Concluye Sana Distancia, con sello de racha mortal

mayo 30, 2020 By enriquesm

Concluye Sana Distancia, con sello de racha mortal

Comparte
  •  
  • 1
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

Especial: La pandemia no tiene agenda, ni residencia. Vuela, mata y corre a otro lugar

La “curva aplanada” levanta vuelo. La primera ola de contagios aún no acaba: UNAM

  • Clamor general pide esperar dos semanas más. La recomendación: Cuidarse a sí mismo con una súplica adherida a la piel. “Quedate en Casa”
  • Los gobernadores de 15 entidades se rebelan y agarran camino propio
  • Persisten más dudas y temores, que confianza y estabilidad al concluir el confinamiento

POR ENRIQUE SÁNCHEZ MÁRQUEZ

Hoy concluye la Jornada Nacional de Sana Distancia dejando para la historia casos estrujantes que se multiplican en la entrada de los hospitales de todo el país. Y es que la curva aplanada no se ve en el firmamento.

Tan solo una escena habla del drama nacional:

A través de los cristales, una voz llena de angustia, tristeza y esperanza grita a todo pulmón. “Te queremos mucho mamá…, te esperamos en casa…, no te preocupes”, mientras las lágrimas afloran y las manos se agitan en un intento por retener el tiempo de despedida.

La cruda realidad es que en muchos casos, a esos pacientes ya no se les vuelve a ver. Son adioses para siempre, sin oportunidad que sus familiares puedan darles sepultura, porque de ahí, los cuerpos son llevados a crematorios para evitar contagios.

Así inicia, en medio de cuadros desgarradores, inicia mañana la “nueva normalidad”.

Lo peor es que los tentáculos de una enorme tragedia flotan en el ámbito nacional; el riesgo de rebrotes es altísimo, sobre todo porque mucha gente comenzará a volcarse a las calles, casi en estado de histeria colectiva, encabezado por un líder que se prepara para recorrer por tierra toda la República, contradiciendo a los expertos, abrazado a sus estampitas religiosas y dejando al Sagrado Corazón la integridad de su salud.

LA EPIDEMIA VA PARA ARRIBA

Las alertas, surgen por todas partes, una en especial, procedente de la UNAM que a través de un mensaje urgente advierte que la epidemia continúa desarrollándose de forma creciente en prácticamente todo el país, por lo que el riesgo de contagios sigue latente.

La Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia del Coronavirus, en palabras de los médicos Samuel Ponce de León y Mauricio Rodríguez llaman a la población a mantener el confinamiento voluntario cuando menos dos semanas más y a que sólo se salga de casa por asuntos indispensables, como la compra de alimentos y medicinas, la atención de enfermos o el trabajo esencial.

El panorama, literalmente, pinta de rojo, de alerta máxima, que marca el nivel de mayor riesgo de contagio del virus, pero aún así, el gobierno federal puso fin a la Jornada Nacional de Sana Distancia, sin superar la crisis sanitaria ni acabar de resentir el efecto de la crisis económica.

En contraparte, el Jefe del Ejecutivo, pide a la ciudadanía que se siga cuidando, y anuncia el inicio de sus giras, minimizando los riesgos de contagio.

En voz de otro experto universitario, lo conveniente es esperar 15 días consecutivos hasta conseguir una reducción de contagios.

Alejandro Macías, integrante de la comisión de la UNAM para darle seguimiento a este fenómeno viral, fue contundente al señalar que lejos de una reducción, la epidemia va para arriba. La primera ola de contagios está lejos de concluir. Y con singular crudeza, sostiene que el virus no tiene agenda.

En el lado bendito de quienes han sobrevivido a sus efectos, sostienen que “hoy más que nunca se debe dar el mensaje claro y contundente de parte del gobierno de qué hacer, más allá de gráficas y cifras hoy más que nunca esa falta de contundencia puede significar la mayor pérdida de vidas humanas.

PANORAMA DE TERROR

De acuerdo con los datos más recientes hay miles de casos que marcan una línea de decesos que creció siete veces, desde el 21 de abril, cuando se declaró la fase 3 de la pandemia, por lo que el peligro y la provocación al contagio del coronavirus avanza implacable.

La famosa curva aplanada no se ve con transparencia y los registros de enfermos, confirmados, decesos y bajo sospecha, muestran que aún no es tiempo de entrar a la etapa de normalidad.

Otro de los aspectos que se ha manifestado al paso de las semanas y de acuerdo con los registros médicos, se conoce que la muerte por coronavirus está asociada, en múltiples casos, a padecimientos como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y males renales crónicos, así como diabetes y presión arterial.

En parte a esta combinación letal, y en el momento en que se da el banderazo de regreso a la normalidad, el promedio de decesos llegó a 11.1 por ciento con lo que dobló incluso a la China, cuna del coronavirus, la cual es apenas superior al 5 por ciento.

A pesar de que al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador no le gustan las cifras oficiales que dan a conocer organismos internacionales de salud, consta en registros que México supera también los casos más caóticos por muertes y contagios, como Ecuador, hoy con una tasa de letalidad de 8%; a Estados Unidos, con un 5.9%; a Brasil, con 6%, y está a un paso de igualar las graves y amargas experiencias de Italia, que tiene hoy una tasa de 14.3 por ciento; de España, con 11.3%; de Suecia, con 12%; de Holanda, con 13%, o del Reino Unido, también con 14%.

Hasta este fin de semana, lejos de un panorama de estabilidad, sumaron nueve mil 415 muertos por coronavirus y 84 mil 627 casos confirmados, de los cuales 16 mil 209 son activos por presentar síntomas en los últimos 14 días.

También hay 38 mil 846 casos sospechosos de COVID-19.

SISTEMA DE SALUD NACIONAL, UN DESASTRE

Los testimonios de quienes sufren de cerca los efectos de esta pandemia, como son los trabajadores de salud, sostienen que el coronavirus muestra sus efectos implacables cobrando diariamente, un número mayor de vidas. A ello se agrega un sistema de salud del país deplorable, roto en muchas de sus fases que también está matando gente; los pacientes mueren porque no se le dan los medicamentos, se les dan otros que resultan incorrectos, o la dosis no es la adecuada.

Con el anuncio anticipado para la Nueva Normalidad, entrarán en vigor los protocolos para la Ciudad de México que contemplan la sana distancia en el transporte público, evitar una saturación en éste, y horarios de trabajo escalonados, entre otros.

Como parte de este incierto panorama médico, se contempla un desplome económico ante la crisis propiciada por la pandemia de Covid-19 que se apunta con duración para los próximos años.

En numerosos lugares del país, las dudas llegan al extremo de incurrir en desacato a las disposiciones del gobierno federal para iniciar el regreso a la normalidad, porque las mediciones hablan de más riesgos que seguridad sanitaria.

Lo mismo ocurre en instituciones de educación superior y en general en todo el sistema escolar donde el regreso se aplazó para la segunda quincena de junio y de igual forma se procedió en el ámbito judicial para garantizar un exitoso regreso a la “nueva normalidad”,

En consonancia, no son pocas las empresas que han decidido a costa de su producción y su raquítico presupuesto, ampliar la fecha de operación de sus plantas.

QUINCE GOBERNADORES SE VAN POR LA LIBRE

 

En el resto del país los gobernadores se han encargado de encender las alarmas.

Mandatarios de Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Querétaro, Tamaulipas y Yucatán, todos gobiernos panistas. Además de Colima, Michoacán, Nuevo León, Jalisco, Coahuila, Hidalgo, Puebla y Oaxaca, en total 15, anunciaron una apertura gradual de actividades al manifestar su inconformidad y rechazo al famoso semáforo de riesgos propuesto por el gobierno federal.

Ellos defienden su derecho a marcar los tiempos de su entidad y sus municipios.

El gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca fue más claro el puntualizar que el regreso a las actividades normales, “no refleja la realidad de nuestros estados y por el contrario, pareciera que tiene el propósito de responsabilizar a las entidades ante esta emergencia.

En paralelo, los gobiernos que encabezan Claudia Sheinbaum, en CDMX y Alfredo Del Mazo en el Estado de México, sin intención de rebelarse, anunciaron que también respetarán el semáforo rojo y promoverán que la apertura sea gradual.

De las 32 entidades federativas 31 se mantienen en semáforo rojo y eso lo tiene muy claro la jefa de Gobierno de la capital por lo que aseguró en un video que subió a su cuenta de Twitter que no se cambiará a naranja, de alto riesgo, mientras no disminuya el número de hospitalizados. También adelantó que los protocolos a seguir serán muy estrictos para proteger a los trabajadores y sus familias, porque, indicó, esta es una lucha de ciencia y de conciencia.

De igual forma, instituciones de educación superior y en general en todo el sistema escolar; el regreso se aplazó, para la segunda quincena de junio; lo mismo se hizo en el ámbito judicial antes de un posible regreso a la “nueva normalidad”.

RECUADRO

FALLARON LOS MODELOS MATEMÁTICOS

Dentro de todo escenario de agudización, hay un hecho irrebatible. Los modelos matemáticos que el subsecretario Hugo López-Gatell difundió en la conferencia vespertina del pasado 16 de abril, con las “proyecciones científicas” de un equipo de trabajo enfocado a modelar el desarrollo futuro de la epidemia, resultaron erróneos.

El científico mexicano, Raúl Rojas González, merecedor a múltiples premios internacionales, revela en una colaboración especial El Universal, una diversidad de incongruencias en el modelo presentado por el gobierno, en donde descarta la posibilidad de alcanzar una tasa cero del virus en el corto tiempo, además que en su presentación gráfica no contempla márgenes de error.

Todo indica que el modelo deja mucho que desear, porque las láminas con las curvas de crecimiento y declive donde muestra su evolución, “sencillamente son incongruentes”.

Otro dato adicional es qué con este modelo matemático, el gobierno se decidió por la curva de CDMX para extrapolarla al resto del país, lo cual ha resultado notoriamente superado por la realidad.

En conclusión, no se ve a la vista el esperado punto de inflexión.

El científicio matemático, cita como otro inconveniente que hay “una resistencia social” a modificar comportamientos y dada la masa acumulada de contagios cuesta muchísimo trabajo “aplanar” la curva.

Como ejemplos, ahí está el Metro saturado, Iztapalapa con su inacabable movimiento incesante o Ecatepec, donde todo parece un día normal y no de emergencia, dando pie a que el alcalde Fernando Vilchis, prefiera detener con lujo de violencia a quien organiza fiestas, en lugar de proceder a una verificación efectiva del orden en las calles.

De todo esto, sólo queda hacer caso puntual a una súplica adherida la piel. Por favor, si pueden quédense en casa.


Comparte
  •  
  • 1
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *