Los destapes rebasan al ‘dedazo’

junio 19, 2015 By Redacción Huellas

Los destapes rebasan al ‘dedazo’

Comparte
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

Ciudad de México a 19 de junio.- La forma de hacer política se renueva, los destapes de la oposición le pisan los talones al PRI; el INE no puede hacer nada; Peña pide calma.

Los senadores Miguel Barbosa y Armando Ríos Piter sostuvieron una reunión para realizar un balance de la pasada elección con el Jefe de Gobierno; ambos senadores respaldan una eventual candidatura de Mancera a la Presidencia en 2018.

Mientras tanto, los destapes de Margarita Zavala, Miguel Ángel Mancera, la candidatura implícita de Andrés Manuel López Obrador y el exhortó de Javier Lozano para que Rafael Moreno Valle participe en las elecciones del 2018 otorgaron un vuelco vertiginoso a la sucesión presidencial según el columnista Raymundo Riva Palacio; al respecto, “la colocación de los gallos de PAN, PRD y Morena, tomó desprevenido al presidente Enrique Peña Nieto, quien se mostró nervioso el lunes, al pedir que el Instituto Nacional Electoral vigile que no trastoquen la ley.”; no obstante, El INE no puede hacer nada, hasta que empiece oficialmente el proceso, allá por octubre de 2017; por lo que, “el órgano electoral tampoco puede ayudar al presidente a contener el proceso, ni siguen vigentes los tiempos donde la sucesión, en tiempo y forma, se manejaba desde Los Pinos.”; “La escuela mexiquense de la política, llena de protocolos, rituales, verticalidad e institucionalidad, está sacudida.” ; en ese sentido, Riva Palacio considera que: “Si Peña Nieto no entiende que el entorno es radicalmente distinto a aquel en el que creció, una gran sorpresa puede venir en camino.”

Asimismo, el articulista Alejandro Hernández lanzó la interrogante a todo aquel ciudadano interesado en contender en el 2018, ¿Para qué quiere ser presidente?; “por ejemplo, Vicente Fox tuvo claro que quería ser presidente pero nunca supo ni entendió para qué. Carlos Salinas y Felipe Calderón parecían sí saberlo hasta que se enredaron sobre la marcha y terminaron dinamitando sus capacidades, cada uno a su estilo, desde luego. José López Portillo quería ser presidente para erigirse en personaje de la historia, un monumento a caballo, un héroe que se hablara de tú con los independentistas.”; no obstante, añade “una decena de presidentes no tuvieron necesidad de preguntarse el para qué, sino el porqué, y la respuesta era sencilla: porque me puso el presidente.”

Para Soledad Loaeza, “en cierta forma, lo ocurrido en las urnas mexicanas es comparable a lo que ha pasado en España, donde Podemos surgió del rechazo a los partidos establecidos, puso fin al codominio PSOE-PP y modificó los ejes de la política, que ya no serán la izquierda y la derecha, sino la oposición entre , según explica el politólogo español José Ignacio Torreblanca”; sin embargo, la académica añade: “todavía –y subrayo el todavía como una posibilidad– no podemos hablar de una renovación del espectro partidista similar a la que ha representado Podemos, pero creo que el avance de los independientes indica que es el camino que queremos seguir.”

No obstante, “el gobierno logró controlar a los sectores radicalizados del movimiento social, lo que le permitirá en los próximos meses recuperar la iniciativa política”; al respecto, el triunfo del PRI es “engañoso”; puesto que, el tricolor contó con el 29% de los votos, pierde 10 puntos respecto a la elección de 2012; “Su aliado, el Partido Verde, fue un fiasco: sólo obtuvo el 6.9% de la votación a pesar de trampas múltiples, el apoyo masivo de las televisoras y los misteriosos 600,000 votos obtenidos en Chiapas (25% de su total).”; por lo que, “necesitan el 3.2% del partido corporativo del sindicato de maestros, el PANAL, para alcanzar la mayoría” detalló El País; en ese sentido, las claves están en que: “El PRI mantiene el control político en las regiones más pobres del país, en los estados que sufren la violencia más extrema (Coahuila, Chihuahua, Sinaloa, Durango y Tamaulipas), en los que escenifican la movilización popular (Michoacán, Oaxaca y Guerrero), y en los más poblados (Estado de México, Veracruz y Jalisco).”; asimismo, el tricolor “perfeccionó las prácticas clientelares y la compra del voto a través de una enorme red de operadores electorales territoriales, cuyo gigantesco costo resultó invisible para los medios de comunicación y quedó fuera de la supervisión del Instituto Nacional Electoral.”, publicó el diario.

 

 

Redacción. Huellas de México


Comparte
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *