Por qué México es proclive a sufrir terremotos

Un terremoto de magnitud 7,2 sacudió este viernes el sur de México y se sintió con fuerza en la capital del país.

Coincidiendo con el 32 aniversario del devastador terremoto de 1985, el anterior temblor causó pánico entre los 20 millones de habitantes de la capital mexicana y dejó más de 300 muertos.

¿Pero por qué México es tan proclive a sufrir tantos movimientos telúricos y de semejante magnitud?

La respuesta recae en su ubicación geográfica.

Anillo de Fuego

El país se encuentra en un área en forma de herradura con alta actividad sísmica que se conoce como el Cinturón de Fuego del Pacífico, que une a América con Asia.

“En el Cinturón de Fuego del Pacífico tienen lugar el 90% de todos los sismos del mundo y el 80% de los terremotos más grandes”, le explicó a BBC Mundo el director del área de sismología del Instituto Geofísico del Perú (IGP), Hernando Tavera.

Además de México, esta región -también conocida como Cinturón Circumpacífico o Anillo de Fuego- incluye a Japón, Ecuador, Chile, Estados Unidos, Perú, Bolivia, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Honduras, Guatemala, y parte de Canadá, por un lado del océano.

A la altura de las Islas Aleutianas, en el norte del océano Pacífico, entre Alaska y la península de Kamchatka, se encuentra la curva superior de la herradura, que dobla después para incluir a la costa y las islas de Rusia, Taiwán, Filipinas, Indonesia, Papúa Nueva Guinea y Nueva Zelanda, por el otro.

El lecho del océano Pacífico reposa sobre varias placas tectónicas y “el hecho de que la actividad sísmica sea intensa en el Anillo de Fuego se debe a la convergencia de éstas y su fricción, lo que hace que se acumule tensión a liberar”, señaló Tavera.

En el Cinturón de Fuego del Pacífico se encuentran también más del 75% de los volcanes activos e inactivos del mundo; 452 cráteres.

Written By Huellas 2