abril 10, 2015 By Huellas de México

Sale Korenfeld de Conagua por imagen, pero corrupción sigue impune

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ciudad de México, 10 de abr.- David Korenfeld, quien era considerado uno de los funcionarios de mayor confianza y cercanía con el presidente Peña Nieto finalmente fue sacrificado tras su grosa cadena de errores que generaron más dudas y suspicacias ante un accionar de evidente abuso de poder.
No obstante hay múltiples opiniones que abogan porque esto no se convierta en caso cerrado; así lo manifestaron varios legisladores del PAN y del PRD, quienes solicitaron que la investigación se mantenga abierta hasta llegar a las última consecuencias, como relata la crónica de LaJornada.

«Hubo una conducta ilícita que debe repararse y el titular de la Función Pública, Virgilio Andrade, debe empezar a demostrar que está ahí para aplicar la ley, no para proteger a los amigos del titular del Ejecutivo», opinó el senador panista Fernando Herrera.

Por su parte el diputado perredista Roberto López Suárez señalo:

‘‘Este acto de evidente descrédito del gobierno. Porque no se asumió que el exceso de Korenfeld afectaba la imagen gubernamental y se le despidió de forma inmediata. Lo que ha sucedido ha dejado un sabor amargo a la opinión pública, porque al ahora ex funcionario se le permitió renunciar como si solamente hubiese cometido una gracejada’’

Aunque uno de los señalamientos más serios fue el realizado por diversas organizaciones ambientalistas, algunas de gran peso internacional como Greenpeace, Freshwater Action Network (Fanmex), Comda, Agua para Todos, Agua para la Vida y Alianza Mexicana Contra el Fracking quienes ante la salida de Korenfeld emitieron un comunicado para pedir que no cambie unicamente la dirigencia, sino también todo el modelo privatizar y de apropiación industrial del agua en nuestro país, estrategia que estaba intentando implementar el ex titular de Conagua, aunque no había podido concretar del todo.

«El ahora ex director de la Conagua abanderaba el fortalecimiento de un modelo basado en la privatización de los servicios de agua potable y saneamiento, la construcción y la concesión de grandes y costosas obras de infraestructura hidráulica para promover el trasvase de grandes volúmenes del líquido y privilegiar el uso industrial por encima del derecho humano al recurso»

Por su parte el líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador también se manifestó al respecto, señalando que no bastaba con la renuncia de Korenfeld, y pidió también la renuncia de Peña Nieto, al incurrir en mayores casos de corrupción al permitir el enriquecimiento de sus amigos mediante millonarias licitaciones públicas, como describe José Antonio Román.

«Dijo que si realmente se quisieran combatir estas prácticas, el primero que debería renunciar sería el mismo Enrique Peña Nieto y su secretario de Hacienda, Luis Videgaray por “aceptar sobornos” de empresarios que han sido beneficiados con contratos multimillonarios de obra pública».

Incluso columnistas oficiales como Ciro Gomez Leyva, aplaudieron la decisión, la cual, a diferencia del «affaire» de Angélica Rivera y la Casa Blanca, esta vez se habría tomado la elección acertada manifestó.

A cinco meses de distancia, los hechos enseñan que el descrédito sigue manchando a Angélica Rivera. Que cada aparición suya viene acompañada por las secuelas de la casa. La primera dama se volvió carne de cañón de la prensa “seria” y la prensa “basura”, como vimos el martes en un programa de Telemundo. Nadie está para entender el drama de quienes en vida se han convertido en símbolos de oprobio ante los ojos de sus semejantes, escribió, en una de sus novelas Ignacio Padilla. Impecable.

 

 

Redacción. Huellas de México


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *