Cuando ordenen, el ejército deja las calles; pero a cuarteles no entran: Cienfuegos

julio 9, 2015 By

Cuando ordenen, el ejército deja las calles; pero a cuarteles no entran: Cienfuegos

Ciudad de México, 9 de jul.- El titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), general Salvador Cienfuegos, continúa en el ojo del huracán tras la polémica desatada por la violenta participación de las fuerzas armadas en el combate el crimen en México; el militar, visiblemente molesto, se manifiesta a favor de legislar acerca de la participación de las fuerzas armadas, y aclara que en cuento reciba la orden de abandonar las calles, se cumplirá con prontitud.

 

El dócil periodista de Excélsior, Fernández Menéndez, realizó una nueva entrevista al general Cienfuegos, en medio de la polémica internacional que existe por las presuntas violaciones graves a los derechos humanos cometidas por las fuerzas armadas; el reconocido militar afirma que uno de los grandes problemas es que en muchos lugares la policía es ineficiente o simplemente no existe, motivo por el cual han tenido que sumarse a las labores de seguridad, descalificando implicitamente a las demás instituciones de seguridad.

No obstante, Cienfuegos afirma que el ejército nunca ha tenido aspiraciones políticas, por lo que serían los primeros en aplaudir la orden de regresar a los cuarteles, situación que se podría cumplir el mismo día que se ordene, señaló.

Es interesante también la declaración del titular de la Sedena, quien afirma en entrevista que no es la primera vez que el ejército forma parte de las actividades policiales, por lo que se manifestó confiado, reiterando que se tiene experiencia al respecto; habrá que preguntarle a que casos se refiere, no vaya a estar hablando de la Guerra Sucia que desataron en Guerrero, desapareciendo y ejecutando a cientos de personas realizando presuntas actividades policiales, cabe recordar que Cienfuegos fue Jefe de Estado Mayor del 27 Batallón del ejército, en los tiempos que Arau Cámara era el comandante del batallón 27, militar que está incluido en los expedientes de la Guerra Sucia documentados por la Comisión de la Verdad.

Otra de las novedades que se ponen de manifiesto en la entrevista, es el rechazo absoluto a que los familiares de los jóvenes desaparecidos de Ayotzinapa ingresen a los cuarteles militares, afirmando que es algo que no se va a permitir, pues «no tiene fundamento»; cambiando el discurso que se había manejado, de que podían entrar a revisar lo que quisieran, como se afirmó meses atrás.

Respecto al escándalo por las órdenes explícitas de «abatir delincuentes en horas de oscuridad», el general afirmó que «alguien», sin entrar en detalles de quien, cambió el sentido de la orden original, la cual debió haber sido «abatir homicidios perpetrados por los delincuentes en horas de oscuridad», afirma el castrense.

No obstante dicha explicación, también ha despertado fuertes críticas; Romero Vadillo de SinEmbargo, lo describe como una «ridícula discusión semántica», ironizando sobre lo culto del lenguaje que ahora los militares pretenden aparentar, siendo que en decenas de documentos y comunidades oficiales, la palabra «abatir» se usa como sinónimo de asesinar; «una ridiculez, porque sin duda la orden ha sido dejar tendidos a los presuntos delincuentes, pero en charcos de sangre».

En el artículo también se hace referencia a la segunda entrega del estudio sobre el índice de letalidad de las actuaciones de las fuerzas de seguridad, en esta guerra contra el crimen, investigación en el que llevan años trabajando Catalina Pérez Correa, Carlos Silva Forné y Rodrigo Gutiérrez Rivas, y en la cual se concluye la lógica de guerra implementada por el ejército en el ámbito civil.

 

Raúl Flores Durán. Huellas.mx

COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.