Indignación total por asesinato de periodistas; todas las miradas apuntan a Veracruz

agosto 3, 2015 By Huellas de México

Indignación total por asesinato de periodistas; todas las miradas apuntan a Veracruz

Comparte
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Shares

Ciudad de México, 3 de ago.- El caso de las 5 personas brutalmente ejecutadas este fin de semana en un departamento de la colonia Narvarte, ha generado gran indignación a nivel internacional, pues además estarían siendo agraviados al menos dos jóvenes con actividades relacionadas con la prensa, Nadia Vera, quien hace unas semanas publicó un extenso reportaje acerca de «Las fosas de Javier Duarte«, así como Rubén Espinosa, fotoperiodista que se autoexilió de Veracruz por amenazas e intimidaciones  del gobernador del estado.

 

Aunque de forma oficial sólo ha trascendido la identidad de Rubén, quien era fotoperiodista de Proceso, Cuartoscuro y la Agencia Avc; fuentes cercanas a las familias de las víctimas señalan que también está incluida Yesenia Quiroz, una ciudadana colombiana, así como Nadia Vera, licenciada en antropología social, coordinadora cultural en Xalapa y activista del movimiento estudiantil #YoSoy132.

El multihomicidio fue brutal y atroz, las cuatro mujeres presentaban signos de tortura, al menos dos de ellas tenían el rostro destrozado, según lo que relata el diario ElPaís de España, citando el testimonio de testigos.

Por su parte la PGR emitió un escueto comunicado para informar que se mantienen alerta acerca del rumbo de las investigaciones sobre el caso, del cual aún se mantienen a distancia, aunque podrían tomar parte a través de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos Contra la Libertad de Expresión (FEADLE), como detalla 24horas.

El caso también ha cobrado notoriedad internacional por el hecho de que Rubén Espinosa, había sido reconocido como uno de los periodistas incómodos para Javier Duarte, como el mismo contó hace unos días para SinEmbargo, donde relató que una fotografía suya que fue portada de una edición de Proceso comprada a granel, habría sido uno de los motivos que causó molestia en el gobernador, aunque hubo una larga lista de acciones que distinguieron a Espinosa, quien causó incomodidad al exigir respeto a los derechos y vida de los periodistas, lo cual provocó las amenazas que desencadenaron su exilio.

El mismo periodista contó también en entrevista para RompeViento, la grave situación de persecución política de la cual era objeto por el «mal gobierno de Javier Duarte».

En SinEmbargo también rememoran que Rubén señaló días atrás que la anarquía en Veracruz estaba llegando a un punto tan grande que todos la están pasando mal menos la corrupción, bajo el yugo de un gobernador que se jacta de ser admirador del ex dictador español Francisco Franco.

Por su parte la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) exigió a la PGJDF, realizar una «investigación integral», donde se considere plenamente el posible ejercicio de la labor periodística de las víctimas, como un posible móvil del crimen, como abunda Apro.

 

La situación es grave, y es consecuencia del profundo deterioro social en que vive nuestro país como reflexiona Silva-Herzog Márquez en Reforma, «Quieren silenciarlos para que seamos todos sordos. Quieren tapar la verdad para que todos seamos ciegos. Quieren callarlos para que todos nos volvamos mudos (…) La crisis política que es desconfianza en los órganos representativos, ineficacia de las estructuras de seguridad, captura del Estado se refleja en esa emoción desparramada: temor».

La indignación en el gremio es generalizada, además de que se coincide en que los culpables ineludiblemente son los máximos niveles de gobierno, como describe Salvador García de ElUniversal: «lo que exhibe el horroroso crimen de la Narvarte es el grado de putrefacción y violencia a que hemos llegado contra los periodistas y contra cualquier ciudadano de este país. Y de eso sí son culpables los gobiernos, el de Duarte en Veracruz, pero también el federal y el de varios estados por permitir y tolerar la impunidad de los asesinos, sean del crimen organizado o cobijados por las mismas instituciones».

Por este motivo también organizaciones como la CNDH y Artículo 19 han realizado «un enérgico llamado a la Secretaría de Gobernación, a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos para que desde sus facultades hagan todo lo posible para brindar justicia», como apunta RadioFórmula; haciendo hincapie en que los acosos personales contra Rubén se agudizaron a raíz de que participó en la recolocación de una placa en honor a la periodista Regina Martínez, asesinada en la misma entidad en 2012.

La situación en Veracruz ha llegado a niveles insoportables; pues a pesar del escándalo, este mismo fin de semana fueron atacadas a balazos instalaciones de un semanario local, como informamos en huellas.mx.

Y el problema de la violencia contra los periodistas no es sólo de Veracruz; Terra hace un recuento de más de 100 profesionales que han sido víctimas de la violencia en México los últimos 15 años, cifras que generan preocupación en organizaciones internacionales como Amnistía Internacional y Reporteros sin Fronteras.

Pero que puede esperarse de un estado que además de mantener en total impunidad la mayor parte de agresiones a periodistas, aquellos que son expuestos como culpables, a la fecha gozan de todos los beneficios del sistema, tal es el caso de uno de los agresores de Lydia Cacho, quien recientemente ha sido nombrado funcionario en el municipio de Benito Juárez (Cancún), Quintana Roo, como explica LaJornada.

Pedro Canché otro periodista reprimido en México, en este caso por el gobierno de Roberto Borge en Quintana Roo, cuenta en entrevista a RussiaToday la forma en que fue golpeado y torturado dentro de la cárcel, exponiendo a México como una de las peores dictaduras de los últimos tiempos.

Asimismo la reconocida mujer de letras ElenaPoniatowska, no deja el dedo del renglón, acerca de los inconcebibles actos de censura en contra de la periodista Carmen Aristegui, otra consecuencia del régimen actual enemigo de la libertad de expresión.

Paradojicamente, en este país donde los periodistas parecen estar abandonados a su suerte; contrastan los grandes e injustificables privilegios otorgados a la oligarquía mediática; un grupo de empresarios que concentran los mayores beneficios de la industria de los medios de comunicación en México, pues a pesar de ser los peores calificados, como expone una encuesta de Parametría; son los que mayores concesiones tienen del estado; poniendo en evidencia que se trata de un sistema que parece estar diseñado sólo para el empoderamiento de sus medios, los cuales manipula a su total disposición, mientras que permite la total humillación a los trabajadores de la prensa que osan ir en contra de lo evidentemente aberrante.

 

Redacción. Huellas.mx


Comparte
  •  
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3
    Shares

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *