agosto 10, 2014 By Huellas de México

Salario Mínimo, el debate nacional

Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ciudad de México, 10 de ago.- En días recientes se ha intensificado el debate nacional acerca del salario mínimo, el cual comenzó con la propuesta del PAN de poner el tema en consulta popular, de manera que se de un replanteamiento del mismo; el PRD no se quedó atrás y también está impulsando su propuesta desde la capital del país, no obstante hay otros actores menos optimistas que consideran un grave riesgo tal decisión.

 

Los en contra

Uno de los primeros en alzar la voz contra la iniciativa fue el presidente del Banco de México, Agustín Carstens, que afirmó: «A nosotros nos preocupa el posible impacto inflacionario de esa medida», porque mientras los incrementos a los salarios no estén acompañados de productividad se puede generar inflación, afirmó.

Por su parte tanto la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) como el Servicio de Administración Tributaria (SAT) reiteraron que la mejor forma de incrementar los salarios es por medio de la productividad y no con alzas al salario que no estén sustentadas.

También el secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, consideró que para que exista un aumento en el salario mínimo, el Congreso de la Unión debe legislar para desvincularlo de los factores inflacionarios, ya que de lo contrario «se perjudicaría a los trabajadores».

Algunos sindicatos como el la CTM, también han solicitado mayor seriedad al tema, en voz de su líder Edmundo García Román, quien afirmó que el PAN y el PRD no tienen ni idea de como funciona el salario mínimo; “El otro es Miguel Ángel Mancera, que ha estado hablando de los salarios mínimos y, sinceramente me dan la impresión de que ninguno, ninguno de los dos sabe ni como se fija, ni cuál es el procedimiento ni nada”.

Y aunque el Instituto Mexicano de Ejecutivos Financieros (IMEF) reconoce que de 1979 a la fecha, el salario mínimo ha registrado una pérdida de más del 70 por ciento, consideró que el debate debe estar alejado de asuntos políticos; «sin embargo lo que nos preocupa es cuando hay un cierto debate político», afirmó el presidente del IMEF, Daniel Calleja, quien también insistió que no se puede dejar de lado el tema de la productividad.

Por su parte el director general del Centro de Análisis y Proyecciones Económicas para México (CAPEM), Antonio Castro Quiroz, así como la directora del Centro de Análisis Económico del Tecnológico de Monterrey, afirmaron que subir el salario de los trabajadores de forma desproporcional, terminaría impactando al consumidor, quien terminaría pagando dichos aumentos; «para pagarles más a los trabajadores, los empresarios tendrían que buscar alternativas para obtener esos recursos adicionales derivados del incremento. La alternativa inmediata para conseguirlos es aumentar el precio de los productos y servicios que compra la gente todos los días».

 

 

Los a favor

Este fin de semana, el coordinador de los senadores del PAN, Jorge Luis Preciado, ha detallado la pregunta que plantea lanzar el PAN en la consulta popular del 2015: «¿Estás de acuerdo en que la Ley Federal del Trabajo establezca que la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos fije un nuevo salario mínimo que cubra todas las necesidades de una familia para garantizar al menos la línea de bienestar determinada por el CONEVAL?», con ello se busca recuperar el bienestar de las familias mexicanas, afirmó el senador.

Por su parte el coordinador de los diputados del PAN, Luis Alberto Villarreal, rechazó a través de un comunicado «la visión simplista de aquellos que ven en el salario mínimo un simple indicador jurídico», debido a la gran cantidad de reglamentos que se tendrían que modificar; «lo más importante es que es una variable para estimular el empleo, la capacitación y la riqueza social de México», señaló.

El presidente del PAN, Gustavo Madero, señaló que su partido ya se encuentra realizando la labor para reunir más de 1 millón 600 mil firmas, correspondientes al 2 por ciento de la lista nominal de electores, para que la solicitud de consulta popular proceda.

Madero afirmó que se busca un resultado que sea vinculante y obligue a la Comisión Nacional de Salarios Mínimos a fijar un ingreso que permita solventar las necesidades básicas.

Por su parte el PRD también ha lanzado su propuesta, desafiando incluso al debate; ésta semana el jefe de gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera inauguró los trabajos de un foro para analizar y replantear el tema del salario mínimo, idea que compartió con mandatarios de sudamérica, en su visita de esta semana.

Mancera señaló que para 2015, el Distrito Federal podría consolidar su propio sistema de salarios mínimos, el cual actualmente está establecido por la Comisión de Salarios Mínimos, la cual el PRD propuso eliminar en San Lázaro.

También en la cámara baja, legisladores del PRD retaron al presidente de la república, a vivir con el salario mínimo, «para que vea lo que se siente».

Este domingo el senador Barbosa respaldó las conclusiones del Observatorio de los Salarios Mínimos, que estableció que el salario diario de los trabajadores debería ser al menos de 548 pesos.

Al respecto, el secretario de Desarrollo Económico del DF, Salomón Chertorivski, adelantó que el último día de agosto, el jefe de capitalino, presentará a gobernadores y autoridades federales la propuesta terminada con el primer incremento y la gradualidad que debe seguir el alza del salario mínimo, además de reiterar que el salario diario debería ser de entre 80 y 800 pesos.

El secretario consideró viable el aumento en el salario, aunque señaló que debe ser gradual; Chertorivski además desafió a Carstens y Videgaray, señalando; “hay estudios que demuestran que no ha habido efectos inflacionarios”, afirmó en la Expo Crece tú Empresa del ITAM.

 

 

Cobertura. Huellas de México


Comparte
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

COMMENTS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *