mayo 27, 2015 By Huellas de México

Renovado bloque México-Brasil, gigantes de Latinoamérica

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ciudad de México, 27 de may.- Brasil y México están logrando conjuntar una nueva alianza que podría abrir una nueva era en América Latina, donde las dos más grandes economías han externado sus intenciones de estrechar los lazos, para impulsar en conjunto el desarrollo de ambos países.

Los dos gigantes que se encontraban de espaldas, se están dando ahora la vuelta para encontrarse, como describieron Enrique Peña Nieto, presidente de México, y la mandataria de Brasil, Dilma Rousseff, quien realizó una importante visita de estado a tierras aztecas, mientras atravieza en su país una de las más grandes crisis políticas, ante la denuncia colectiva de las principales fuerzas de Brasil, quienes exigen su dimisión por un escándalo de corrupción.

No obstante Dilma intentó olvidar sus problemas en Brasil, con una intensa actividad en tierras aztecas, donde ha participado en diversos foros y encuentros con el presidente de México, con quien se han firmado al menos siete documentos entre acuerdos y memorandos de entendimiento en temas como el comercio, tecnología, turismo, inversiones, servicios aéreos y medio ambiente.

«Destaca la ampliación del Acuerdo de Complementación Económica ACE 53, a través del cual se ampliarán las mercancías libres de arancel, con la mira puesta en duplicar en los próximos 10 años el comercio bilateral que hoy asciende a más de nueve mil 200 millones de dólares anuales», como subraya Excelsior.

Los mandatarios señalaron también que uno de los objetivos es duplicar el intercambio comercial, actualmente de 9 mil 200 millones de dólares, en un plazo no mayor a una década. Destaca el Acuerdo de Cooperación y Facilitación de las Inversiones, que da mayor certidumbre a inversiones recíprocas, como señala Milenio.

Uno de los encuentros de la agenda bilateral fue la clausura del Encuentro empresarial México-Brasil, donde los industriales también intercambiaron con los mandatarios, opiniones positivas que podría generar una relación más solida entre México y Brasil; «este proceso de transformación es una avenida mas para fomentar una relación de beneficio mutuo entre Brasil y México», afirmó Valentín Diez Morodo, presidente del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, como relata la crónica de Televisa.

Otro de los temas donde se presume un mayor acercamiento es en el sector energético, como describe ElInformador, citando las declaraciones de la presidenta de Brasil, quien reiteró que Petrobras, por su experiencia y capacidades técnicas, podría ser un gran apoyo para la industría energética mexicana, particularmente en el Golfo de México. De igual forma la Rousseff afirmó que Pemex, también es una empresa bienvenida en Brasil, reiterando que ya existen en marcha diversos acuerdos de cooperación.

La renovación de las relaciones bilaterales está teniendo también incidencia a nivel mundial, el diario ElPaís, describió como históricas las nuevas relaciones, pues se estaría conformando un bloque con gran poder económico en la zona; «el giro acordado por Rousseff y el mandatario mexicano, Enrique Peña Nieto, es incipiente y aún carece de masa crítica suficiente para hacer girar los goznes continentales, pero tiene la virtud de situar en el mismo carril a dos naciones que suman el 62% del PIB de la zona, el 58% de sus exportaciones y el 55% de su población», relato el diario español.

No obstante también se subraya en el prestigioso diario europeo que ambos presidentes no se encuentran en gran momento, en Brasil la economía y la política se han vuelto inestables, mientras que en México los escasos avances económicos y los escándalos de corrupción, han mermado la credibilidad de las instituciones; «Con un presidente en horas bajas, la crisis del petróleo ha aletargado su economía y postergado al menos dos años sus previsiones de crecimiento fuerte. A la euforia de las reformas estructurales que inauguraron el mandato de Peña Nieto, ha seguido el desencanto de los ajustes y los escándalos inmobiliarios». publica este miércoles el artículo de Jan Martínez Ahrens.

Mientras tanto en Brasil las principales cuatro fuerzas opositoras presentaron una denuncia formal contra la presidenta Rousseff, como describe la agencia Telam; «Las fuerzas opositoras señalan a Rousseff por un «delito de responsabilidad» por unas maniobras fiscales realizadas por su gobierno en 2013 y 2014 para que las cuentas públicas se enmarcaran dentro de las previsiones del Ejecutivo.»

 

Redacción. Huellas de México


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *