Central de Abasto, estratégica instalación agroalimentaria

VENDEDORA DE HORTALIZAS
ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter1Share on Google+0Email this to someone

Considerada una instalación agroalimentaria estratégica, la Central de Abastos sirve para que productores extranjeros de Europa, Asia y América Latina comercialicen sus productos en territorio nacional.

En las tres décadas y media de operación, el mercado más grande del mundo tiene bodegas especializadas en carnes, frutas y verduras y especias, entre otras mercancías, procedentes de 10 países de distintas partes del mundo.

Entre las naciones que envían y reciben productos destacan India, Chile, España, Nueva Zelanda, Alemania, Canadá, Estados Unidos y Turquía. Los insumos de importación se han posicionado en el gusto de la gente al contar con sabores, texturas y apariencias distintas a las que se ofrecen y otros más que no existen en México. Incluso poseen los certificados de sanidad y permisos necesarios de ingreso a nuestro país.

SEMILLAS

A lo anterior se suman los más de 15 mil productos nacionales provenientes de 24 estados de la República Mexicana y que se venden en las distintas naves y sectores, los clientes encuentran desde alimentos gourmet u orgánicos, todos frescos y de muy buena calidad.

La gran variedad de productos nacionales y extranjeros permite que chefs y gerentes de restaurantes de renombre hagan sus compras en la Ceda, toda vez que en un solo lugar encuentran los elementos necesarios para ofrecer sus platillos a los comensales, como es el caso del chef José Bossuet Martínez, ex cocinero ejecutivo de la Presidencia de la República y la chef Susana Palazuelos.

PAPAYASLa Central de Abasto registra una operación comercial aproximada de 9 mil millones de dólares anuales en su cadena de suministro, motivo que la coloca como la segunda unidad económica más importante del país, sólo por debajo de la Bolsa Mexicana de Valores.

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter1Share on Google+0Email this to someone

Written By Max Vite

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *