La nueva legión ‘izquierdista’ en México, es sólo de utilería

junio 19, 2015 By Huellas de México

La nueva legión ‘izquierdista’ en México, es sólo de utilería

Comparte
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

Ciudad de México, 19 de jun.- La izquierda partidista en México no sólo se encuentra dividida, además atravieza una de las peores crisis de legitimidad y congruencia, pues además está coptada hasta la médula por chapulines que igual se visten de azul que de naranja, o se quitan el saco rojo para ponerse el amarillo, cambiando de partido con la facilidad que cambian su camioneta o su marca favorita de champagne.

Fray Bartolomé, de TemploMayor, analiza por ejemplo el caso de Movimiento Ciudadano, partido que se pregona de izquierda pero que en su bancada tendrá a «personajes tan izquierdosos» como Manuel Espino, ex presidente nacional del PAN, miembro del Yunque y ex cabeza de la Organización Demócrata Cristiana de América.

De igual forma Movimiento Ciudadano tendrá como representante a Gustavo Cárdenas, empresario de Tamaulipas que también fue presidente del PAN en su estado, además de senador, diputado federal y local, presidente municipal y hasta candidato a gobernador por el mismo partido de derecha.

También suena a chiste pero es verdad, otro de los flamantes comandantes de Movimiento Ciudadano será Rafael Ochoa Guzmán, quien fue la mano derecha de Elba Esther Gordillo, quien le tuvo la confianza de nombrarlo dirigente de la SNTE, y quien además de priista, fue también miembro prominente de Nueva Alianza. «A lo mejor por eso dicen que algunos pegan con la derecha y cobran con la izquierda», sugiere el columnista.

Y no sólo pasa con la «creciente izquierda progresista», sino también con la tradicional como la del PRD, quien tiene también múltiples ejemplos de políticos que lejos de definirse políticamente, ponen en entredicho el sentido del partido.

Al respecto FerándezMenéndez considera que la devacle del PRD comenzó con el mismo López Obrador, quien tras tomar el poder del partido y pretender conservarlo, » impuso como presidente a un conservador como Leonel Cota Montaño, un hombre que jamás había militado en las filas de la izquierda, ni siquiera en el PRD.»

Fue en ese momento que la dirigencia del partido «abandonó los principios», en un ciego afán de acumular más y más espacios, sin importar que se tuvieran que valer de «Abarcas» para conseguirlo.

Y es que es difícil encontrar una verdadera izquierda en los partidos actuales, el PT también se desdibuja al tener como senador a uno de los más representativos priistas de la historia, Manuel Bartlett, quien a pesar de que intenta encajar en el discurso petista, de ir contra el poder, pesa sobre él indelebles tatuajes del poder que adquirió y lo levantó en el PRI, de la mano incluso de Carlos Salinas de Gortari.

Lo mismo con el caso del Movimiento de Regeneración Nacional, Morena, de quien su mayor apuesta en estas elecciones fue Ricardo Monreal, un político nacido en las filas del PRI, a quien representó fielmente en el congreso como diputado de Zacatecas, estado que también intentó gobernar como priista, no obstante, como en muchos casos, unicamente la frustración política fue el aliciente para cambiarse la camiseta y disfrazarse de izquierda para seguir acumulando espacios y poderío político, lo cual ha sido siempre el único ideal que han mantenido firme.

De igual forma sigue siendo tan inverosímil la confianza en Monreal como el nuevo representante de la izquierda en el DF, como lo fueron también sus excusas cuando fue puesto en evidencia entrando a la misma casa a la que entró Cuauhtémoc Gutiérrez, en pleno periodo operativo de campaña. Que Monreal y el expresidente del PRI del DF, acusado de tener un prostíbulo en las intalaciones del partido, hayan coincidido en un mismo lugar a una misma hora no es casualidad, fueron parte de las muchas negociaciones oscuras, que se dan debajo de la mesa en la política mexicana, sin importar las camisetas, la ideología ni los principios, los cuales son cosa sin importancia, tan insignificantes como el aborto, la libertad sexual o otros temas que son bandera de la izquierda mundial pero que igual son menospreciados por el líder máximo de Morena.

 

Así el panorama político en México, por lo que no es de extrañar que la izquierda nacional, siga ganando espacios pero no en las instituciones partidistas, las cuales se encuentran en seria amenaza de perecer ante la escasa credibilidad que generan al prostituir con gran facilidad los ideales, aunque lo que sí perdura, son las mañas, las corruptelas y la falsa moral.

 

Redacción. Huellas.mx

 


Comparte
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *