noviembre 11, 2014 By Huellas de México

Los Abarca fueron detenidos en Veracruz: insiste Solalinde

Comparte
  •  
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    5
    Shares

Ciudad de México, 10 de nov.- Lo que hace unos días parecía solo un rumor que terminó siendo desmentido, ahora vuelve a generar inquietud en los medios y las redes sociales; se trata del lugar y momento reales de la captura de José Luis Abarca y su esposa, María de los Ángeles Pineda Villa.

 

La versión del hotel de Xalapa, Veracruz

Una de las más tajantes afirmaciones de que la pareja que gobernaba Iguala fue capturada en Veracruz, proviene del premio nacional de derechos humanos, Alejandro Solalinde, quien ha afirmado en varias entrevistas, que fue informado por testigos que la captura se realizó en el estado de Veracruz, y no en Iztapalapa como ha venido afirmando el gobierno mexicano.

El reconocido activista calificó como un «montaje», la captura de José Luis Abarca en Iztapalapa, afirmando que el gobierno federal está manipulando las acciones en función exclusivamente de sus intereses políticos.

Cabe recordar que Solalinde fue el primero en afirmar de manera categórica la versión que también fue adoptada posteriormente como la oficial por el gobierno mexicano sobre el destino de los estudiantes, es una interrogante si volverá a ocurrir.

El padre manifestó que «hay personas muy cercanas» que le han dicho que los Abarca fueron detenidos en Veracruz, no obstante considera que se sembró intencionalmente a los acusados en Iztapalapa por meros intereses políticos.

 

No es nueva la versión

Lo extraño del caso es que no se trata de la primera afirmación de que fueron capturados en Veracruz, la primera vez que se afirmó de manera seria tal hipótesis fue el pasado 23 de octubre, fecha en la que varios medios de circulación nacional, incluido Excelsior, dieron por un hecho la captura de los Abarca precisamente en Xalapa, la capital veracruzana.

Inclusive las reporteras de EjeCentral, Maria Idalia Gómez e Itzel Reyes, publicaron un reportaje afirmando que se tenían varias fuentes oficiales quienes confirmaron en un inicio la captura de los Abarca «en un hotel ubicado en el primer cuadro de la capital veracruzana, a unos metros de la Secretaría de Finanzas».

Las periodistas afirmaron también el informe de «altos funcionarios» que señalaron que tenían varios días siguiendo los movimientos de Abarca, quien habría sido rastreados desde Puebla.

Días más tarde el periodista Raymundo Riva Palacio, en el mismo medio publica un artículo detallando que fueron tres las fuentes de inteligencia y dos políticas, las que habían confirmado la captura de los Abarca en Veracruz; destacando el hecho de que es prioritaria la transparencia en un caso tan delicado como este.

«Qué desgracia es esta realidad mexicana, donde la incredulidad abreva de las contradicciones de las propias autoridades, que se manejan en un mundo lleno de opacidad y sospecha, ante la falta de un verdadero Estado de Derecho», concluye el periodista, quien otorga aún al estado el derecho a explicar el porqué de las contradicciones.

Cabe señalar que las sospechas de manipulación de la captura han llegado incluso al congreso, diputados federales como Manuel Rafael Huerta Ladrón de Guevara, militante de Movimiento Nacional de Regeneración (Morena) y Uriel Flores del PRD, han manifestado en la cámara baja los indicios que existen de que la pareja Abarca fue capturada en Veracruz, añadiendo que se está dando un manejo político al caso.

 

Se multiplican las sospechas

Cabe recordar también el testimonio del delegado de Iztapalapa, Jesús Valencia, quien en varias entrevistas ha puesto en entredicho la versión oficial del gobierno federal, negando incluso la existencia de las supuestas grabaciones con las que se había descubierto un comportamiento sospechoso en la joven Noemí Berumen.

Diversos expertos también analizan los detalles inusuales de la captura de los Abarca, pues más allá del origen de las extraordinarias y aún inexplicables grabaciones del momento de la supuesta captura, resalta también que a los Abarca no se les ve durante su detención «con la adrenalina que luego de la entrada a mazazos de policías federales encapuchados, uno esperaría hallarles a flor de piel», como analiza Héctor de Mauleón en ElUniversal; por el contrario se les nota agotados pero bastante tranquilos.

Tampoco la reacción de la policía es la que se esperaría de alguien que acaba de atrapar a las personas más buscadas del país, quienes aún no son ni siquiera esposadas y tranquilamente paracen dar un recorrido por sus improvisados apostentos.

Al respecto del origen de las imágenes, también se desatan sospechas, pues como analiza Aurelio Contreras de Etcétera, «que se sepa, en los operativos de la Policía Federal y la Procuraduría General de la República no se dan concesiones a quienes van a ser detenidos para que estén’presentables’ cuando son fotografiados o, como sucedió en este caso, videograbados durante su aprehensión para luego filtrar a los medios las imágenes».

Parece que es otro caso que el gobierno federal tendrá que explicar a detalle, si no quiere que los rumores terminen por volver a encontrar la verdad primero.

 

 

Raúl Flores Durán


Comparte
  •  
  • 5
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    5
    Shares

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *