Fin al cacicazgo de Juan Ayala. A la vista, la cárcel

julio 11, 2019 By enriquesm

Fin al cacicazgo de Juan Ayala. A la vista, la cárcel

Comparte
  •  
  • 11
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
    12
    Shares

  • Héctor Castelán Moreno nuevo líder del SUTGCDMX
  • Por unanimidad de 73 delegados contra 47 es el nuevo dirigente

Dispuesto el nuevo dirigente a entrar a una etapa de mucho diálogo con la doctora Claudia Sheinbaum, pone de manifiesto que quiere ser partícipe del cambio.

Por Enrique Sánchez Márquez

La tarde de hoy, Juan Ayala Rivero, pasó a ser historia dentro del SUTGCDMX luego que 73 delegados efectivos al Congreso votaron, de viva voz y de manera escrita por su renuncia al cargo que pretendía prolongar de manera ilegal, cuatro años más.

En su lugar los delegados designaron de manera absoluta a Héctor Castelán Moreno, quien venía desempeñándose como titular de la Sección Nueve, hasta el día de hoy que concluyo su mandato.

Los esfuerzos desesperados de Juan Ayala Rivero por perpetuarse en el cargo años más, como dirigente del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México, recurriendo a una Toma de Nota que desde el 2015 obtuvo de manera ilegal, resultaron infructuosos.

Por la mañana, al inicio de los trabajos el Congreso, ordenó a un grupo de incondicionales tomar la tribuna pidiendo a gritos que se respetara la Toma de Nota y acusando a funcionarios del gobierno capitalino de inmiscuirse en la vida interna del SUTGCDMX.

A través de un numeroso grupo de “voluntarios”, entre los que se encontraban mezclados esquiroles y rompehuelgas, alrededor del edificio donde se desarrollaban los trabajos plenarios, se comenzó a difundir la especie de que gente de gobierno capitalino había expedido cheques para comprar conciencias de los secretarios y delegados

Para ello hicieron correr en redes sociales un cheque con una cantidad, aparentemente de 100 mil pesos pero sin ningún destinatario ni número del documento, ni firma de algún responsable de su emisión.

Con este cheque a todas luces manipulado
Juan Ayala acusó a funcionarios de la CDMX de involucrarse en asuntos internos
del sindicato.

La intentona de señalar a funcionarios se vino abajo por la misma lógica de sus propios simpatizantes y seguidores que no creyeron esa versión de que los acusados dejaran rastro fehaciente de su irregularidad.

“Ahora sí le falló a Juan la inteligencia”. Esto nadie se lo cree, decían de manera sarcástica, sin embargo el primer intento de imponer su voluntad le había resultado, con la toma de la tribuna por parte de sus allegados.

TODO ESTABA DECIDIDO. LA MAYORÍA GRITO FUERA JUAN AYALA

No obstante todo estaba decidido. En su contra. Los 73 delegados habían llegado a la decisión de quitar a Juan Ayala del cargo, a pesar de los esfuerzos infructuosos de los 47 que se manifestaron a su favor.

Al inicio de los trabajos que comenzaron bajo la dirección de Juan Ayala todo parecía normal pero luego cuando vino la primera votación para nombrar al presidente del Congreso, vicepresidente y dos escrutadores, la mayoría de los delegados votó por los integrantes del mismo bloque opositor, quedando el presídium bajo el control de quienes habían llegado con la bandera del cambio.

Los trabajos plenarios, ante el desorden y caos imperantes no pudieron continuar y se decretó un receso, pero para ese momento Juan se había convertido ya en un cadáver político, porque por unanimidad y con las facultades plenas del congreso, los asistentes, por mayoría presentaron la postulación de Héctor Castelán Moreno.

VIENE UNA ETAPA DE DIÁLOGO CON HÉCTOR CASTELÁN MORENO

Desde meses atrás y principalmente en las últimas semanas, la situación era insostenible al interior del “Unico”. Había un total descontrol, no había directriz y menos una guía que marcara alternativas y posibilidades de desarrollo personal y colectivo, ante la llegada del nuevo gobierno encabezado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Los trabajadores, para esos momentos, estaban plenamente convencidos que el mandato de Juan Ayala había sido un fracaso y comenzaron a pugnar por el cambio.

En una de esas ocasiones, miles de trabajadores del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México se manifestaron en el Zócalo y las oficinas de la administración capitalina para desconocer a su dirigente sindical, Juan Ayala, como lo afirmó el líder de la sección uno de limpia, Hugo Alonso Ortiz.

La manifestación surgió una semana antes de que se emitiera la convocatoria para la elección de renovación de la dirigencia del sindicato.

Fue precisamente Alonso Ortiz, quien al principio había mostrado mucha cercanía con Ayala y paulatinamente se fue distanciando hasta convertirse en un abierto opositor, el que apuntó la urgencia que Ayala estableciera un diálogo con las autoridades porque se estaban afectando las diversas demandas de los trabajadores como aumento salarial y dotación de herramientas, entre otros aspectos.

Para ese momento el diálogo ya estaba roto entre la representación sindical con el gobierno, debido a su ambición política que lo llevó a cerrarle las puertas a la demanda legítima de sus afiliados.

Y es que desde que apostó todo su capital a favor de Miguel Ángel Mancera y Alejandra Barrios, con un enorme gasto que extraoficialmente se menciona cercano a los 5 mil millones de pesos, Ayala se convirtió en un cero a la izquierda.

Dicha condición no era nueva, como lo muestra el hecho que desde 2013 no se revisan las condiciones generales de trabajo, aunque después esta situación se recrudeció.

Ahora como lo ha dicho el nuevo dirigente, viene una etapa de mucho diálogo con la doctora Claudia Sheinbaum porque también queremos ser partícipes del cambio.

¿QUIÉN ES EL NUEVO DIRIGENTE?

Héctor Castelán Moreno inicio en la sección 9 “Desarrollo Urbano, Ecología y Obras Públicas“en el año del 2001, tiene conocimiento a raíz de que inicio como trabajador de base sindicalizado en 1991, inicio como delegado de trabajo, ocupo la cartera de educación, posteriormente fue delegado del consejo, para ocupar la cartera de organización, y actualmente, concluye con satisfacción el puesto de Secretario General por segunda ocasión, para convertirse de inmediato en el nuevo dirigente sindical de 185 mil trabajadores que laboran al servicio del gobierno capitalino.

Sin duda una gran responsabilidad, aunque su juventud e ímpetu le avisoran grandes triunfos por su capacidad de acercaminyto con la gente, la facilidad de diálogo con autoridades y el respeto a las divergencias. Es un hombre que todo el tiempo busca sumar, nunca restar.

En el pasado inmediato, Héctor desplego un gran dinamismo en la Sección 9, «Desarrollo Urbano, Ecología y Obras Públicas», que como lo enuncia su razón social, son tres las ramas que cuenta con trabajadores que realizan diferentes funciones:

En Desarrollo Urbano se trabajó todo lo referente a lo de los espectaculares, los permisos para colocar los espectaculares cada vez son más difíciles de otorgar, ya que en los últimos años se han detectado grandes riesgos para los ciudadanos, por el peligro de que alguno pueda caer y afectar a los transeúntes, incluso con la pérdida de vidas.

En materia de Ecología hace algunos años, existían camionetas de ecología, las cuales se dedicaban a detectar los vehículos que emitían humo contaminante, ahora la Secretaria de Medio Ambiente ha dejado de hacer esas funciones y se crearon patrullas de ecología para realizar esta función y la de emitir multas a los conductores, lo que permitió el desplazamiento del trabajo, que era muy importante para los trabajadores de esa sección.

En cuanto a Obras Públicas se manejan permisos de usos de suelos, permisos para construcción, números oficiales y las grandes obras que se manejan al interior del distrito federal, como son los ejes viales, los segundos pisos, la Secretaria de Obras Públicas, es la que dictamina todo ese tipo de labores y funciones. Dentro de sus funciones es la de realizar notificaciones a los domicilios, clausuras de obra, sin embargo ahora han sido desplazados por el instituto de verificación que es el INVEA, dejando de hacer mucho trabajo, ya que esta institución ha absorbido casi todas las funciones, también se realizan los anteproyectos, los segundos pisos y los proyectos del Sistema Colectivo Metro que también lo integra obras dentro del gobierno del DF.
CIUDAD DE CAOS SIN TRABAJADORES DE LA SECCION IX

Uno de los aspectos básicos que de manera permanente imbuyó el nuevo dirigente de 185 mil trabajadores al servicio del gobierno capitalino, es la importancia de cumplir cabalmente sus tareas, tomando en cuenta que sin ellos, la ciudad tendría un crecimiento sin medida.

Es imaginable que pasaría de no encontrarse el trabajador para dar el debido procedimiento de los permisos de construcción, además de la contaminación visual por la colocación excesiva de espectaculares.

Ahora en su nueva misión, es esperado que el joven dirigente, muy alejado de las prácticas viciadas y llenas de engaño con las que se manejó Ayala, logre el esperado reconocimiento de un representante legítimo y genuino ante el gremio y las autoridades.


Comparte
  •  
  • 11
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
    12
    Shares

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *