junio 5, 2015 By Redacción Huellas

La opacidad impide elegir a los menos malos

Comparte
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

Ciudad de México 5 de junio.- Los vehículos de acceso al poder, lejos están e representar las demandas de los ciudadanos; al respecto, la legitimidad en la representatividad de los intereses del pueblo está por los suelos; por lo que, es todo un desafió para los ciudadanos elegir al menos malo.

En la página web del INE se presentan las síntesis curriculares de mil 771 candidatos a diputados, para que los ciudadanos los conozcan más. La información fue proporcionada de manera voluntaria por las y los candidatos que participarán en la contienda electoral para el cargo de diputados federales 2015, este 7 de junio. El usuario puede encontrar, en algunos casos, información detallada de los políticos, mientras otros prefirieron dar sus datos de forma escueta. “El número de curriculas publicadas y su contenido son responsabilidad de los actores políticos. El Instituto únicamente apoya para su difusión”, precisa el INE, recopiló Aristeguinoticias

Por su parte, el columnista, Sergio Aguayo, luego de iniciar la elaboración de perfiles de los 24 candidatos a diputado federal, delegado y asambleísta por el distrito de la delegación Magdalena Contreras donde radica Aguayo, indicó que conocer a los candidatos implicaba tiempo y esfuerzo; por lo que, calificó como difícil informarse y cumplir con la recomendación del INE: “Yo no voto al azar, investigo, me informo, intercambio ideas. Pienso antes de actuar”; en ese sentido, se revisaron cuatro plataformas especializadas (INE, Yo Decido del IEDF, Voto Informado y Ciudadano Transparente) y las páginas y cuentas de Twitter y Facebook de los candidatos. También se hizo una búsqueda en prensa. Con el material obtenido se evaluó a los 24 candidatos con tres criterios: transparencia, biografía y programa, señaló el también académico.

Mientras tanto, Juan Villoro de Reforma retoma el estudio del CIDE, dirigido por María Amparo Casar, el cual reveló que el 91 por ciento de la población considera que los partidos mexicanos son corruptos; por lo que, Villoro señaló que: “Nuestra democracia pasa por su peor descrédito desde el fraude electoral de 1988”; en ese sentido, a pesar de las diez formaciones partidistas y de los miles de candidatos, cuesta trabajo elegir al menos malo; “Para colmo, la contienda se ha teñido de sangre con una veintena de asesinatos”. Los partidos reciben $5,356,771,247.32 pesos para campañas y gastos ordinarios; por lo que, “el monto es tan inaudito que los 32 centavos caen como un insulto adicional”; no obstante, ni la mayoritaria oposición ciudadana a este dispendio, puede modificar las prebendas de los partidos puesto que ellos mismos las deciden.

 

 

Redacción. Huellas de México


Comparte
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    1
    Share

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *