Militar habría sido ‘manipulado’ desde penal para secuestrar a los 14 médicos de Tacubaya

mayo 21, 2020 By David Galeano X.

Militar habría sido ‘manipulado’ desde penal para secuestrar a los 14 médicos de Tacubaya

Comparte
  •  
  • 4
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
    5
    Shares

21 de mayo 2020 (huellas.mx).- Increíble y de película el caso de los 14 médicos -y 3 miembros de personal administrativo- «secuestrados» en Tacubaya hace unos días. Tras empezar a surgir detalles de lo que sucedió, es relevador, no solo la capacidad de manipulación de la mente humana, sino también la insólita corrupción que prevalece en México.

La Fiscalía de la CdMx, confirmó que se trató de un secuestro virtual que se extendió por horas, y que fue perpetrado desde el penal de Altamira en Tamaulipas, donde, con total complacencia de autoridades, lograron saquear las cuentas de decenas de personas, todas envueltas en una misma trama.

Poder saquear las cuentas de tantas personas, solo desde llamadas telefónicas de un penal, se logró gracias al gran margen de maniobra y crédito para maleantes en dicho penal; pero también a que lograron manipular a un policía militar, quien extendió de forma presencial, y mediante la fuerza, la cadena de extorsión.

El primero en caer esa tarde, fue el padre del joven militar de 24 años, quien se creyó que su hijo estaba secuestrado, cuando en realidad había viajado a la CdMx y recién se había alojado en un hotel de Tacubaya. Esta llamada, aportó datos clave de utilidad para los extorsionadores; tales como la ocupación y teléfono del militar.

Tras conseguir una foto del padre, los maleantes le llamaron al joven para extorsionarlo también, lo cual además los llevó a deducir que estaba en un hotel. Por tal motivo, no solo le sacaron dinero de su cuenta personal, sino que además lo forzaron a obtener más dinero de la gente en la habitación contigua…

Mala suerte para el grupo de médicos que habían viajado de NL para atender en el hospital temporal que se montó en el Autódromo Hermanos Rodríguez. Ellos eran los que estaban en la habitación contigua, de acuerdo a detalles revelados por el periodista Héctor de Mauleón.

El joven, que irrumpió armado y vestido de militar a la habitación contigua, tuvo el suficiente impacto para convencer a los médicos de que se encontraban rodeados por francotiradores, logrando que cumplieran todas sus órdenes.

No solo obtuvo los datos para que los extorsionadores pudieran contactar a los familiares de los médicos; además los habría obligado a tomarse fotos desnudos, para facilitar así el proceso de extorsión que se extendió por horas.

Él, o los, extorsionadores en el penal, se estaban dando tal festín, que se sentían confiados de multiplicar aún más sus ingresos con esta maniobra, por lo que se animaron incluso a extorsionar a los directivos del hospital donde estaban laborando, tras enterarse de la misión de los médicos regiomontanos.

Fue ahí que finalmente, al día siguiente, intervino la Policía de Investigación capitalina, para cortar la cadena de extorsiones, identificar el origen de las llamadas, y proceder a la «liberación» de los secuestrados, quienes ya se encontraban divididos en dos grupos, después de que algunos de ellos fueran cambiados de hotel.

Aún no queda claro si se ha logrado recuperar el monto despojado a las familias que fueron víctima de la extorsión; ni tampoco si habrá finalmente alguna consecuencia para la cotidiana criminalidad que prevalece en las cárceles de México.


Comparte
  •  
  • 4
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
    5
    Shares

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *