noviembre 3, 2014 By Huellas de México

Marcha y Paro Nacional por Ayotzinapa, se articula la revuelta

Comparte
  •  
  • 9
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    9
    Shares

Ciudad de México, 3 de nov.- El día de ayer se celebró en la normal rural Isidro Burgos, la III Asamblea Nacional Popular (ANP), encuentro de más de 70 organizaciones sociales, quienes están articulando todo un movimiento nacional encaminado a hacer justicia social ante las brutales agresiones contra estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa.

El objetivo primordial es la localización con vida de los 43 estudiantes desaparecidos desde el 26 de septiembre pasado, para lo cual se está trazando todo un plan nacional de protesta para exigir justicia.

 

Acciones que plantea la ANP

En la reunión del día de ayer, se ratificó el acuerdo para continuar con la toma de municipios, proponiendo la creación consejos municipales populares, por medio de los cuales se busca organizar el gobierno popular además de impulsar guardias comunitarias y ciudadanas.

Otra de las acciones planteadas es un juicio político público en contra de Enrique Peña Nieto, Emilio Chuayffet y Juan Díaz de la Torre, el cual se realizará el próximo 15 de noviembre en la plancha del zócalo capitalino.

La asamblea acordó una vez más insistir en catalogar este hecho como un «Crimen de Estado, un delito de Lesa Humanidad, por lo que como tales deben ser juzgados, José Luis Abarca, María de los Ángeles Pineda, Felipe Flores, Iñaki Blanco Cabrera, Ángel Aguirre Rivero, Enrique Peña Nieto, Miguel Ángel Osorio Chong, Jesús Murillo Karam, entre otros», afirmaron en sus resolutivos.

Las organizaciones participantes desconocieron también al gobierno interino de Rogelio Ortega e hicieron un llamado a desaparecer los poderes en la entidad.

 

Unión con estudiantes

Una de las acciones que más destaca, es que la ANP se ha articulado ya con la Asamblea Interuniversitaria, organización estudiantil que abarca a las mayores universidades del país, y quienes el día sábado acordaron un paro nacional de tres días que comenzará a partir de este miércoles 5 de noviembre.

La ANP acordó unanimemente sumarse al llamado de los estudiantes, para una fuerte jornada internacional de protesta este miércoles 5 de noviembre, además de promover un día de acciones unitarias por la presentación de los 43 estudiantes el 10 de noviembre próximo.

Cabe señalar que fue la Asamblea Interuniversitaria quien envió una comitiva a Ayotzinapa, para invitar a la ANP a sumarse al plan de acción de los estudiantes, lo cual finalmente se concretó.

 

Radicalización del conflicto

Las tensiones siguen subiendo de tono conforme pasan las horas, los estudiantes de Ayotzinapa acusan que el gobierno federal continúa su embestida contra la escuela rural, al cortar arbitrariamente el suministro de recursos que recibía la escuela, pretendiendo ahogar las aspiraciones de los inconformes.

No obstante la ANP sigue recibiendo cada vez más apoyo del exterior; por lo cual han incrementado sus acciones, las cuales están coordinando para avanzar en «el bloqueo a las empresas trasnacionales, la toma de los edificios públicos de los tres poderes de los gobiernos municipales, estatales y nacionales, toma de los medios masivos de comunicación, toma de puertos y aeropuertos, toma del Instituto Nacional Electoral (INE), declarando que si no aparecen nuestros compañeros no habrá elecciones para el próximo año», como ratificaron en su anterior asamblea.

La ANP también reiteró que su movimiento es pacífico, por lo cual se deslindan de la quema de edificios y demás acciones violentas que se han registrado en diversas ciudades.

Paralelamente en Iguala comenzó este lunes la marcha 43×43, la cual pretende llegar desde la ciudad guerrerense hasta la capital del país.

Mientras tanto los estudiantes sobrevivientes siguen dando entrevistas en medios nacionales e internacionales; algunos incluso afirman que «ya se consideran muertos», aún así están dispuestos a luchar contra lo que califican un crimen de estado. Muchos de ellos insisten en la complicidad del gobierno mexicano, a través de su ejército, quien no hizo nada para evitar los asesinatos y desapariciones, e incluso colaboró con la represión a los estudiantes.

El asunto se ha vuelto una cuestión de estado, la agencia Apro afirma que documentos en su poder, provenientes de los servicios de inteligencia nacionales, afirman que existe preocupación y movilización de personal militar, debido a las sospechas que hay en torno a la alianza que se está gestando entre grupos guerrilleros, quienes han reactivado sus filas y están llamando a la movilización nacional. Incluso en el caso del EPR, afirman tajantemente la inmiscusión del Ejército Mexicano en la desaparición de los estudiantes.

 

Las investigaciones

Este lunes se volvieron a reunir familiares de los desaparecidos de Ayotzinapa con autoridades federales sin que se registren avances significativos al respecto.

Los familiares molestos abandonaron las instalaciones de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Chilpancingo, reclamando que no se tenía avances.

Al evento acudieron el titular de la Comisión Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido; el subsecretario de Gobernación, Luis Enrique Miranda; el comisionado de la Policía Federal, Enrique Galindo; así como la subprocuradora de derechos humanos de la PGR, Eliana García, y Eduardo Sánchez, vocero de la Presidencia de la República.

Los padres de familia aprovecharon para insistir en el tema de los sobornos con los cuales pretendían silenciarlos el gobierno de Ángel Aguirre.

 

 

Raúl Flores Durán
Huellas.mx


Comparte
  •  
  • 9
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    9
    Shares

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *