Auditorio Che Guevara, el más útil de la UNAM. No al Justo Sierra

ComparteShare on Facebook1.5kTweet about this on Twitter35Share on Google+0Email this to someone

Ciudad de México, 18 de mar.- Este viernes los miembros del Consejo Universitario de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), a solicitud del rector Luis Graue, aprobaron emitir una petición formal para el desalojo del auditorio ocupado Che Guevara, el cual se mantiene bajo gestión estudiantil desde hace 16 años; el rector amenazó que de no prosperar el diálogo, podrán recurrir a solicitar la fuerza del estado.

Con esto se confirma lo que colectivos estudiantiles habían estado advirtiendo desde hace varios días: que desde la cúpula de la UNAM se prepara una estrategia para recuperar el auditorio, nombrado originalmente Justo Sierra, el cual se ubica en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

La estrategia del rector también es mediática, desde hace semanas se ha estado realizando una campaña de desprestigio mediático en contra de los ocupas, sin explicar ni abundar honestamente en su existencia, y pretendiendo vincular al movimiento con el narcomenudeo, entre otras cuestiones criminales que nunca han podido probar, ni bajo su sistema de leyes.

Incluso moneros, normalmente de izquierda, y hasta periodistas como SanJuana Martínez, se han unido al linchamiento mediático oficialista, haciendo un llamado a “imponer el estado de derecho”, evidenciando su verdadera calaña.

El régimen actual muy pocas veces nos recuerda, que el nazismo fue legal, el apartheid fue legal, la santa inquisición fue legal, no obstante los miopes y bien adiestrados periodistas de hoy, olvidan la historia y al recibir las migajas del sistema se sienten ahora grandes defensores de la legalidad, como si fuera un ente supremo que siempre tiene la razón.

No obstante, el periodista que suscribe estas líneas, puede afirmar sin temor a equivocarse o ser linchado también, que no ha habido auditorio en la UNAM con la capacidad, las actividades, y la utilidad que existe actualmente en este espacio, en su forma de lugar ocupado.

Los ocupas, aunque a muchos les asuste, representan un espacio democrático y necesario de aquellos que no se sienten parte del sistema dominante, tanto en su perspectiva económica, social o burócrata, en este régimen que se ha apodarado de casi todos los territorios, del espéctro radioléctrico, de las concesiones mediáticas, lo que verdaderamente resulta indignante es que pretendan apropiarse también de pequeñísimos y necesarios nichos de resistencia, donde florece el pensamiento distinto, donde pueden converger ideas y proyectos, sin estar apegados a la burocracia o a la oficialidad de un sistema decadente y que con justa razón es criticado.

Los periodistas que critican al Okupa Che, en realidad tienen raquíticos argumentos; que a los jóvenes del Okupa Che no los conoce la mayoría de la comunidad dice San Juana Martínez, como si ella o las autoridades universitarias fueran muy conocidas o cómo si el hecho de no ser famoso, sea motivo suficiente para ser desterrado y erradicar una digna lucha que lleva años de resistencia.

Otra ridícula posición es la de caricaturistas de derecha o también de izquierda como Magú, quien cierra filas con Ricardo Alemán y acusa a los ocupas de violentos, no obstante que la ciudad y el país entero se ahogan en una verdadera violencia, que asesina y mata a miles de personas, mucho más peligrosa que la “violencia” de los ocupas, quienes simplemente externan el desprecio a un sistema verdaderamente criminal.

Como parte de esta misma campaña mediática, también se publicaron encuestas en medios de circulación nacional, acerca de la opinión de la comunidad estudiantil sobre el espacio ocupado, donde expusieron con gran algarabía que el 80% de los entrevistados, estaba a favor de desalojar el espacio; no obstante que este 20% que no está de acuerdo, también resulta una cifra importante a considerar, pues no es solo una minoría de 19 personas como condena San Juana, sino que una parte importante, aunque no sea mayoría, respalda el proyecto del espacio autogestionado. También sería interesante conocer que porcentaje respalda a Mancera, Graue, o Peña Nieto, seguramente también los indices de popularidad no son tan altos, y seguramente en algunos casos, peores que la de los ocupas, no obstante que eso no trascienda en medios, ni se haga mayor escándalo al respecto.

Aquellos que están siendo parte del linchamiento mediático contra el Auditorio Che Guevara, ocultan al mismo tiempo la enorme lucha que se realiza en su interior: Talleres de alimentación vegana, de serigrafía, de diseño con software libre y tecnologías alternativas, cultivo de alimentos orgánicos, elaboración casera de productos de uso cotidiano, medicina autogestiva, crianza de vegetales, escultura, música, eventos culturales, simposios anarquistas, taller de pan, proyección de documentales, teatro, danza, poesía, presentación de libros, comedor popular, trueque, cine club, debates, eventos informativos sobres megaproyectos y demás devastaciones del estado, etc. etc. Decenas de actividades realizadas de forma autogestiva por jóvenes organizados, sin autoridad ni dirigencia, lo cual es en realidad lo que le aterra al estado.

¿Para que se plantea el despojo del auditorio Che Guevara a la comunidad libertaria, para volverlo un espacio más para el florecimiento de la burocracia como funciona en el resto de los auditorios de la UNAM?

Que es tan urgente del Che Guevara, que no pueden llevar a cabo en ninguno de los más de 30 auditorios de la UNAM, nada en realidad, lo único que les preocupa de verdad es la presencia de jóvenes organizados, inteligentes, y dispuestos a luchar por combatir a este sistema político y económico, inundado de fallas y cosas que denunciar.

No se justifica de ningún modo las amenazas de violento desalojo advertidas por el rector, hoy más que nunca es importante defender estos mínimos espacios independientes y que se han ganado un lugar, mediante el trabajo de estudiantes que siempre han mantenido abierto el espacio, para cualquier lucha digna que busca hacer uso del lugar, de forma abierta y autogestiva, como ha funcionado siempre el movimiento.

No a las amenazas del rector.

Respeto a la autonomía estudiantil del espacio colectivo ocupado Che Guevara.

 

Raúl Flores Durán. Huellas.mx

(Visited 453 times, 1 visits today)
ComparteShare on Facebook1.5kTweet about this on Twitter35Share on Google+0Email this to someone

Written By Raúl Flores Durán