mayo 28, 2015 By Huellas de México

Relegan de Concacaf a Compeán, amigo de acusados de FIFA

Comparte
  •  
  • 20
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    20
    Shares

Miami, EEUU, 28 de may.- Gran hermetismo y tensión se percibe en torno a la Federación Mexicana de Futbol (FMF), quien se está comportando de manera muy extraña, ante lo que podría ser el mayor caso de corrupción en la historia del deporte más popular del mundo, lo cual amenaza con cambiar drasticamente al organismo que monopoliza el futbol profesional a nivel mundial.

Apenas se cumplen 24 horas de que el WSJ y el NYT publicaron la primicia acerca de la ola de detenciones de altos funcionarios de FIFA, que estaba por realizar la policía de los Estados Unidos en conjunto con las autoridades policiales en Suiza, lo cual se concretó horas después, generando una enorme serie de acontecimientos que amenazan con desestabilizar el futbol mundial.

 

Concacaf en el ojo de uno de los huracanes.

El FBI ha detallado que particularmente son dos los grandes temas de corrupción los que están investigando; uno, la corruptela de altos funcionarios del futbol mundial, quienes bajo la mesa habrían subastado su voto para determinar a los organizadores tanto de mundiales a realizar (Rusia 2018 y Qatar 2022), como algunos que ya se han realizado, como el de Sudáfrica 2010. Además de una segunda área de investigación, la cual gira en torno a la corrupción de altos funcionarios de la  Confederación de Fútbol de Norte, Centroamérica y el Caribe (Concacaf) y de la Conmebol, quienes nuevamente fueron sobornados, a cambio de concesiones televisivas y de patrocinio.

La Concacaf, organización futbolística a la que pertenece México, ha sido severamente sancionada, pues se han girado órdenes de aprensión contra Jack Warner, ex presidente de Concacaf y vicepresidente de FIFA, así como Jeffrey Webb, quien era el actual presidente del organismo, del cual el segundo a bordo es el mexicano Justino Compeán, el vicepresidente.

Y no solo contra ellos; también se ha girado orden de aprehensión contra Eduardo Li, el presidente de la Federación de Futbol de Costa Rica, quien pertenece al mismo grupo político de Compeán, y quien también era el representante de la federación ante la FIFA.

 

El cucharón de Televisa

Cabe recordar que México, al haber sido durante mucho tiempo la potencia futbolística de la zona, siempre ha tenido gran parte del control de la Concacaf; particularmente a través de las empresas que dominan también el balompie nacional, una de ellas Televisa, quien siempre se ha encargado de tener bajo su control al organismo.

Justino Compeán tuvo una larga trayectoria como directivo de Televisa, desde donde se desempeñó por más de 15 años, hasta que comenzó a ocupar posiciones políticas, aunque igual para favorecer a la empresa. Compeán ha sido presidente del Estadio Azteca, del Necaxa y por supuesto de la FMF.

Asimismo comenzó a escalar puestos políticos en Concacaf, hasta ocupar desde 2011 la vicepresidencia del organismo, sustituyendo a Guillermo Cañedo White, el anterior vicepresidente de Concacaf, hijo de Guillermo Cañedo de la Bárcena, fundador de Televisa, junto con Emilio Azcárraga Milmo. Cañedo White antes también fue presidente del América y alto funcionario de Televisa.

La legión Televisa en Concacaf, y particularmente Justino Compeán, pertenecen al mismo grupo político de Webb y Li, cuyas candidaturas apoyaron, además de tener una estrecha relación. Están documentadas decenas de reuniones y comidas informales que tuvo Compeán con los funcionarios señalados por corrupción, por lo que es una gran interrogante, hasta donde estuvo involucrado y que tanto sabía; es difícil pensar que el vicepresidente del organismo no estaba enterado de las olas de dinero ilegal, los cuales seguramente también desfilaron frente a su escritorio.

Por ejemplo, uno de los muchos encuentros entre Compeán y Li, fue una comida informal, invitada por el funcionario mexicano, donde se reunió con el costarricense para hablar «de la importancia del partido» de México vs El Salvador en las eliminatorias de 2014, como relató la crónica de Radiotrece. Lo curioso es que precisamente ese partido, meses después se puso en evidencia que fue amañado, lo cual fue descubierto por fiscales salvadoreños, quienes investigaron y sancionaron el caso, en lo que ha sido la mayor sanción en el futbol de dicho país por un caso de corrupción en el futbol.

Cabe señalar que es conocido que en la Concacaf dominaban dos alianzas políticas, la encabezada por Estados Unidos y funcionarios como Sunil Gulati, y la mexicana encabezada por la legión Televisa representada por Compeán, a la cual pertenece Webb y Eduardo Li, como él mismo reconoció en entrevista en 2013, tras haber votado por Justino para encabezar el Comité Ejecutivo de la Concacaf.

 

 

No le otorgan a Compeán presidencia que por ley debería asumir

Ya en altas horas del miércoles, en la sede central de la Concacaf en Miami, se realizó una breve ceremonia para informar de la ascensión de un presidente interino que ocupará el lugar de Webb, y aunque se esparaba que Compeán fuera nombrado, finalmente el hondureño Alfredo Hawit Banegas, fue quien tomó protesta.

Cabe señalar que este nombramiento » no concuerda con los estatutos de la Concacaf, toda vez que su artículo 32, inciso 11, relativo al comité ejecutivo, especifica que en caso de quedar vacante el puesto de presidente, ‘el vicepresidente con más años de servicio asumirá el cargo hasta la celebración del siguiente congreso ordinario'», como describe la agencia Apro.

Aplicando los estatutos Compeán debió haber sido nombrado presidente, al ser vicepresidente de la región de Norteamérica desde 2011, mientras que Hawit, apenas en 2013 asumió la representación de Centroamérica.

Y aunque curiosamente Compeán había anunciado hace unos días su inminente «jubilación» de la FMF, el cargo de la vicepresidencia en Concacaf para el cual fue reelecto, se mantenía vigente.

Aún no se aclaran los motivos para excluir a Compeán, no obstante hay diversos indicios que apuntan a que se está tratando de proteger algo.

Así lo expresa también la FMF, quien de forma particular emitió unicamente un mínimo comunicado para advertir que no expresará ningún posicionamiento acerca de las acusaciones de corrupción contra FIFA y Concacaf, actitud muy distinta a los pronunciamientos emitidos por el resto de confederaciones nacionales y mundiales del futbol, todas ellas han salido a manifestar su rechazo a la corrupción, poniéndose a disposición de las instancias judiciales, para aclarar los casos y castigar a los culpables, por el bien del deporte.

Así lo han manifestado incluso federaciones como las de Brasil y Costa Rica, quienes tienen funcionarios con órdenes de aprehensión; no obstante resulta curiosa la actitud temerosa y hermética de la federación mexicana.

 

El títere Webb

Cabe señalar que Jeffrey Webb, quien hasta hace unas horas era el presidente de Concacaf, es solo un títere al frente del organismo.

El sentido común indicaría que el presidente de Concacaf debe ser algún destacado deportista o bien, algún funcionario comprometido con el deporte que haya tenido logros destacados al menos en su país; no obstante el caso de Webb es particular, pues se trata solo de un empresario de un paraíso fiscal sin ningún mérito ni desarrollo futbolístico: las Islas Caimán.

Con todo respeto para la isla, pero la realidad es que el futbol jamás se ha desarrollado en Islas Caimán, quien tiene un equipo un tanto más amateur que cualquier equipo llanero de latinoamérica.

No obstante, haber puesto al frente del organismo continental, a un empresario conocedor de todas las mañas del paraíso fiscal, era ya de por sí un mensaje muy grande de los perversos intereses que rondan en las corporaciones futbolísticas nacionales e internacionales.

 

 

Raúl Flores Durán
Huellas de México

 

 


Comparte
  •  
  • 20
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    20
    Shares

COMMENTS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *