junio 4, 2015 By Redacción Huellas

Postrado, el INE admite impotencia; mientras la CNTE arremete contra las elecciones

Comparte
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

Ciudad de México 4 de junio.- Las amenazas de boicot a las elecciones del próximo 7 de junio se están consumando y hay quienes dicen que el Instituto Nacional Electoral(INE) ha subestimado las amenazas en contra de la celebración de los comicios; por lo que, columnistas piden el uso de la fuerza pública y critican la violencia de las protestas; asimismo, la OEA se ha pronunciado en contra de que una minoría impida el sufragio de los ciudadanos; no obstante, las reformas y las desapariciones forzadas de los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa son los reclamos que exigen justicia y buscan expresarse en esta jornada electoral.

El consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, admitió que debido a los problemas sociales en Oaxaca están imposibilitadas de operar las 11 Juntas Distritales que deben encargarse de instalar las casillas para la elección del domingo 7 de junio. “Nosotros no nos victimizamos, pero sí estamos padeciendo las circunstancias, digámoslo así, que todos ustedes conocen. No nos estamos asumiendo como víctimas, pero el día de hoy no podemos operar en nuestras 11 Juntas Distritales en Oaxaca, y dependemos de poder operar en esas juntas para poder hacer bien nuestro trabajo”, publicó Proceso.

Por lo que, el Consejo General del INE aprobó acciones extraordinarias para la continuación del proceso electoral en aquellos distritos cuyas circunstancias no permitan las condiciones o impidan la implementación ordinaria de sus actividades; al respecto, se refrendó la facultad de los consejos locales y distritales para poder sesionar en sedes alternas donde puedan desarrollar sus actividades, tendientes a completar la logística durante la jornada comicial del domingo próximo, indicó Excelsior.

No obstante, la presencia de la CNTE en Oaxaca mantiene una abierta protesta contra las reformas educativas incentivadas por el presidente Enrique Peña Nieto; en ese sentido, elementos de la Policía Estatal y Federal vigilaban los accesos al Aeropuerto Internacional de Oaxaca, ante la posible llegada de manifestantes. Más tarde cerca de 300 maestros de la CNTE irrumpieron en las instalaciones aeropuerto provocando la suspensión de vuelos. Así mismo atravesaron autobuses sobre la carretera Oaxaca-Puerto Ángel para obstruir el paso con dirección al aeropuerto.

Tras permanecer todo el día en la terminal aérea cancelando durante todo el día las actividades, en las que se cuenta la interrupción de seis vuelos. Los maestros de la CNTE primero retiraron el bloqueo que mantenían en el crucero del aeropuerto y permanecieron durante casi una hora más dentro de las instalaciones aeroportuarias, para finalmente liberarlas.

Para José Woldenberg de Reforma: (…) “la espiral de violencia desatada por la CNTE que ahora se dirige contra la celebración de las elecciones programadas para el 7 de junio. Se trata de un movimiento, en su origen laboral, que avanza poniendo en jaque, una y otra vez, a las autoridades, retándolas a aplicar la ley o a contemporizar con actos claramente delincuenciales.”; asimismo, calificó las acciones de los miembros de la CNTE como: “un atentado contra el corazón de una rutina civilizatoria que permite elegir a gobernantes y cuerpos legislativos”; por lo que, desde su perspectiva Woldenberg considera que: “la irrupción de la violencia tiene dos nutrientes fundamentales: a) el de un gremialismo extremo que asume que los intereses de un grupo pueden y deben defenderse por todos los medios -lícitos e ilícitos- y b) las apuestas revolucionarias que creen que las condiciones están dadas no sólo para derrotar a la autoridad en el campo de la educación, sino para dislocar la fórmula establecida para la renovación de los poderes públicos.”

Por su parte, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) difundió un posicionamiento político en el que declara “nulas” las respuesta de la Secretaría de Gobernación (SG) presentadas ante dirigentes magisteriales, y anuncia que “recuperamos el derecho de movilizarnos contundentemente, con acciones de masas”. Por ello, informaron que continuarán su jornada de lucha con una “nueva etapa de unidad, de activismo político y de un proceso organizativo para pasar a la ofensiva y emplazar al gobierno peñista”. Luego de enumerar las acciones de protesta realizadas en estados como Oaxaca, Michoacán, y Chiapas, los docentes inconformes indicaron que hasta el momento no hay una respuesta satisfactoria del gobierno federal a sus demandas, y agregaron que el anuncio de la suspensión indefinida de la evaluación de docentes es una “medida provisional” que no toca el problema de fondo. En el documento de dos cuartillas aseguran que la administración peñista “lejos de tomar en cuenta nuestras propuestas, ha tomado la decisión de imponer una evaluación para justificar el despido de los maestros, como ya ha ocurrido en algunos estados”, publicó La Jornada.

En opinión del columnista Jorge Fernández Menéndez de Excelsior los miembros de la CNTE, “siguen violando la ley con toda impunidad”; por lo que, no hay veda para esa “minoría violenta” que busca conculcar el derecho de la ciudadanía de votar y ser votado, indicó el columnista; asimismo, añade que tras las declaraciones del líder de la Sección 22, Rubén Núñez, en las que refiere que: “más allá de la negociación del pliego petitorio, el boicot a las elecciones, la destrucción del material electoral y el bloqueo de casillas no es negociable, seguirá adelante hasta el 7 de junio”, entonces, Menéndez increpa “si eso que sería lo único que se podría negociar, no es negociable, ¿para qué diablos negociar?”.

Por su parte, el Centro de Análisis de Políticas Públicas México considera que: “La inestabilidad política ligada a la solicitud de licencia del gobernador y su sustitución por un mandatario interino luego de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, aunada a la falta de desarrollo y de mejora en las condiciones de vida en Guerrero a través de los años, ha enfocado los reflectores en el proceso electoral guerrerense”, indicó El Economista.

Curiosamente tal como señala, la columna Templo Mayor de Reforma, los reflectores se centran en Oaxaca; no obstante, “en Chiapas también hace aire en cuanto a amenazas -y complicidades- que atentan contra el proceso electoral del próximo domingo. En ese estado han sido atacadas tanto la junta local del INE como dos juntas distritales en Tuxtla Gutiérrez… sin que el gobierno de Manuel Velasco siquiera levante la voz para impedirlo. A más de uno le resulta extraña la falta de solidaridad para con las autoridades electorales de parte del gobierno chiapaneco emanado del Partido Verde. Sin embargo, lo que más llama la atención es que entre los destrozos causados por los vándalos, está la destrucción de los centros de verificación y monitoreo que le permiten al INE supervisar la exposición en radio y TV de los partidos políticos. Pero, bueno, seguramente nada de esto tiene que ver con el hecho de que el PVEM ha estado en el ojo del huracán del INE, precisamente, por sus abusos en la transmisión de spots.”

A su vez, comerciantes del mercado central de Acapulco mantuvieron retenidos a tres elementos de la división de Gendarmería, así como tres vehículos de la corporación. Luego de que se registrara la detención de un civil al interior del mercado, sobre la cual no se ha dado explicación. Uno de los comerciantes reclamó ver a la persona detenida para corroborar el estado en el que se encuentra; no obstante, elementos antimotines de la Policía Federal (PF), arribaron al mercado y los comerciantes se replegaron y liberaron a los tres agentes.

Al respecto, el mapa del INE con respecto a los lugares en que se pondrá la mayor atención durante los comicios del próximo domingo, debido a los problemas de conflictos sociales, así como de inseguridad y violencia generada por grupos del crimen organizado. Destacan cuatro entidades: Tamaulipas, Jalisco, Michoacán y Guerrero. En este último estado, el INE ubicó a Chilpancingo, Tixtla, Tlapa y Chilapa. No obstante, el órgano electoral “se quedó corto y hoy, a sólo tres días de la elección, sabemos que no se trata de sólo cuatro municipios y que el reto de tener elecciones sin sobresaltos en esa entidad se ha vuelto un verdadero desafío.”; “El INE, al parecer, ha subestimado la problemática social en esa entidad. Desde hace semanas se tiene conocimiento que los problemas de inseguridad y violencia abarcan a prácticamente todo el estado y alcanza a puntos realmente decisivos en la vida política y social de Guerrero, como es el caso del puerto de Acapulco, que es con el turismo el gran motor económico.”, publicó Sinembargo.

En ese sentido, Eduardo Guerrero Gutiérrez, de El Financiero señaló que: “La sombra de la tragedia de Iguala, y de la ineficacia y abusos de las últimos gobiernos, han marcado la contienda electoral. De dientes para afuera, todos los candidatos se deslindan del exgobernador Ángel Aguirre y niegan cualquier relación con el exalcalde de Iguala y su esposa. Sin embargo, los dos contendientes con posibilidades de ganar –del PRD y del PRI– representan, en algún sentido, la continuidad de las cúpulas tradicionales de Guerrero. El PRD sufrió un duro golpe meses antes de que iniciaran las elecciones. El senador Armando Ríos Piter –una figura ascendente dentro de la izquierda que hubiera sido el candidato natural a la gubernatura– optó por bajarse del carro. Cosa rara en un político, Ríos Piter no alegó motivaciones personales para dejar la contienda, sino que reveló públicamente que la dirigencia del PRD le había pedido ponerse de acuerdo con el grupo de Ángel Aguirre para alcanzar la candidatura, cosa que le resultó inaceptable; sentenció Ríos Peter.”

Por su parte, Laura Chinchilla, jefa de la Misión de Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos en México (OEA), condenó las acciones violentas realizadas por la CNTE y la Ceteg, en su intento por boicotear los comicios del próximo 7 de junio; en ese sentido, Chinchilla, lamentó que un grupo minoritario pretenda debilitar a la autoridad electoral y castigar a los ciudadanos con derecho a votar, sólo para tratar de resolver demandas de carácter gremial.

 

 

Redacción. Huellas de México


Comparte
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *