Más de 22,000 desapariciones forzadas en México

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Ciudad de México a 14 de noviembre.- Ante los legisladores de la Comisión Especial del caso Ayotzinapa, el presidente del Grupo de Trabajo de Desapariciones Forzadas o Involucradas de Naciones Unidas, Ariel Dulitzky,alertó  que en México no hay un marco normativo, ni una política pública integral que se ocupe de la prevención, investigación, sanción y reparación de las víctimas de desapariciones forzadas. Al respecto, Dulitzky señaló: “No puede ser que México sepa más cuánta cantidad de petróleo exporta, que cuánta cantidad de personas ha sido desaparecida forzadamente”.

Asimismo, el representante de la ONU indicó que las políticas que se apliquen deben guiarse sobre los cuatro 4 ejes: verdad, justicia, reparación y las garantías de no repetición; “Esto significa establecer la suerte y el paradero de todos los desaparecidos forzadamente en México, no sólo la de los 43 estudiantes, sino de los miles de casos que siguen abiertos”, añadió Dulitzky.

A su vez, la Fuundec, un colectivo de organizaciones agrupadas en la Asociación Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos refiere que aunque México es parte de la Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas, “en la mayoría de las denuncias que se presentan –más de 22,000 en el país, según han sido reconocidas recientemente por la Secretaría de Gobernación– no existen mecanismos efectivos de búsqueda, identificación de restos, protección de familiares y sujetos procesales, así como de identificación y sanción de los responsables, entre otros. Por otra parte, no hay coordinación ni mecanismos trasnacionales que garanticen acciones de búsqueda e investigación para los casos de personas migrantes desaparecidas”.

En ese sentido, luego de que federales e integrantes de la Policía Comunitaria de la Costa Chica localizaron 11 fosas en el municipio de Iguala, Guerrero con 30 cuerpos cuyas identidades no coinciden con el ADN de los jóvenes; se identificó el cuerpo de Jesús Quemada Parra, quien fue enterrado en una fosa clandestina con su cartera, en la cual llevaba tres tarjetas bancarias que medio quemaron junto con su cuerpo. Por lo que, de no ser por lo ocurrido el pasado 26 de septiembre contra los estudiantes de Ayotzinapa, seguiría sin identidad.

Por su parte, Emilio Rabasa, embajador de México ante la OEA, indicó que el grupo interdisciplinario de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos tendrán la facultad de revisar las acciones hechas por parte del Estado Mexicano en los hechos del 26 y 27 de septiembre en Iguala. Asimismo, el pacto de la CIDH con México se ampliará a otros casos de desapariciones forzadas.

 

 

Redacción. Huellas de México

ComparteShare on Facebook1Tweet about this on Twitter0Share on Google+0Email this to someone

Written By Redacción Huellas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *