agosto 13, 2014 By Ulises Navarrete

Advierte Banxico efectos indeseable con alza en mínimos; silencio sobre aumento a precios

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Para el Banco de México, un incremento arbitrario en el salario mínimo puede provocar “resultados indeseables”, como más inflación, despido de trabajadores o aumento de la informalidad.

Nuevamente, el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, comentó los efectos que ocasionaría ajustar los salarios mínimos, aunque en ningún momento habló del alza indiscriminada a los precios en cadenas como WalMart, Sams, Chedraoui o Comercial Mexicana, por decir algo, aunque los precios del huevo y el azúcar siguen al alza.

En la presentación del Informe trimestral de inflación, abril-junio 2014, comentó que es bueno debatir la forma en cómo aumentar el salario mínimo, como han planteado algunos actores políticos, pero estimó que la mejor forma es con base en la productividad del trabajador.

Por ello, aseguró el gobernador del instituto central que hay que concentrarse en implementar bien las reformas estructurales recién aprobadas, que son las que provocarán que aumente la productividad y, con ello, que de manera sostenible pueda aumentar el salario.

“El debate es bueno, habrá que analizarlo, estos comentarios tienen la intención de que abonen a ese debate, pero cuando se busca no respetar relaciones básicas en la economía, los resultados que se obtienen no son los deseables”, alertó el banquero central.

Señaló que la inquietud del Banxico respecto a este debate del aumento en el salario mínimo es que se dé con base en la productividad y dichos ingresos salariales sean sostenibles.

«No le debe quedar duda a nadie que en el Banxico y prácticamente en cualquier dependencia pública, nuestro principal objetivo es que todos los mexicanos tengan el mejor bienestar, el mayor ingreso, obviamente eso necesita mayor empleo y crecimiento económico», expresó.

Señaló que la labor más importante del Banxico al procurar inflaciones bajas y estables es buscar preservar el salario real de la gente, es decir, que el salario mantenga su poder adquisitivo; su misión es maximizar el de todas las familias mexicanas.

Asimismo, Carstens advirtió que este aumento hace que las remuneraciones del trabajador sean mayor a su productividad, las empresas pueden tomar tres decisiones que en su opinión «son indeseables»:

La primera, que las empresas decidan trasladar ese aumento en costos a los precios, lo que generaría más inflación y «de alguna manera derrota el objetivo de aumentar el salario real de las personas».

La segunda sería correr al trabajador o no contratar a otro adicional, lo que también es sumamente inconveniente.

Y, por último, que el empresariado evada el salario mínimo, pese a que la ley diga que tiene que pagar más, lo «va a aumentar la informalidad», pues al no cubrir el minisalario lo más probable es que tampoco pueda mantener al trabajador en todas las instituciones de seguridad social.


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

haber si entendí si aumentan el mínimo la economía se colapsa (aunque ya esta paralizada desde hace un año) pero si aumentan los precios como lo hacen por los gasolinazos,entonces la economía esta por buen camino?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *