel Flores Ángeles, actual secretario general del Sindicato de las Empresas Productivas del Estado, Petróleos Mexicanos Subsidiarias y Filiales, quien es el mismo personaje que ofrece poner las cuotas de los empleados como capital de trabajo para Pemex, a cambio de que los trabajadores sean incluidos como socios corporativos.

Rubén Choreño Morales, quien se desempeñó como director jurídico del STPRM; y Hebraicaz Vázquez Gutiérrez, líder del Movimiento Nacional Petrolero.

En el último escalón del análisis se colocó a Pablo López Figueroa, secretario general de la Unión de Técnicos y Profesionistas Petroleros.

Los descartados por la Segob y la STPS de entrada son personajes que han tenido conflictos legales como Mario Ross García, Miguel Arturo Flores, Sergio Morales y Jorge Wade; también se dejó fuera a Jorge Enrique Zárate y Federico Mora, por carecer de representatividad ante los trabajadores, un requisito indispensable.

FLORES PLANTEA UN NUEVO SINDICALISMO DE VANGUARDIA

El nuevo sindicalismo mexicano no estorba a la democracia, ni se opone al desarrollo económico, ni a la inversión privada, estoy convencido de ello, afirma Flores Ángeles.

Lo que sí se contrapone con el sistema democrático y vulnera la economía nacional son las ventajas indebidas, los abusos, los conflictos de intereses, los privilegios a costa de los impuestos, la corrupción, la improductividad generada.

Esto debido a los absurdos mecanismos de contratación administrativa laboral, basada en esquemas de control político, mas no de eficiencia en la prestación de un servicio público, tan geoestratégico como lo son los hidrocarburos, aún a costa de la caída reciente de los precios, adicionales por barril de petróleo hoy en día, como lo son: el económico, geofinanciero, especulativo, geopolítico y desinformativo en detrimento de las Empresas Productivas del Estado Pemex.

Los líderes soberbios por lo regular terminan siendo malos dirigentes, pues no buscan asesoría en las áreas donde labora la base trabajadora que representan y eso se traduce en el fracaso de la representación legítima. Porque finalmente, sabemos que nadie, absolutamente nadie, puede saberlo todo ni ser experto en todos los temas.

“Sólo cuando seamos capaces de respetar los derechos de los demás tendremos el derecho de reclamar que se respeten los nuestros”, enfatiza.

“Si en realidad queremos un sindicato nacional y una sociedad limpia, transparente en la rendición de cuentas, en equidad de género y acción democrática, debemos reconocer nuestras malas actitudes y cambiar nuestra negativa forma de actuar. Cuando pensemos todos positivamente, lograremos cambiar nuestro entorno laboral, sindical nacional y, sobre todo, cambiar en beneficio de nuestras familias y de nuestros hijos”, asevera Flores.


Comparte
  •  
  • 151
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
    152
    Shares

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *