Que dicen los analistas sobre el polémico Informe Ayotzinapa

septiembre 7, 2015 By Huellas de México

Que dicen los analistas sobre el polémico Informe Ayotzinapa

Comparte
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

Ciudad de México, 7 de sep.- Tras la publicación del informe del grupo de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, quienes investigan de forma independiente el Caso Ayotzinapa, han surgido también múltiples análisis e interpretaciones acerca de dichas conclusiones; la mayoría coincide en el terrible papel que han tenido las dependencias de justicia y que se pone en evidencia ante la lupa del munda, no obstante aún se mantienen diversos puntos en debate; desde cuestiones como el basurero de Cocula, hasta teorías que sugieren que una técnica de contrainsurgencia pudo haberse implementado en contra de los estudiantes.

 

Uno de los elementos que más polémica ha generado es el hecho de que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), puso en evidencia múltiples y graves inconsistencias en la investigación de la Procuraduría General de la República, así como en la extinta Procuraduría General de Justicia de Guerrero.

El medio Sinembargo.mx en su redacción enlista una serie de 7 inconsistencias graves en el caso; entre estos el hecho de que hay indicios de un quinto camión que fue removido misteriosamente del expediente de la PGR además de que existen múltiples contradicciones en las declaraciones de los detenidos.

Por su parte Katia D’ Artigues de ElUniversal hace énfasis en 7 recomendaciones emitidas por el GIEI; entre ellas la necesidad de homologar el proceso, investigar también otros delitos como el encubrimiento y la tortura, además de replantear la investigación general, dar con el paradero de piezas clave que siguen sin ser detenidas, determinar con precisión la participación del Ejército y policías de todos los niveles; además de algunas peticiones en general para evitar que se pueda repetir otra tragedia de tal magnitud.

De igual forma Salvador Camarena de ElFinanciero enumera 9 graves fallas de la PGR mencionadas en la investigación de Ayotzinapa, incluidos el hecho de que la dependencia «perdió» información de los videos de los inmuebles y la ciudad, no realizó pruebas periciales a la ropa recuperada en algunos de los autobuses, se abre la posibilidad de que haya habido tortura para generar las declaraciones de los detenidos, además de múltiples omisiones y errores esenciales para un órgano que debió haber llevado a cabo un proceso ejemplar. «Que en el peor evento de desaparición, y presumible asesinato, de decenas de estudiantes la Procuraduría General de la República haya cometido yerro tras yerro debería suscitar el más amplio de los debates. Si un delito tan terrible no requirió de un esfuerzo especial, ejemplar, de parte de la PGR, qué esperar de las investigaciones de las procuradurías en crímenes más comunes, que no por frecuentes resultan menos dañinos en cuanto al clima de impunidad», señaló el analista.

Interesante resulta de igual forma la columna de HéctorDeMauleón en ElUniversal, donde analiza a detalle el tema del quinto autobús que además podría ser clave para resolver el caso; resulta inaudito que se haya omitido este camión del expediente oficial, siendo que además podría ser clave en el caso, analiza el especialista, quien hace referencia a que en este vehículo iba Julio César Mondragón, el joven que fue desollado, y quien habría sido capturado por un misterioso grupo de encapuchados, de quien también falta revelar su identidad.

Asimismo EstebanIllades realiza también un análisis de la documentación completa del reporte; concluyendo que uno de los elementos más importantes es que se pone en evidencia es la total incapacidad de la PGR para abordar el caso, mediante investigaciones de pésima calidad que deberían ser investigadas por Arely Gómez, como sugiere el mismo columnista.

También causó gran polémica la parte referida al basurero de Cocula, donde el GIEI se basa en la investigación del especialista peruano de incendios José Torero, quien fue tajante al afirmar que era imposible haber incinerado a 43 personas en un lugar como el basurero de Cocula, en un espacio tan corto de tiempo, sin dejar además las secuelas de una hoguera de tal envergadura, como se retoma en AnimalPolítico.

Aunque en Milenio algunas de las principales firmas han estado enfocadas en las últimas horas en tratar de desmentir exclusivamente esta parte de la investigación; el director editorial CarlosMarín escribió una escueta columna de cuatro párrafos donde unicamente critica la parte que se refiere al basurero de Cocula, afirmando que otros expertos, entrevistados por el mismo diario, han señalado que sí pudo ser posible la incineración en tal lugar; haciendo referencia a John DeHaan, Elayne Juniper Pope, así como el español Guillermo Rein. En este tenor insistieron de igual forma los columnistas del mismo diario JuanPabloBecerra-Acosta y CarlosPuig.

No obstante SebastiánBarragán de AristeguiNoticias afirma que la PGR tergiversó la opinión de expertos en incendios para armar su «verdad histórica», haciendo referencia al caso del académico Olegario Martínez Morán, citado en el estudio de la PGR, y quien señaló que sus afirmaciones fueron sacadas de contexto.

Por su parte el excanciller JorgeCastañeda es tajante al afirmar que alguien está mintiendo: o la PGR o el GIEI, haciendo un análisis acerca de la disparidad de las versiones.

El tema también dio para la radical polarización de opiniones; periodistas como Ricardo Alemán arremetieron incluso con insultos contra la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, así como con sus críticos quienes lo acusaban de «arrastrado», la situación generó tal polémica que se convirtió en Topic Trend el periodista, como relató huellas.mx.

Resulta interesante también la entrevista realizada por HéctorGonzález de AristeguiNoticias al periodista y escritor Sergio González Rodríguez, quien publicó un libro titulado Los 43 de Iguala, donde sostiene su versión de que se trató de un ataque contrainsurgente premeditado y orquestado por el estado mexicano. «Fue una operación de limpieza social realizada por expertos en contra-insurgencia, que reprodujo patrones que están completamente estudiados por la Agencia Central de Inteligencia, por ejemplo: la Operación Phoenix. Sus efectos implican terror social, el desollamiento, la extracción de ojos, etc., para enviar una lección a aquellos que quieran oponerse al gobierno. Recordemos que en Guerrero sistemáticamente hemos visto la aniquilación de activistas sociales.», apuntó el investigador.

En lo que sí concluye la mayoría es que el prestigio de la CIDH implica que el reporte será un nuevo y duro golpe para la administración de Enrique Peña Nieto; pues se pone en tela de juicio nuevamente la honorabilidad y capacidad del estado mexicano, ante un caso que está siendo analizado a nivel internacional, pues se trata uno de los peores crímenes de lesa humanidad en la historia de México.

«Fue el Estado el que mintió. El que fabricó testimonios. El que torturó. Fue el Estado el que sometió a los familiares de las víctimas a un sufrimiento innecesario. No hubo incendio», señala tajante RicardoRaphael, quien desmenuza también la forma en que el GIEI está exhibiendo a México ante el mundo.

SalvadorGarcíaSoto de ElUniversal, analiza además la conveniente desaparición del exprocurador Murillo Karam, quien desde hace 10 días se ha alejado de toda actividad pública, tras haber dejado su cargo en la Sedatu, y cargar con el peso de la mayoría de las acusaciones del informe.

 

 

Redacción. Huellas.mx

 


Comparte
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *