enero 8, 2015 By Ulises Navarrete

OCDE confía en crecimiento económico de 4.0% en México

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

CIUDAD DE MÉXICO.- México se ha convertido en el mayor reformador de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en los últimos dos años, aunque con modificaciones adicionales en ciertas áreas reforzaría su crecimiento..
En este sentido, el organismo que dirige José Ángel Gurría proyecta una notable mejoría en el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de México a casi 4.0 por ciento en 2015 y de 4.2 por ciento en 2016, desde una tasa estimada de 2.6 por ciento para el año pasado.
En el Estudio Económico de México 2015, la OCDE prevé que las reformas complementarias podrían ir más lejos para resolver los cuellos de botella estructurales que persistan, pues con la adopción de mejores prácticas sería posible aumentar el crecimiento potencial “en otro punto porcentual anual”.
Consideró que estas reformas adicionales, incluidas la judicial, de salud y la agrícola, aumentarán aún más el crecimiento, al calcular que estos cambios incrementarían el avance del PIB en un punto porcentual.
Además, la OCDE plantea que si el audaz y ambicioso paquete de reformas estructurales derivadas del Pacto por México es aplicado de manera plena, se impulsará el crecimiento del país en el mediano plazo.
“Si estas reformas se implementan a plenitud, podrían aumentar la tendencia del crecimiento del PIB per cápita anual en un punto porcentual durante los próximos 10 años.
La OCDE opina que el Pacto por México es un audaz paquete de reformas cuya finalidad es mejorar las condiciones económicas, impulsar el crecimiento y reducir la informalidad.
De esta manera, recomienda concentrarse en implementar cabalmente el paquete de reformas bajo una atenta supervisión al más alto nivel político y afianzar la calidad de la capacidad administrativa y de la gobernanza en todos los órdenes de gobierno.
También recomienda mejorar y simplificar el acervo actual de regulaciones, así como su calidad, a niveles local, estatal y nacional, así como eliminar gradualmente las restricciones a la propiedad y al traspaso de tierras ejidales y, al mismo tiempo, brindar más apoyo al ingreso rural y al acceso al financiamiento.
El organismo internacional indica que el elevado nivel de desigualdad ha conducido a muchas familias a la pobreza, con poco acceso a educación y a atención médica de calidad, lo cual afecta las perspectivas de crecimiento de largo plazo.
Sin embargo, reitera que “las reformas recientes ayudarán”, por lo que sugiere mejorar la equidad y la eficacia del gasto en educación mediante su reorientación hacia la educación preescolar, primaria y secundaria, así como concentrarse en mejorar la calidad de la docencia.
La OCDE propone además expandir al máximo el nuevo programa Prospera, de transferencias de efectivo para ayudar a sus beneficiarios a ampliar sus capacidades, concluir sus estudios, incorporarse al sector formal y conseguir empleos bien remunerados.
En su estudio económico sobre México, la OCDE incluye recomendaciones adicionales, como promover clústers industriales de alta tecnología, con vínculos con universidades y mecanismos de inversión en etapas iniciales, así como atender las regulaciones prevalecientes en materia de telecomunicaciones, que -apunta- condicionan el acceso al mercado a esquemas de reciprocidad.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *