Lupa a detalles de la fuga desemboca en alta complicidad de funcionarios

julio 14, 2015 By Huellas de México

Lupa a detalles de la fuga desemboca en alta complicidad de funcionarios

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ciudad de México, 13 de jul.- Al comenzar a analizarse con mayor profundidad la forma en que se realizó la fuga de ‘El Chapo’ Guzmán, del penal del Altiplano, comienzan a salir detalles inexplicables de inflitración, que sólo se pueden explicar con una amplia complicidad de las autoridades, y no unicamente del penal, sino de la seguridad nacional.

 

Aún no se explica publicamente cómo es que los constructores del túnel, lograron esquivar los radares de penetración terrestre que existen en el penal, como relata DavidVicenteño, quien explica «la función de estos equipos, un radar de penetración terrestre y un equipo de tomografía eléctrica, los cuales fueron instalados para detectar cualquier tipo de movimiento anormal en los terrenos, tanto en la superficie como en el subsuelo».

Uno de los que ya ha realizado el recorrido por el túnel de escape, es el senador Alejandro Encinas, quien refiere que la obra tuvo que haberse construido con tecnología de punta y precisión milimétrica, pues el extremo del túnel que llega al penal, desemboca de manera perfecta en la regadera de ElChapo Guzmán, que era además el único punto ciego que no alcanzaba a registrar la cámara con la que se grababa al capo las 24 horas, como detalla Proceso.

Asimismo FrayBartolomé de Reforma, se pregunta «cómo se pudo romper el firme de cemento con varilla del piso sin que nadie escuchara un solo ruido o sintiera la vibración, suponiendo que no se hizo con un palillo de dientes con silenciador», es casi imposible de creer que lo hicieron de forma silenciosa; necesariamente tuvo que haber muchos testigos, no obstante increíblemente nadie dijo nada.

Resulta también interesantes las declaraciones de Jhon Jairo Velásquez Vásquez, alías “Popeye”, ex jefe de sicarios del narcotraficante colombiano Pablo Emilio Escobar Gaviria, quien también tuvo una fuga de un penal junto con el legendario capo; y aunque en aquel caso se trató de una prisión que ya estaba construida con el fin de tener una ruta de escape para Escobar; el ex delincuente sostiene que para concretarse una fuga de esta magnitud, es necesaria la complicidad de decenas de personas del interior y del exterior del penal; alrededor de 50 millones de dólares, según sus cálculos, como relata en entrevista con Excelsior.

Asimismo un artículo de Pierre-Marc Rene detalla las fallas detectadas previamente en el penal, y las cuales fueron plasmadas en un documento del personal de la dirección General de Inspección y Evaluación para la Operación, titulado“Inspección al Cefereso 1 Altiplano, ubicado en Almoloya de Juárez, Estado de México”, en el cual se exponen diversas fallas como torres sin vigilancia, equipo detector de partículas prohibidas inoperante y obsoleto, además de cámaras con horas erróneas, entre otras.

Este reporte se le entregó al Comisionado Nacional para la Seguridad en 2013, por lo que ahora resulta una gran contradicción pretender librar de culpa al gabinete de seguridad y concentrar todas las responsabilidades unicamente en los funcionarios del penal.

Y el problema no es sólo la seguridad, sino la corrupción, como reflexiona FernándezMenéndez, quien recuerda que en 14 años el Chapo se ha fugado dos veces, sin que se haya avanzado nada en el combate al problema que, entre muchas otras cosas, ha propiciado la fuga del gran capo de la droga; «hemos avanzado en muchos puntos, pero el sistema termina siendo igual de vulnerable ante la corrupción. Ése es el centro: han pasado tres sexenios, pero no se ha podidoblindar la seguridad ante la corrupción, ni se ha construido una base en la seguridad pública que lo permita», señala el columnista.

Aunque con esto también está saliendo a flote la gran vulnerabilidad del sistema judicial en México, como expone el periodista MarioLuisFuentes, quien destaca grandes fallas del sistema penitenciario y judicial en México, lo que ha propiciado que «de los más de 620 mil personas que han sido detenidas por delitos relacionados con el tráfico de drogas entre 2006 y 2012, poco más de 500 mil han salido libres bajo fianza», por lo que no sería de extrañar, que otro delincuente más, termine de nuevo en las calles con gran facilidad.

En esto coincide también un análisis de ElUniversal, donde entrevistando a especialistas en ciencias penales, sale a colación el hecho de que la normatividad del sistema penitenciario «no ha sido tocada en 10 años y tiene como directivos a personas que no conocen el sistema», lo que ha alentado la grave crisis penitenciaria que se vive en la actualidad.

Estos son algunos de los motivos por el cual muchos ciudadanos y líderes de opinión, argumentan que es insuficiente la destitución del personal del penal de Almoloya, Estado de México, pues son evidentes las fallas en general del sistema de seguridad; por este motivo, y recordando la frase emitida por el presidente Peña Nieto, de que sería «imperdonable» una nueva fuga del líder del Cártel de Sinoloa, el analista RaymundoRivaPalacio sostiente que «hoy, lo imperdonable sería que las culpas se quedaran en la red de complicidades en el penal sin ver las responsabilidades de su gabinete de seguridad».

 

Redacción. Huellas de México

 


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *