octubre 29, 2014 By Ulises Navarrete

Revelan nuevo hallazgo en Teotihuacán

Comparte
  •  
  • 9
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    9
    Shares

CIUDAD DE MÉXICO.- La directora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Teresa Franco, reveló un nuevo hallazgo en Teotihuacán, Estado de México.
Durante las labores de rescate en el Templo de la Serpiente Emplumada, investigadores del INAH descubrieron una ofrenda con miles de objetos en un túnel que al parecer es la representación metafórica de la concepción del inframundo.
En conferencia de prensa, el arqueólogo Sergio Gómez informó que «se está explorando lo que podría ser un depósito funerario».
Los especialistas señalaron que a 18 metros de profundidad y 103 de distancia de la entrada del túnel, bajo esta pirámide se observa una ofrenda con esculturas labrada en piedra, así como puntas de lanza y cuchillos de obsidiana, entre otras piezas.

8 LA OFRENDA SE ENCONTRO JUSTO DEBAJO DE LA CU-SPIDE DEL TEMPLO DE QUETZALCO-ATL

Después de cinco años de trabajo, los integrantes del proyecto Tlalocan (Camino bajo la tierra, en náhuatl), financiado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia, llegaron al final del túnel y están asombrados con lo que encontraron.
«Es increíble», dice Sergio Gómez, mientras guía hacia lo que siempre pensó que sería la cripta de los antiguos gobernantes de la que fuera conocida como la «Ciudad de los Dioses», la primera gran metrópoli de Mesoamérica.
La temperatura va bajando a medida que se desciende. La humedad crece. Unas tablas preservan el suelo del túnel, enlodado. «Quisieron recrear el mundo exterior, por eso escavaron hasta el manto freático, para que también hubiera ríos», explica Gómez.
Gracias a un georradar y tecnología láser se tuvo una idea de la estructura del túnel. Luego introdujeron un robot para que explorara entre las grietas. Más tarde otro más sofisticado para llegar más allá. Solo en Egipto se había hecho algo parecido, aunque en menor escala.
Teotihuacán se extiende a lo largo de 23 kilómetros cuadrados, de los que se ha excavado en torno al 5%. En su momento de esplendor llegaron a vivir aquí hasta 200 mil personas de distintas procedencias y etnias.
Tres impresionantes pirámides, la del Sol (una de las más grandes de Mesoamérica), la de la Luna y la de la Serpiente Emplumada, ubicada en la plaza de la Ciudadela, eran los edificios emblemáticos de una ciudad meticulosamente planificada y obsesionada con la orientación.


Comparte
  •  
  • 9
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    9
    Shares

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *