abril 9, 2015 By Huellas de México

Narco, violencia, crispación social, árbitro electoral postrado, partidos bribones, ensombrecen panorama electoral 2015

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ciudad de México, 9 de abr.- Las elecciones intermedias de este sexenio están resultando poco alentadoras para los votantes, así lo manifiestan diversos analistas, quienes partiendo de un órgano electoral carente de legitimidad, denotan todo un proceso plagado de mañas, malos manejos, inequidad y falta de responsabilidad política; y por si fuera poco se ha convertido en un delito no confiar en ellos, pue a partir de estas elecciones se ha convertido en un crimen, manifestarse a favor de no votar, por increíble que parezca.

 

El elector en México, se ha convertido en un simple comensal que solo puede elegir entre unas cuantas opciones, determinadas por los mismos partidos añejos en el poder, quienes forman parte de en un ineficaz sistema político, como analiza René Delgado de Reforma.

Con el reciclado de cuadros que, en más de un caso, deberían tener por destino la inhabilitación o descalificación política, priistas, panistas y perredistas mandaron un desalentador mensaje a la ciudadanía: la visión patrimonialista de la política, donde la condición ciudadanía se reduce a la de elector, limitado a escoger del menú preestablecido por ellos mismos. La selección de candidatos por parte de esos partidos no refleja una toma de conciencia del divorcio con la ciudadanía como tampoco del hartazgo frente a las prácticas relacionadas con la compra del voto, la asociación con el crimen, la corrupción o el uso indebido de recursos gubernamentales en actividades partidistas o, incluso, personales.

 

Resulta también muy cuestionable el hecho de penar la inconformidad con el sistema político, como si este fuera perfecto y no hubiera motivos para buscar algo diferente; la autoridad electoral comenzará a castigar con multas y hasta con cárcel a quienes llamen a no votar, como describe Publímetro.

Cárcel de seis meses hasta los tres años y sanciones económicas que van de los 50 a 100 días de multa, serán impuestos a partir de hoy (inicio de campañas electorales) hasta el 7 de junio, a quien se abstenga o llame a no votar por algún candidato, partido político o coalición, así lo esclarece la nueva ley electoral que fue aprobada el año pasado.

 

Aunque habrá que ver en que terminan estas ocurrencias del INE, pues hay muchos que están convocando a no votar y no se les ve muy afligidos al INE o a la Fepade para asegurar el cumplimiento de su ley; habrá que ver sin van a encerrar al EZLN o a los padres de los normalistas desaparecidos que están convocando a no votar abiertamente como narra m-x.

Las elecciones en Guerrero “representan una distracción de lo ocurrido en iguala en esa fecha y lo único que garantizan es que el caso se olvide; por eso hacemos un llamado a que la gente se mantenga informada”, afirmó el representante de los padres de los normalistas de Ayotzinapa, Melitón Ortega.

 

Esto a pesar de que el árbitro electoral Lorenzo Córdova, afirmó que el INE no escatimará en aplicar la ley, como retoma ElUniversal.

La autoridad, por su parte, no tendrá filias ni fobias al aplicar la legislación y garantizó que habrá absoluta objetividad e imparcialidad.

 

Y es que la crisis de confianza ha costado ya incluso diversos incidentes a la autoridad electoral, quien en estados como Guerrero, ya ha sido agredida por ciudadanos inconformes. Uno de los casos fue el ocurrido hace unos días en Tlapa, Guerrero, como menciona AztecaNoticias. Y aunque el INE condenó los hechos ocurridos, reconoció que tendrá que replantear su estrategia de seguridad, pues ya son varios los incidentes registrados, como señala ElFinanciero.

Sobre estos hechos, el vocal Ejecutivo de la Junta local del Instituto Nacional Electoral (INE), David Alejandro Delgado Arrojo, informó que la institución a su cargo replanteará las estrategias de seguridad de los funcionarios electorales.

 

No obstante, apenas inician las campañas y ya hay señalamientos de especialistas que ven al órgano electoral cansado y sobrecargado, como recopiló la periodista Carina García, en voz de varios especialistas, a pesar de que el instituto apenas cumplió su primer año de vida.

“El INE vive desafíos inéditos y enorme necesidad de aprendizaje… ojalá este proceso electoral le sea de utilidad al instituto y a nosotros para que salga airoso, y que la experiencia sirva para unas elecciones de 2018 impecables”, dice Mauricio Merino, profesor-investigador del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) y ex consejero del IFE.

 

De igual forma hay quien contempla poco realistas las reglas del INE, las cuales se cumplen solo en ocasiones, hasta por los mismos partidos, como analiza Liébano Sánez de Milenio.

Las reglas del juego imponen restricciones poco realistas en materia de financiamiento; asimismo, una modalidad de fiscalización que privilegia el control sobre los objetivos de transparencia, no consigue ni lo uno ni lo otro, menos aun cuando el tope de gasto de campaña es escasamente factible. Por lo mismo, las finanzas de las elecciones corren más allá de los canales formales y bases legales. Tampoco el modelo comunicacional responde a los objetivos de informar a los electores sobre las propuestas disponibles y la excedida campaña de promocionales poco contribuye a la cultura ciudadana y al votante informado.

 

Más de uno opina también que el problema está desde el origen, donde quedó marcado el carácter tendencioso de los consejeros electorales, como publica en su editorial ElUniversal.

La fórmula de designación de consejeros electorales vía cuotas cumplió su objetivo en 1994 y 1996, cuando el PRI era el partido hegemónico. Pero en 2003, con un Congreso plural, el PRD quedó fuera de la negociación y con ello se perdió la confianza ganada tras las elecciones de 1997 y 2000. Luego de la dolorosa experiencia del conflicto poselectoral de 2006 los propios partidos políticos debieron aprender la lección, mas no lo hicieron. Dos veces más recurrieron a las cuotas y el resultado está a la vista.

 

Por este motivo no es de extrañar el descontento social, y que este año haya sido precisamente el INE; el que fue quemado en los barrio de Tepito como el judas traidor del 2015, como narró LaJornada.

Integrantes del colectivo ‘Los Olvidados de Tepito’ enjuiciaron y quemaron al Judas, que en este Sábado de Gloria representó al Instituto Nacional Electoral (INE), en castigo por dilapidar los impuestos de los mexicanos, en un país que “ni siquiera tiene crecimiento”.

 

 

Redacción. Huellas de México


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *