octubre 30, 2014 By Redacción Huellas

72 horas con Ayotzinapa continúan protestas

Comparte
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

Ciudad de México a 30 de agosto.- Mientras que el presidente Enrique Peña Nieto afirmó que: «No cabe el menor resquicio para la impunidad en Ayotzinapa», al señalar que se renovarán los esfuerzos para localizar a los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero; por su parte, los padres de familia de los estudiantes víctimas de desaparición forzada salieron decepcionados del encuentro con el mandatario; al respecto, señalaron «No se da cuenta el gobierno de Peña de que el sufrimiento no se negocia»; «Desconfiamos de él; si no puede dar resultados, que venga la CIDH; «Quienes se los llevaron tienen uniforme de una corporación oficial»; ‘‘Todo el esfuerzo del Estado, pero para nosotros nada’’; no encuentran a nuestros hijos, mucho menos nos dicen nada que nos venga a alentar que están cerca del objetivo’’, lamentó Felipe de la Cruz, uno de los padres de familia.

Por su parte, los diputados de la comisión parlamentaria que investiga el secuestro de 43 estudiantes normalistas en Guerrero acordaron reunirse con el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos, luego de considerar que soldados del Ejército mexicano fueron omisos al defender a los alumnos de la normal “Isidro Burgos”. Al respecto, el legislador Ricardo Mejía Berdeja, indicó: “Es con la intensión de profundizar sobre la omisión del Batallón 27, con sede en Iguala, los días 26 y 27 (de septiembre) cuando se presentaron los hechos”. Además, los integrantes de la comisión buscan reunirse con los sobrevivientes del caso Iguala para darle seguimiento al tema; en ese sentido, los legisladores viajarán en próximos días a Guerrero, en donde sostendrán un encuentro con el gobernador interino Rogelio Ortega Martínez.

A su vez, representantes del gobierno de México y de familiares de los 43 estudiantes desaparecidos en Iguala buscan concretar ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) la integración de un grupo de expertos que complemente y valide la investigación del caso.

De acuerdo con un comunicado del Ejército Popular Revolucionario (EPR) publicado en Proceso, «los 43 normalistas desaparecidos fueron entregados a militares en misión contrainsurgente, lo que confirma que el caso Ayotzinapa es “un crimen de Estado con motivaciones políticas, dirigido contra jóvenes activistas de la Federación de Estudiantes Campesinos de México (FECSM)”. Al respecto, de dicha afirmación el EPR refiere: «la cercanía geográfica del 27 Batallón de Infantería con las tumbas clandestinas, situación que “comprueba una vez más el origen de la mano criminal (y) reafirma que los autores materiales de estas ejecuciones extrajudiciales es el mismo Ejército federal en coordinación con los demás cuerpos policiaco-militares-paramilitares”.

Mientras tanto en Guerrero siguen apareciendo cementerios clandestinos, en ese sentido fueron hallados los cadáveres de 13 personas en un cerro de la comunidad indígena nahua de Ocotitlán, municipio de Zitlala, en la Montaña Baja de Guerrero, a unos 100 kilómetros de Chilpancingo, informaron fuentes del gobierno estatal.

Por lo que, las protestas continúan por la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa; al respecto, en Michoacán, estudiantes normalistas saquearon camiones de agua y refrescos; en Veracruz, alumnos universitarios tomaron varios centros comerciales y en Guerrero maestros de la CETEG tiraron dos puertas de la Casa Guerrero e ingresaron una camioneta en llamas. Asimismo, estudiantes de la UAM tomaron las instalaciones de radio y denunciaron que el gobierno federal pretende criminalizar a los estudiantes normalistas de la escuela Isidro Burgos.

Además, como parte de las 72 horas por la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos la noche del viernes 26 de septiembre en Iguala, Guerrero. En Oaxaca, alrededor de 74 mil maestros de la Sección 22 iniciaron hoy un paro de 72 horas en las 14 mil escuelas de los 11 niveles educativos y bloquean los accesos al aeropuerto internacional de Oaxaca.; en ese sentido, alrededor de mil estudiantes y maestros de las Facultades de Ciencias Químicas y Economía de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG) marcharon desde ciudad Universitaria al Zócalo de la ciudad, en demanda de la presentación con vida de los 43 jóvenes de Ayotzinapa desaparecidos desde el 26 de septiembre.

Asimismo, en Chiapas la sección 7 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), inició un paro de 72 horas para exigir la presentación con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en Iguala, Guerrero. A su vez, en Pachuca, unos 100 estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN) tomaron la caseta de la Autopista que va a la capital del País, y permiten el paso a vehículos sin el pago del peaje. Mientras que en una marcha multitudinaria, aproximadamente 10,000 estudiantes de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) marcharon en Culiacán exigiendo la presentación con vida de los estudiantes de Ayotzinapa.

Por su parte, Pedro Echeverría considera que «la burguesía mexicana (gobernantes, empresarios, ‘poderes fácticos’, medios de información) ha comenzado a lavarse las manos ensangrentadas con los 43 cuerpos de estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, al parecer, asesinados. Ha iniciado echándole la culpa del genocidio al exalcalde de Iguala y al grupo delincuencial de “Guerreros Unidos” que opera en el estado. ¿Qué pasará con el exgobernador de Guerrero, las fuerzas que comanda y su partido político, así como con Peña Nieto que, en última instancia, es el responsable primero de las fuerzas armadas y de lo que pasa en el país? Al parecer, como desde hace siglos, no pasará nada.

Cabe destacar que desde que los estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa emprendieron movilizaciones de protesta, por el asesinato de tres compañeros y la desaparición forzada de otros 43, a manos de la Policía Municipal de Iguala, el gobierno estatal de Guerrero suspendió completamente el abasto de víveres para alimentar a los alumnos de este internado del sector público, así como el pago de las becas que, mensualmente, deben entregar las autoridades a los 520 jóvenes que se forman para convertirse en maestros de primarias rurales.

 

 

Redacción. Huellas de México


Comparte
  •  
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *