septiembre 3, 2014 By Huellas de México

El nuevo Aeropuerto de la CDMX con imagen futurista de Fernando Romero y Norman Foster

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

CIUDAD DE MÉXICO.- Fernando Romero, yerno del empresario Carlos Slim, será uno de los dos arquitectos encargados de diseñar el nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, el cual fue anunciado por el presidente Enrique Peña Nieto durante el mensaje con motivo de su II Informe de Gobierno.
Extraoficialmente, los ganadores para realizar el proyecto son el arquitecto británico Norman Foster y el mexicano Fernando Romero.

Romero es dueño de la empresa FR-EE, Fernando Romero Enterprise, encargada del diseño del Museo Soumaya de la ciudad de México.

Cabe señalar que en su oportunidad Arturo Elías, portavoz de Carlos Slim, comentó en mayo pasado que el diseño presentado por Foster y Romero fue uno de varios consorcios propuestos.
En el mensaje del Presidente, Peña Nieto afirmó que el nuevo aeropuerto tendrá seis pistas y movilizará hasta 120 millones de pasajeros.

Fernando Romero Havaux
Este arquitecto de 42 años y originario de la Ciudad de México ha consolidado una carrera con impresionantes diseños alrededor del mundo, diseños que le han valido una serie de reconocimientos por su belleza y funcionalidad.

Es hijo de María Cristina Havaux Aspe y Raúl Romero Zenizo y está casado con Soumaya Slim Domit, la hija del magnate Carlos Slim.

Su biografía indicia que es bisnieto del desarrollador mexicano Alejandro Romero Lesbros, que fue pionero en el desarrollo de varios municipios y distritos de recreación en la ciudad de México durante las décadas 1920, 1930 y 1940. Su abuelo Raúl Romero Erazo y su padre continuaron con el negocio familiar. Estudió arquitectura de 1991 a 1995 en la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México, fungiendo también como presidente de la Sociedad de Alumnos.

En 1995, después de graduarse, Fernando Romero se unió a la oficina de Office for Metropolitan Architecture (OMA), en Rotterdam, Holanda.

En 1999, Fernando Romero fue Líder de Proyecto y responsable de la obra ganadora Casa da Música en Oporto, Portugal. Situado en un terreno considerado patrimonio por la Unesco, el emblemático edificio ha sido reconocido como un lugar internacional distinto de las artes escénicas y un hito para la ciudad de Oporto. Tras su apertura en 2005, el New York Times describió el edificio como «una de las salas de conciertos más importantes construidas en los últimos 100 años».

En 2012, Fernando Romero se desempeñó como profesor invitado de la Universidad de Columbia en Nueva York. Es miembro del American Institute of Architects (AIA) y del Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México (CAMSAM).

Fernando Romero fundó FR-EE en la Ciudad de México en el 2000, cuyo trabajo está fuertemente ligado a la investigación y los estudios del contexto-terreno. El trabajo de FR-EE es muy amplio y comprende una variedad de escalas, programas y morfologías ubicados en todo el mundo.

Los premios para Fernando Romero y FR-EE durante la última década han sido: “Honorary Fellowship” por el American Institute of Architects; Americas Property Award (2012); 50 Pioneros Creativos (2012) por la revista Fast Company; “Movers and Shakers” (del 2011) por la revista Fast Company; 50 personalidades de México 2011; Premio Red Dot: Best of the Best 2006, Premio “Young Architects”, y reconocimiento del Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México en el 2009 entre otros.

Fernando Romero también es responsable de crear el Museo Soumaya en la ciudad de México, una obra arquitectónica encargada por Carlos Slim para honrar la memoria de su esposa Soumaya Domit.

Norman Foster
En tanto, Norman Foster es un arquitecto británico de 79 años, famoso por la creación de más de 70 obras en el mundo, como el Estadio Wembley, de Londres, y el Al Faisaliyah Center, de Arabia Saudita.

Estudió arquitectura en la Universidad de Mánchester y obtuvo después una beca para proseguir sus estudios en la Universidad de Yale. De regreso en Inglaterra, Foster trabajó durante un tiempo con el arquitecto Richard Buckminster Fuller y fundó en 1965 el estudio de arquitectos Team 4, junto con su primera esposa Wendy, Richard Rogers y la esposa de éste, Sue. Dos años más tarde el nombre del estudio fue cambiado y quedó en Foster and Partners.

Los proyectos iniciales de Foster se caracterizan por un estilo «High-tech» muy pronunciado. Más adelante las líneas de sus edificios se suavizan y desaparece en buena parte ese carácter técnico llevado al extremo. En todo caso, los proyectos de Foster y sus socios llevan un marcado sello industrial, en el sentido de que emplean en los edificios elementos que se repiten multitud de veces, por lo que son fabricados en lugares alejados de la obra. Frecuentemente se diseñan componentes para un edificio ex profeso, reflejando con ello un estilo de buena manufactura.

Foster fue armado caballero en 1990 (Sir Norman Foster) y en 1997 se le confirió la Orden de Mérito. En 1999, La reina Isabel II le otorgó el título nobiliario vitalicio de Barón Foster de Thames Bank (Lord Foster of Thames Bank). En julio de 2010 fue uno de los 5 miembros de la Cámara de los Lores que renunció a su escaño para evitar, en cumplimiento de una nueva ley, fijar su residencia fiscal en el Reino Unido.3 4 El título de caballero (lord) lo conservó, porque es vitalicio.

También ha recibido varios premios importantes de arquitectura, como la medalla de oro del instituto americano de arquitectura, el prestigioso premio Pritzker en 1999 y el Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2010.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *